¿Es buen momento para entrar en Bankia?

Los inversores pueden seleccionar entre una amplia gama de bancos para rentabilizar sus ahorros en este complicado año para los mercados de renta variable. Una de estas opciones viene representada por un grupo financiero de mediana capitalización como es en estos momentos Bankia y al que algunos analistas financieros apuntan con un elevado potencial de revalorización en el corto y medio plazo. Aunque desde luego no va a ser una decisión exenta de riesgo tal y como vas a poder comprobare en este artículo.

Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 39,2 % respecto a 2017. En términos ordinarios, el beneficio se situó en 788 millones, lo que supone un descenso del 3,4 % respecto a los 816 millones ganados en el ejercicio anterior. Son resultados, que por otro lado, no ha sido bien acogidos por los pequeños y medianos inversores que han  optado por ventas masivas en los mercados de renta variable. Aunque dentro de un contexto muy bajista en los mercados financieros y que puede interpretar esta actuación en los parqués de la renta variable nacional.

Por otra parte, durante el pasado ejercicio, Bankia elevó un 5,5 % el margen de intereses, hasta 2.049 millones de euros (no obstante, de haberse incluido a BMN en la cuenta de resultados de 2017, esta línea caería un 9,6 %). Este puede ser uno de los motivos por lo que estos datos no han sido refrendados por parte de los inversores. En un escenario que no beneficia en nada a los intereses del grupo bancario en general. No en vano, las caídas durante estos días afectan a todas las entidades bancarias, sin excepción de ninguna clase. Hasta el punto de que te puedas plantear si es o no buen momento para entrar en este valor de la renta variable española.

Beneficios trimestrales de Bankia

Goirigolzarri ha mostrado, además, gran confianza en la transformación de la entidad en el año que acaba de iniciarse. “Entramos en el año 2019 con una nueva organización. Una organización pensada para el futuro, una organización mucho más ágil y mucho más ambiciosa. Y eso, desde luego, nos va a dar resultados en el corto, pero también en el medio y largo plazo”. Por su parte, el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, ha puesto en valor que “a lo largo de 2018 hemos crecido en los segmentos clave de nuestro negocio, como el crédito al consumo y la financiación a empresas, en los que hemos aumentado las formalizaciones e incrementado nuestra cuota de mercado”.

Sevilla ha subrayado que se cierra un año “muy importante en todo lo referente a sanidad del balance y al crecimiento de nuestra ratio de capital, que alcanzará el 12,51 % cuando se cierren las transacciones en curso, lo que nos mantiene como una de las entidades más solventes del sector”. Durante 2018, Bankia elevó un 5,5 % el margen de intereses, hasta 2.049 millones de euros (no obstante, de haberse incluido a BMN en la cuenta de resultados de 2017, esta línea caería un 9,6 %). Los ingresos por comisiones se incrementaron un 25,3 % (3,4 % en comparación homogénea) y los resultados por operaciones financieras aumentaron un 11,5%, lo que permitió que el margen bruto avanzara un 11,3 % (cae un 6,3 % con BMN) y se situara en 3.368 millones.

Aumento del dividendo por acción

Con estos resultados, el Consejo de Administración propondrá a la Junta General de Accionistas elevar un 5 % el dividendo por acción, hasta los 11,576 céntimos (11,024 céntimos en 2017). Así, la cuantía total que se abonará a los accionistas de Bankia ascenderá a 357 millones de euros, frente a los 340 millones del ejercicio precedente. El pay-out alcanza así el 50 %.

Con la participación actual del 61,4 % que tiene el FROB en Bankia, este dividendo supondrá un nuevo avance en el proceso de devolución de las ayudas por importe de 219 millones de euros. Así, el total de las ayudas reintegradas tras realizarse el pago, que está previsto en abril, ascenderá a 3.083 millones de euros, de los que 961 millones corresponden a los cinco dividendos abonados desde 2014.

Concesión de créditos

Por otra parte, y en cuanto a la actividad, las formalizaciones de hipotecas crecieron un 6 %, hasta 2.928 millones de euros; en tanto que las de crédito al consumo aumentaron un 13 %, hasta 2.286 millones, y las de financiación empresarial se incrementaron un 13 %, hasta 14.484 millones. De esta forma, el saldo de crédito al consumo subió un 14,1 % y el de empresas, un 4,4 %. Del mismo modo, el banco registró avances significativos en el negocio de los medios de pago.

La facturación de los terminales punto de venta (TPV) creció un 15,2 %, y los pagos de clientes con tarjeta en comercios aumentaron un 12,8 %. Todo ello se tradujo en un nuevo crecimiento en las cuotas de mercado, que se situaron en el 12,39 % en el caso de los TPV y en el 12 % en la de compras con tarjeta.

Por el lado de los recursos de clientes minoristas, finalizaron el año con un descenso del 0,3 %, hasta 147.149 millones de euros. En esta evolución, destacó el comportamiento de los fondos de inversión, que, en un año muy complicado de mercados, incrementaron la cuota en 17 puntos básicos, hasta el 6,55 %.

Con más clientes

El banco elevó en 120.576 el número de clientes durante el ejercicio y aumentó la vinculación, ya que al término del año contaba con 103.000 clientes más con los ingresos domiciliados.

En la base de clientes, se produjo, además, un aumento del ritmo de digitalización, de manera que, a final de año, el 45,4 % de los clientes eran digitales y el 25,8 % de las ventas se realizaron por esta vía, frente al 15,7 % del año precedente. Destacar que el 31,4 % de las concesiones de crédito al consumo se hicieron de forma digital, al igual que el 19,4 % de la contratación de planes de pensiones o el 12,6 % de fondos de inversión.

Dentro de este contexto general, es uno de los grupos financiaros que mejor comportamiento ha tenido en la bolsa durante los últimos años. Por encima de bancos de especial relevancia, como por ejemplo en los casos de BBVA y Banco Santander. No puede olvidarse, por otra parte, que este banco proviene de un grupo financiero con graves problemas y que al principio haya propiciado que buena parte de los pequeños y medianos inversores hayan mostrado ciertos recelos para abrir posiciones en este valor del índice selectivo de la renta variable española.

En torno a 2,50 euros

La valoración en los precios de la entidad bancaria está en torno a los 2,50 euros. Aunque en cualquier caso, uno de sus denominadores comunes es su alta volatilidad y que ha llevado a grandes diferencia entre sus precios máximos y mínimos en buena parte de las sesiones bursátiles. En este sentido, tampoco podemos olvidarnos que tan solo hace unos años el precio de las acciones de este banco comercial era de algo más de la unidad de euro. Esto quiere decir en la práctica que su valoración se ha doblado en este espacio de tiempo.

No obstante, después de las alzas experimentadas en los últimos años no cabe duda de que su potencial de revalorización se ha agotado y ya es mucho más complicado que pueda revalorizarse, al menos como en anteriores ejercicios. Sino más bien lo contrario, que se produzcan importantes correcciones en sus precios y que podría ser aprovechadas para tomar posiciones a unos precios mucho más competitivos que en estos momentos. Más allá de otras consideraciones  técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales.

Líder en transferencias inmediatas

Otro de los aspectos más relevantes de este grupo financiero proviene del hecho de que Bankia ha liderado el negocio de transferencias inmediatas durante 2018, primer año de existencia de este tipo de operaciones en el mercado español, al alcanzar una cuota del 39 % del importe transferido. Igualmente, la entidad ha liderado este negocio por número de operaciones, con el 28 % de las transferencias llevadas a cabo en España.

Desde febrero de 2018, mes en el que comenzó el sistema de transferencias inmediatas en nuestro país, a la conclusión del ejercicio, el sistema transfirió 16.800 millones de euros en más de 23,2 millones de operaciones, según datos de Iberpay respecto a operaciones realizadas por medio del servicio ASI4. De ellas, Bankia llevó a cabo 6,6 millones de transferencias por un importe conjunto de 6.500 millones de euros.

En cualquier caso, es uno de los valores de los mercados de renta variable española de los que habrá que estar muy atento a partir de estos momentos. Porque puede desarrollar un nuevo impulso alcista que quizás le lleve a niveles muy cercanos a los tres euros la acción. Es algo que desde luego no se puede descartar al medio y largo plazo, en función de cómo evolucionan los mercados financieros internacionales en las próximas semanas.

La valoración en los precios de la entidad bancaria está en torno a los 2,50 euros. Aunque en cualquier caso, uno de sus denominadores comunes es su alta volatilidad y que ha llevado a grandes diferencia entre sus precios máximos y mínimos en buena parte de las sesiones bursátiles. En este sentido, tampoco podemos olvidarnos que tan solo hace unos años el precio de las acciones de este banco comercial era de algo más de la unidad de euro. Esto quiere decir en la práctica que su valoración se ha doblado en este espacio de tiempo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.