Estrategias de inversión para el último semestre del año

En el momento en que enfilamos el último trimestre año son muchas y diversa naturaleza las dudas que asaltan a los pequeños y medianos inversores en estos momentos. Con la finalidad de conocer si es una buena ocasión para tomar posiciones en los mercados de renta variable o si por el contrario mantenerse en liquidez en la cuenta de ahorro. Es un periodo del año en el que las bolsas de todo el mundo se suelen mover con bastante intensidad, tanto en un sentido como en otro. Por lo tanto, es momento para la precaución y estar al tanto de las oportunidades de negocio que vayan surgiendo en estos meses.

Después de un verano que ha sido excesivamente volátil lo más normal es que los mercados de renta variable vuelvan a la calma. Sin olvidarse que en este periodo del año es cuando se desarrolla unos de los movimientos más alcistas como es el rally de Navidad. En donde los valores se aprecian sensiblemente como fórmula más que tradicional para despedir el ejercicio bursátil. Y que puede servir para que entremos de nuevo en los parques para rentabilizar el dinero de una manera más rápida.

Dentro de este contexto general, vamos a ofrecer algunas normas de actuación para que consigas mejorar tu cuenta de resultados en la parte final del ejercicio 2019. Después de unos meses que no han  sido realmente cómodos para los intereses de los pequeños y medianos inversores. En donde en algunos valores se han depreciado por encima del 20 %. Aunque otra cosa bien diferente es lo que pueda pasar a partir del mes de enero. Pero este aspecto ya será objeto de otros comentarios sobre lo que tienes que hacer en tus relaciones con el siempre complicado mundo del dinero.

Estrategias de inversión: valores revue

Un sistema por el que se decantan buena parte de los analistas financieros es por tomar posiciones en valores que presentan valor. Es decir, que tienen un potencial de apreciación más alto que los restantes. Cotizan a un precio muy barato como consecuencia de las caídas que han desarrollado en este año. Hasta el punto de ser considerados como auténticas oportunidades de negocio por la rentabilidad de sus líneas de negocio. Hay varios valores de estas características en el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35. Como por ejemplo, BBVA, Santander, Telefónica y Mapfre, entre algunos de los más relevantes.

Puede que el  último semestre del año pueda ser una ocasión propicia para entrar en estas propuestas de la bolsa nacional. Porque es mucho el recorrido al alza que tienen en estos momentos y los riesgos son menores que en otras compañías cotizadas. Cotizan ahora con descuentos que no se ajustan a la realidad de sus resultados empresariales y puedes rentabilizarlos, al menos al medio y largo plazo de una manera eficaz y equilibrada. Desde luego que propuestas no et van a faltar para cumplir con esta estrategia en la inversión.

Acciones con altos dividendos

Otra de las estrategias que puedes utilizar en este última parte del año es decantarse por esta clase de valores bursátiles. Es un sistema de inversión que está pensando para los pequeños y medianos inversores con un perfil más conservador o defensivo. Con el objetivo prioritario de ir creando poco a poco una cartera de valores estable de cara al medio y largo plazo. Para que de esta forma, tengas una cartera de renta fija dentro de la variable. Pase lo que pase en los mercados financieros. Porque al fin y al cabo estarás percibiendo un dinero fijo y garantizado todos los meses.

Mientras que por otra parte, tampoco puedes olvidar en estos momentos que los dividendos españoles, son los que más crecen entre los grandes países europeos durante los últimos meses. Hasta el punto de que las retribuciones mundiales han batido un nuevo récord en el segundo trimestre. Un motivo adicional para que te puedas dirigir a estos valores tan especiales de la renta variable nacional. Al igual que puedas conseguir una mejorar en las cotizaciones que tengan en los mercados financieros. Porque en efecto, es mucho el flujo de capital que se dirige a ellos por parte de los inversores más defensivos.

En contra de los ciclos económicos

Todos los pronósticos de los analistas financieros apuntan a que el próximo año, será cuando menos complejo para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Puede ser el pretexto perfecto para que tu dinero se vaya a valores que no estén ligados con los ciclos económicos. Es una de las estrategias más eficaces para afrontar un escenario adverso para los mercados de renta variable. En donde los riesgos serán sensiblemente menores y hasta puede que los rentabilices mejor incluso si los mercados de renta variable bajan en este periodo. No tienes mucho que perder con la aplicación de esta estrategia en la inversión.

Mientras que por otra parte, son valores que no acusarán una excesiva volatilidad. Si no que por el contrario, mostrarán unos precios más estables y con menos diferencias entre sus precios máximos y mínimos. Al fin y al cabo uno de los grandes objetivos de los inversores más defensivos que buscan sobre todo la preservación de sus flujos monetarios y por encima de otra clase de consideraciones más agresivas. Este es en cualquier caso un planteamiento que puede darte muy buen juego a partir de estos momentos. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales.

Sectores consolidados

Otra de las estrategias de inversión que puedes utilizar para el último semestre del año es tomar posiciones en sectores con grandes recursos. Es decir, con líneas de negocio plenamente consolidas desde el punto de vista empresarial. Para que a partir de estos momentos no tengas muchas sorpresas negativas tal y como pasa en los sectores más innovadores de la renta variable. En donde sin lugar a dudas que estás más expuesto a desarrollar pérdidas en tu cuenta de resultados en la bolsa. Por otra parte, dotas de mayor seguridad a tu cartera de valores a través de una serie de valores fuertemente implantados en la economía nacional o internacional.

Desde luego que otra de las aportaciones que genera la implantación de esta estrategia en la inversión es la vinculada con que son activos financieros que no suelen ser muy violentos, tanto en sus subidas como en las caídas. Si no que por el contrario, basan su atractivo en la estabilidad de sus precios por encima de todo. Es otra de las ideas que tienes a mano para emplear en el último semestre del año. Desde luego que te ayudará a proteger tu dinero por encima de otras consideraciones originadas por su análisis técnico.

Bolsas de los países emergentes

Como movimiento más agresivo e innovador está el hecho de que decantes por algunos valores procedentes de los mercados emergentes. Pero no vale cualquiera, sino en aquellos que muestran un mejor aspecto técnico y que pueden tener un mayor potencial de revalorización. Bajo una premisa muy clara y es que deben constituirse en una inversión adicional, no la principal. Y en cualquier caso, bajo cuantías que no sean muy elevadas. En este sentido, puedes encontrar algunas oportunidades de negocio en las bolsas de India, Japón, Rusia o Brasil. Pero con operaciones muy controlados por ti para proteger el dinero.

Por otra parte, estos mercados financieros pueden constituirse en la mejor manera de pasar la transacción negativa en las bolsas principales del mundo. Es cierto que el riesgo es muy alto, pero también el premio que puedes obtener en esta clase de operaciones tan especiales. En este sentido, tienes que saber muy bien cuál es la actividad a la que se dedica la compañía que puede ser objeto de tus compras selectivas a partir de estos momentos. Porque las diferencias entre una y otra suelen ser más que acusadas y representa mucho dinero en las operaciones realizadas. Por este motivo tienes que ser más selectivo que nunca.

Se entra en una fase más lateral

Desde el departamento de análisis de Bankinter ponen de manifiesto que tras las subidas de los primeros meses del año entramos en una fase más lateral en la que viviremos momentos de recortes (como el del mes mayo) y meses de alzas (como este mes de junio que acaba de terminar). “Atravesamos un momento de ausencia de grandes catalizadores y sin embargo, tampoco existen señales de deterioro que nos lleven a pensar que la economía pueda entrar en contracción de manera más o menos inminente”.

De cara a lo que queda de verano y dado el habitual descenso de los volúmenes que se produce en estos meses tampoco deberíamos preocuparnos si tuviera lugar una toma de beneficios en las bolsas e incluso deberíamos interpretarla como una oportunidad para reordenar carteras o incluso comprar alguna oportunidad, apuntan desde la banca comercial. En un diagnostico que es positivo para la toma de posiciones en los mercados de renta variable. Entre otras razones porque no hay alternativas a la bolsa en estos momentos. Debido al poco valor que tiene el precio del dinero.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.