¿Gastos de las hipotecas?

Las hipotecas es uno de los productos bancarios que más gastos conlleva en su gestión. Porque al importe demandado que habrá que devolver con sus correspondientes intereses, hay otros con lo que generalmente no se cuentan. Pero que sin duda que hará encarecerá el coste final de esta vía de financiación para la compra de una vivienda. Incluso algunos de ellos no tendrán nada que ver con la hipoteca en sí, si no con sus gestiones administrativas. Hasta el punto que no tendrás más remedio que pagar entre un 2 % y 5 % sobre el importe presupuestado.

Las hipotecas, a diferencia de las líneas de crédito más convencionales, generan una serie de desembolsos que van más allá de su mera formalización. Puede provocarte algún que otro susto en el momento de afrontar su regularización ante la entidad financiera. Por este preciso motivo es muy importante que conozcas los gastos que se derivan de su contratación. Para que de esta manera, no tengas ninguna sorpresa negativa una vez suscrito el crédito hipotecario. Porque en algún que otro caso, puede llegar a desajustar el presupuesto que tienes destinado a cada año.

Desde este escenario general, será muy conveniente que analices a donde va a ir a parar tu dinero cuando vayas a comprar una casa o apartamento. No pienses que solo tendrás que abonar los intereses, porque realmente  no es así. Las hipotecas presentan unos gastos que están repartidos a través de una serie de apartados muy diversos y que hace de este producto financiero uno de los más expansivos del mercado financiero. En este sentido, no tienen nada que ver con los créditos para el consumo o personales. Habrá unas diferencias muy claras que tendrás que tenerlas en cuenta a partir de estos momentos.

Contratación de hipotecas: comisiones

Desde luego que las comisiones es la primera partida que requerirá de un mayor esfuerzo económico por tu parte. Esta clase de tasas puede ser de diversa naturaleza, aunque no en todos los casos se aplican en su totalidad. Las de estudio, apertura, subrogación o cancelación anticipada son algunas de las más habituales en su comercialización. Con un importe que varía en función de la propuesta de cada entidad bancaria, pero que generalmente oscila entre el 0,5 % y 2 % sobre el importe demandado. En este sentido, será muy importante que te informes cuáles son las comisiones que incluye a la hipoteca que vas a contratar.

De todas formas, en estos momentos y debido al abaratamiento en el precio del dinero es muy habitual que las nuevas hipotecas estén exentas de este pago. Al estar comercializadas libre de estas tasas bancarias y con unos mejores diferenciales con respecto a las de otros años. Hasta el punto que en la actual oferta hipotecaria puedes encontrar líneas de crédito de estas características por debajo del 1 %. Esta es una de las principales consecuencias de que el índice de referencia europeo, el Euribor, esté en mínimos históricos. Concretamente en situación negativa y cotiza en los mercados financieros en el -1,62.

¿Cuánto te puede suponer?

Como consecuencia de su aplicación, las comisiones en las hipotecas te pueden generar una subida en el dinero que tendrás que destinar para satisfacer la compra de una vivienda. A título orientativo, para una hipoteca de 100.000 euros, te supondrá un gasto adicional en torno a 2.000 euros que obligatoriamente tendrás que asumir al firmar el contrato con el banco. No en todos los créditos implica el mismo gasto, sino que deberás buscar el modelo menos expansivo en esta clase de gastos.

Por otra parte, y de manera opcional, también está el gasto que te supondrá la contratación de un seguro para el hogar. No en vano, te ayudará a protegerte de las posibles contingencias que puedan originarse. Como por ejemplo, daños por agua, rotura de cristales o incluso los daños a terceros. De todas formas, la única póliza que será obligatoria es la de incendios. Con un coste anual de entre 100 y 500 en función de las coberturas que contemple este producto. Todas las restantes no se te exigen su suscripción. A no ser que sea un requisito para bonificar el tipo de interés que te aplicarán por este producto financiero.

