General Motors apoyará la economía de Estados Unidos y a Donald Trump

general motors

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca no ha estado exenta de polémicas. Hace unos meses el nuevo presidente de los Estados Unidos prácticamente, declaraba una “guerra” a México con sus declaraciones. Pero este país no fue el único que recibió un “rapapolvo” por parte del magnate.

También muchas empresas, sobre todo del sector automovilístico, se vieron “amenazadas” en el momento que Trump “invitó” a estas multinacionales a fabricar sus productos en Estados Unidos. Por el contrario, tendrían que hacer frente a fuertes aranceles.

Ante la posibilidad de la imposición de estas medidas, la respuesta de General Motors no se hizo esperar. El mayor fabricante de automóviles del mundo, cuya sede central está ubicada en Detroit comunicó públicamente que realizará una inversión adicional de 1.000 millones de dólares en sus fábricas de producción estadounidenses.

General Motors también tiene varias sedes en México, donde en un principio tenían pensado aumentar la fabricación. Sin embargo, con la suculenta invitación de Donald Trump, la compañía ha cambiado de opinión trasladando así la mayor parte de la producción a Estados Unidos.

Michigan, el mayor punto de fabricación de automóviles

Tras la decisión tomada por los dirigentes de General Motors, su sede situada en Detroit, en Michigan, se convertirá en una de las principales fábricas del mundo en la producción de automóviles, debido a la cuantía adicional que la compañía invertirá en la fabricación de coches en Estados Unidos.

Con todo ello, General Motors estima que creará alrededor de 7.000 puestos de trabajo nuevos, aunque la inversión también irá destinada a la fabricación de nuevos modelos de automóviles, así como de aparatos con tecnología avanzada que se incluirán en los mismos.

De igual modo, gracias a este dinero se renovarán un gran número de componentes para que los vehículos de General Motors estén completamente actualizados y sean los mejores del mercado.

Además, la presidenta y consejera delegada de la entidad, Mary Barra explicó que la sede de Michigan será la elegida para la fabricación de nuevos ejes que formarán parte de la próxima generación de modelos “pick-up”.

Esta iniciativa aumentará en 450 empleados la plantilla actual, lo que supone trasladar a Estados Unidos un gran número de puestos de trabajo que se encontraban ubicados en México.

Más beneficios para Estados Unidos

La realidad es que la decisión que ha tomado General Motors beneficiará notablemente la economía del país norteamericano. En 2016 la empresa ya anunció que invertiría en Estados Unidos casi 3.000 millones de dolares para llevar a cabo los procesos de fabricación de sus automóviles. Ahora, han decidido añadir a esta cuantía 1.000 millones adicionales.

Además, en sus declaraciones, Barra recordó que en los últimos cuatro años, General Motors ha creado casi 25.000 empleos nuevos lo que ha supuesto una inversión de alrededor de 3.000 millones de dólares en relación a sueldos, así como al pago de impuestos, entre otras actividades económicas que han beneficiado al país que preside en la actualidad Donald Trump.

beneficios para estados unidos

Añadiendo que desde la entidad, se ha apostado por el crecimiento en Estados Unidos pues esta nación la consideran como su mercado local. Todo ello ha provocado el aumento considerable de puestos de trabajo en el país, ya que la compañía ha hecho recortes entre las plantillas ubicadas en otras regiones, en unos 15.000 empleados.

También ha supuesto un aumento en el número de concesionarios y subidas tanto en los proveedores como en las ventas en el sector automovilístico en general. De igual modo, los accionistas se han visto beneficiados con la toma de esta decisión.

El sector automovilístico crecerá notablemente

La realidad es que con las nuevas medidas adoptadas por parte de los dirigentes de General Motors, Estados Unidos se convertirá, en los próximos años, en uno de los países donde el sector automovilístico esté más en alza.

La fabricación de los productos de esta compañía en el país, aportará grandes beneficios económicos debido a las ventas de estos vehículos, entre otras cosas. Además, ayudará a crear un gran número de puestos de trabajo entre los ciudadanos estadounidenses, puesto que se espera un aumento considerable en las plantillas llegando a alcanzar la suma de 5.000 empleados más.

En definitiva, para gestionar nuestras inversiones en este año 2017 no estaría de más que tuviéramos en cuenta el papel que van a adoptar cada vez más empresas dando su apoyo a la industria norteamericana bajo el mandato de Trump.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *