¿Es momento para volver a las bolsas emergentes?

Los datos económicos parecen que son cada vez más negativos, pero pueda ser que ya están descontados en los mercados de renta variable. ¿Esto es así también en las bolsas emergentes? En donde uno de los datos más relevantes es que el crecimiento de China se ha debilitado al ritmo más lento de los últimos 25 años. Mientras que por otra parte, el índice PMI manufacturero de Europa está en su nivel más bajo en seis años. Al igual que el crecimiento económico global puede incluso no alcanzar el 2,2 % a partir de estos momentos, tal y como señalan algunos analistas de los mercados financieros.

Una de las consecuencias de estas actuaciones en las bolsas de todo el mundo es que cada vez estos activos financieros van a ser menos rentable. En parte debido a la disminución en los beneficios de las empresas que cotizan en bolsa. Ante este escenario un tanto errático es normal que buena parte de los pequeños y medianos inversores se pregunten de si es el momento para volver a las bolsas emergentes. Como herramienta para garantizar y rentabilizar sus ahorros, al menos en los próximos doce meses.

Una de las características de los denominados de las bolsas emergentes es que pueden permitir una mayor rentabilidad a las operaciones de compra y venta en los mercados de renta variable. Pero a la ven con un incremento en los riesgos de estas operaciones debido a que puedes perder una parte muy importante de los mismos en muy corto espacio de tiempo. Por tanto, es una opción de riesgo para todos los inversores en donde al fin y al cabo no se pueden predecir los resultados de estos movimientos.

Bolsas emergentes: ¿recomendables?

Uno de los aspectos que deben tener muy claros los pequeños y medianos es que no todas las bolsas emergentes son iguales. Hay diferencias muy sensibles de unas a otros y en una elección acertada puede residir las claves del éxito o del fracaso en nuestras operaciones a partir de estos momentos. Es decir, no es lo mismo la bolsa de China que la de Rusia y hasta pueden mostrar importantes divergencia en la evolución de sus índices. Tal y como se puede constatar en los gráficos de ambas plazas internacionales en estos precisos momentos.

Desde esta perspectiva, uno de nuestros objetivos debe consistir en optar por los mercados de renta variable de naturaleza emergente que cuenten con un mejor aspecto técnico. Es decir, que se estén desarrollando con cierta claridad sobre una tendencia alcista, al medio y largo plazo. Para que se puedan desarrollar nuestras operaciones en bolsa con una mayor seguridad y en cierta forma garantías de éxito en su culminación. En estos momentos un claro ejemplo de estas actuaciones viene representada por la bolsa de India, aunque en cualquier momento puede cambiar su tendencia alcista de fondo.

Riesgos en las operaciones

Hay que mostrar que al operar con estos mercados tan característicos asumes unos riesgos más acusados que en otras plazas internacionales. Uno de los más relevantes es el ligado a la volatilidad en sus precios con una amplia divergencia entre sus precios máximos y mínimo y que incluso puede llegar a niveles del 10 % en algunos de los casos. Otro de sus riesgos más importantes es el que tiene que ver con que sus tendencias bajistas son más acusadas que en los mercados europeos o de Estados Unidos. Con diferencias que llaman la atención a buena parte de los analistas financieros.

Mientras que por otra parte, tampoco conviene olvidarse que las plazas emergentes se distinguen porque pueden suponer una sugerente alternativa ante la falta de respuestas en los mercados de renta variable de los países occidentales. En donde se puede llevar a cabo un cambio de estrategia en la inversión con el objetivo de mejorar la rentabilidad de los ahorros, aunque a costa de incrementar los riesgos en los movimientos llevados a cabo por parte de los inversores minoritas. Que es al fin y al cabo una de sus metas en relaciones con el siempre complicado mundo del dinero.

Mercados que están baratos

En este sentido, hay que indicar que buena parte de los analistas de renta variable han argumentado durante mucho tiempo que los mercados fuera de Estados Unidos están baratos. Pero en los últimos meses se han equivocado en sus predicciones iniciales, y en todo caso puede decirse que en estos momentos todo parece indicar que  las cosas estén cambiando y soplen vientos a favor de las bolsas europeas en el futuro cercano. Pero también a algunos de los mercados emergentes, pero mucho cuidado porque no es a todos. Esto conviene que lo asimilen los inversores para diseñar su estrategia en la inversión  para los próximos 2 o 3 años.

Porque si bien los mercados iberoamericanos son los que presentan los precios más competitivos, no menos cierto que son los que más lejos están de cumplir sus valoraciones por parte de los intermediarios financieros. Otra cosa bien diferente de lo que pasa con la renta variable de la India y los gigantes asiáticos, y que se bien están en un proceso alcista, también están en niveles de sobrecompra muy claros y que pueden retraer a los pequeños y medianos de desarrollar operaciones en estas plazas internacionales. A pesar de que su estado técnico es más que favorable para los próximos meses.

Las aportaciones de los emergentes

De cualquier forma, tomar posiciones en estos mercados de renta variable te llevan aparejada alguna que otra ventaja tal y como vas a comprobar a continuación. Una de ellas es que la rentabilidad que puedes obtener a partir de ahora es más atractiva para tus intereses en el sector de la inversión. Bajo unos porcentajes que se pueden disparar hasta las cifras de los dos dígitos. No en vano, en algunos casos están más rezagados con respecto a las bolsas europeas y americana. Es decir, con un potencial de revalorización más potente.

Otro de los aspectos que debes considerar es el ligado a que se trata de valores que pueden ser muy interesantes para realizar una estrategia en la inversión muy agresiva. Aunque desconozcas la naturaleza de las compañías que cotizan en estas plazas alejadas de tu entorno. Al igual que con un golpe de suerte te puedes hacer con un capital en tu cuenta de ahorro y que puedes alcanzar este deseo si deseas arriesgas un poco más que haciendo en la renta variable española u otras del entorno más próximo. Aunque también te supondrá unas comisiones y gastos en la gestión y mantenimiento más elevados a los que estabas acostumbrado hasta hace unos pocos días.

Aun en periodos bajistas

Los inversores minoristas no tienen por qué renunciar a la renta variable en momentos de incertidumbres económicas o bursátiles, ya que siempre hay oportunidades en bolsa, incluso en los períodos bajistas. Y cuyo éxito pasa necesariamente por seleccionar adecuadamente la apuesta bursátil, lo que se constituye como el primer elemento de dificultad para elaborar una estrategia que incremente nuestros ahorros durante este año. Diversificando el dinero en diferentes áreas de los países emergentes para tratar de limitar las pérdidas en el caso de que la evolución de sus respectivos índices bursátiles no respondan a tus expectativas iniciales.

Mientras que por otra parte, tampoco puedes olvidar el hecho de que estos mercados financieros son más proclives a que realices una profunda revisión antes de abrir posiciones. En este sentido, una potente estrategia que disponen los pequeños inversores para conformar su cartera de valores para el presente ejercicio se basa en el análisis técnico de las compañías cotizantes  en bolsa. Y que pueden generar el punto de partida para tomar posiciones (comprar) en alguna de ellas. Una figura bursátil que ofrece ciertas garantías son los soportes, en cuyos niveles de precios se pueden iniciar las operaciones.

Acudir a los valores infravalorados

La sobreventa de las acciones, por otra parte, sería otro punto de partida para entrar en los mercados bursátiles, ya que estarían indicando que los niveles de distribución estarían terminando y podría iniciarse los contrarios, de acumulación, que conllevaría nuevas compras. Y por último, y de forma más genérica, la tendencia que muestren esas acciones en un momento determinado, y que puede ser alcista, lateral o bajista. Si estuviesen enclavadas en el primer grupo, estarían dando un aviso para que sean objeto de compra por parte de los minoristas.

Otra de las estrategias en la inversión para encarar momentos complicados en los mercados de renta variable se basa en optar por propuestas que te ofrezcan todas las garantías. Es decir, que procedan de líneas de negocio con las que estés habituado a operar en los mercados financieros nacionales. Para que no tengas alguna que otra sorpresa negativa en el periodo de permanencia y que sobre todo sean de valores totalmente contrastados y que no te lleven a cometer algún que otro error en las operaciones abiertas a partir de estos momentos. Al fin y al cabo una de las metas más perseguidas por parte de todos los pequeños y medianos inversores. Porque no puedes olvidar de que es tu propio dinero el que está en juego.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.