Gestiones administrativas: más gastos

No pienses que con estos gastos que te explicado hasta ahora se ha acabado el desembolso que tendrás que asumir por alguna de las hipotecas suscritas. Porque no es así, ya que requieren de una clase de gestiones muy especiales y que te vamos a explicar a partir de estos momentos. Todos ellos se derivan de gestiones o trámites administrativos ligados a la compra de un inmueble y que en siempre son necesarios de formalizar. Uno de los más importantes es el que se tiene como punto de referencia a las escrituras. A través de varios modelos como los que et indicamos a continuación.
  • El contrato de compraventa o de arras: es necesario para que el inmueble pase al nuevo titular y que deberá formalizarse ante notaría.
  • Escrituras de la casa: en este caso su necesidad de firmarlo vendrá de que es uno de los requisitos básicos para proteger tus derechos como comprador.

En ambos casos, no tendrás otro remedio que acudir al notario para que lo puedas tener disponible junto a otros documentos. En cualquier caso, será otra fuente de gastos en la compra de un piso. Aunque en esta ocasión, los honorarios de los notarios son de libre asignación. No obstante, para una operación medio tendrá un desembolso que variará entre 400 y 1.000 euros.

Otros gastos adicionales

También están presentes otra serie de desembolso que no tendrás más solución que cumplimentarlos en el momento de iniciar la operación inmobiliaria. Tienen que ver básicamente con la gestión administrativa de este complejo proceso. Desde luego que no será un importe muy exigente, pero que ayudará a que tengas que subir el presupuesto que tendrás que destinar a esta necesidad social. Algunos de los más importantes con los que te mencionamos a continuación.

  • Registro del inmueble: tampoco deberás olvidarte ya que es completamente obligatorio que afrontes la anotación de tu operación en el Registro de la Propiedad. No en vano, será el documento que te ayudará a acreditar que al final eres el nuevo propietario de este bien material. El coste que tendrá esta gestión siempre estará por debajo de 700 euros. Con apenas incidencia sobre el montante global de la operación o transacción económica.
  • Costas de gestoría: se trata de un servicio profesional que se encargará de coordinar todas las fases del proceso que conlleva la adquisición de un bien inmobiliario. Bajo una cuantía que nunca es fija, si no que por el contrario dependerá del acuerdo que llegues con la gestoría. Aunque en cualquier caso, no te supondrá más de 300 o 400 euros. Con la ventaja de que mejorará a que el proceso lo puedes llevar a buen término a través de sus servicios.

Penalizaciones: en especial en incumplimientos

Hay otra serie de gastos muy relevantes que solo se generan si incumples algunas de las cláusulas del contrato. Como por ejemplo, si decides amortizar con anticipación tu crédito hipotecario. Puede que te veas obligado a realizar esta operaciones, pero conociendo que el banco te aplicará una comisión por finiquitar el crédito antes de tiempo. Normalmente te cobran entre el 1 % y 2 % sobre la cantidad que te quede por devolver.

En cualquier caso, será necesario que compruebes si este movimiento te será rentable. Porque no en todas las situaciones te convendrá realizar las bajo estas condiciones. En donde su porcentaje será un factor que pueda propiciar que el gasto de las hipotecas se dispare de una forma completamente no necesaria. Entre otras razones porque podrás variar la cuota mensual para ajustarte a tus necesidades reales como usuario. Sin la necesidad de cancelar prematuramente la hipoteca bajo una fuerte penalización.

Más dinero del previsto

Como habrás comprobado, la contratación de estas líneas de crédito te habrá llevado a que mayores exigencias en tu cuenta corriente de las inicialmente previstas. En unos casos, las podrás evitar, pero en la mayoría de ellas se sumarán el interés que te aplicarán desde tu entidad financiera. En unos niveles que ofrecen serias divergencias, en función de las necesidades de los usuarios. En cualquier caso, supondrá hasta algo más de cinco puntos porcentuales con respecto a las previsiones iniciales.

Son importes que habrá que sumar a la cuantía que implica la contratación de las hipotecas. Según los últimos facilitados por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE) se pone de manifiesto que el importe medio de las hipotecas inscritas en los registros de la propiedad en diciembre (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) es de 137.955 euros, un 5,5 % superior al del mismo mes de 2016.

Otra de las cifras más relevantes que constatan esta tendencia es que el valor de las hipotecas constituidas sobre fincas urbanas alcanza los 3.722,0 millones de euros, un 1,9% más que en diciembre de 2016. En viviendas, el capital prestado alcanza los 2.391,1 millones, con un aumento anual del 2,6 %. A lo que habrá que añadir los gastos que generan este producto. Tal y como has podido comprobar anteriormente y que restará competitividad a sus condiciones.


Categorías

Préstamos

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *