¿Elecciones en España e Italia antes de que termine el año?

La posibilidad de las elecciones en España e Italia tengan lugar en este otoño ha llevado a que el índice selectivo de la renta española, el Ibex 35, se haya dirigido a mínimos anuales y en niveles muy cercanos a 8.600 puntos. Con peor comportamiento que otras plazas europeas que también  ha acusado este posible adelanto electoral. Se trata de una maña noticia para los intereses de los pequeños y medianos inversores ya que es otra duda que tienen para mover su dinero en los mercados financieros.

En cualquier caso, tanto la renta variable española como la italiana son las más flojas en estas semanas y muy influenciadas por el débil papel que están teniendo los bancos que han  roto soportes de especial relevancia. Se trata de un sector bursátil que debe evitarse en las operaciones mientras no se despeje la duda de que pueda haber elecciones en España e Italia antes de que termine el año. En donde es muy probable que el Ibex 35 se dirija incluso a visitar la cota que tiene en torno a los 8.200 puntos.

Tan solo las eléctricas han resistido a este escenario tan negativo para los mercados de renta variable. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y hasta puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Porque en efecto, no cabe duda de que estamos ante un momento muy crucial en los mercados de renta variable. En donde las posibles elecciones en España e Italia antes de que termine el año está cotizando claramente a la baja y no se sabe hasta dónde puede continuar esta situación.

La deuda italiana ya no es rentable

Esta preocupación ha llevado a que los inversores minoristas se estén deshaciendo sus posiciones en la deuda italiana, aumentando el rendimiento de sus bonos a 10 años en 22 puntos, hasta el 1,747 %, la mayor subida diaria desde el pasado año. Mientras que por otra parte,  no puede olvidarse que el rendimiento de los bonos italianos sube bruscamente, con el gobierno al borde del colapso. Un escenario que desde luego está poniendo en juego esta clase de inversiones.

Algo parecido está sucediendo con la deuda periférica, muy especialmente la española que se está viendo contagiar por la italiana. Con una pérdida de la rentabilidad que puedes obtener en los mercados financieros. Hasta el punto de afirmar que no es el mejor de los momentos para abrir posiciones en este importante activo financiero.

Elecciones que incrementan las dudas

Las dudas siempre son muy mal recibidas por parte de los pequeños y medianos inversores y cono no podía ser menos las elecciones en España e Italia antes de que termine el año es el detonante que ha llevado a las bolsas europeas a iniciar una peligrosa tendencia bajista. En estos días o semanas es muy aconsejable no estar posicionados en los mercados financieros ante lo que pueda pasar a partir de estos momentos. Además, en el mes de agosto son muy pocos los títulos que se intercambian y este hecho puede provocar una mayor volatilidad en la cotización de las acciones.

Mientras que por otra parte, tampoco los mercados de renta fija están tranquilos y son otros de los grandes perjudicados por las elecciones en España e Italia antes de que termine el año. En donde el dinero se está refugiando en los bonos más fiables, como por ejemplo el de Estados Unidos. Esta última opción es una de las más rentables en estos momentos aunque su rentabilidad no es realmente llamativa, pero que sirve para mantener el capital invertido. Por otra parte, el posible doble adelanto electoral ha llevado al precio del oro a sus máximos anuales al convertirse en uno de los valores refugio por excelencia.

¿Qué sectores pueden hacerlo mejor?

En este escenario, son muy pocos los sectores bursátiles que pueden hacerlo mejor que los restantes. Uno de ellos es el farmacéutico que siempre se comporta mejor en esta clase de situaciones en los mercados de renta variable. Las elecciones en España e Italia antes de que termine el año podría ayudar a que sus acciones escalasen en sus posiciones antes de que termine este complicado año para las bolsas. A pesar de que es un sector muy complejo y sobre todo volátil que se puede mover con una divergencia en sus precios muy alta.

Por otra parte, no podemos olvidar que el único sector que ha subido estos días es el eléctrico. Esto es debido a que, aparte de ser un segmento mucho más defensivo, reparte un dividendo entre sus accionistas con un interés medio en torno al 6 %. En cualquier caso, superior al ofrecido por los principales productos financieros bancarios y derivados de la renta fija. En donde apenas se superan márgenes de intermediación del 2 %. Y esto propicia que los pequeños y medianos inversores se decanten por los valores de este sector estratégico en la economía nacional.

Alternativas a la inversión

Ante las situaciones de que se tengan que repetir las elecciones en España e Italia antes de que termine el año el panorama en el mundo de la inversión no es nada halagüeño por el momento. No son muchas las alternativas que dispones para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos. Dentro de la bolsa española puedes tomar posiciones en los valores denominados como value. Es decir, con valor que cotizan por debajo de sus expectativas, pero que cuentan con un potencial de revalorización más alto que en el resto. Sería una inversión destinada al medio y largo plazo y en donde podrías obtener muchas ganancias con los precios actuales.

Otro de los aspectos que debes valorar en estos precisos momentos es el derivado de la baja rentabilidad de los bonos soberanos. La solución a este problema reside en la contratación de bonos emergentes ya que son los que pueden ofrecer una mayor rentabilidad a partir de estos momentos. Pero asumiendo más riesgos como por otra parte es lógico pensar. Pero son los únicos que todavía tienen recorrido al alza y te pueden dar alguna que otra alegrías en los próximos meses. Mejor si son suscritos a través de los fondos de inversión y que puedan estar combinados con otros activos financieros para diversificar mejor esta toma de posiciones.

Ventas a crédito

Dentro de los mercados de renta variable no nos podemos olvidar tampoco de que si creemos que las bajadas en la bolsa van a continuar podemos aprovecharnos de las posiciones bajistas. Por medio de los productos inversor y las ventas a crédito que pueden ser muy rentables en las actuales circunstancias. Pero no dudes que son modelos de inversión con mucho más riesgo que los restantes debido a que puedes dejarte por el camino muchos euros.

Si las cosas se desarrollan tal y como piensas, es decir una bolsa a la baja, no cabe duda de que puedes obtener amplios beneficios. Pero si no fuera así también las pérdidas serían muy fuertes e incluso no pudiese soportarlo tu economía doméstica. Hasta el punto de que sería una operación ruinosa para tus intereses personales. Al fin y al cabo es uno de los productos financieros con más riesgo en sus operaciones. Solo apto para los inversores con mayor experiencia en esta clase de movimientos bursátiles. Por tanto,  mucha precaución si vas a abrir posiciones en los modelos inversos en la inversión. Mejor si son suscritos a través de los fondos de inversión y que puedan estar combinados con otros activos financieros para diversificar mejor esta toma de posiciones.

El gasto de los españoles

El gasto medio por hogar fue de 29.871 euros en 2018, lo que supuso un aumento anual del 2,3 %., según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En donde se pone de manifiesto que en términos constantes, es decir, eliminando el efecto de los precios, el gasto medio por hogar creció un 1,4 %. Por su parte, el gasto medio por persona fue de 12.019 euros, con un incremento del 2,5 % respecto a 2017. La variación en términos constantes fue del 1,6 %. Por su parte, el gasto total del conjunto de los hogares residentes en España, medido en términos corrientes, aumentó un 3,0 %. En términos constantes creció un 2,0 %, según apuntan los últimos datos oficiales.

En este sentido, hay que indicar que el gasto medio por hogar aumentó en la mayoría de los grupos analizados. Los que registraron los crecimientos más significativos fueron:

  • Enseñanza, que registró una tasa anual del 11,2 % debido a la subida del gasto en todos sus componentes.
  • Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con una tasa del 4,6 % respecto a 2017, que recoge aumentos del gasto generalizados.
  • Comunicaciones, cuyo gasto se incrementó un 3,7 % a consecuencia de la subida tanto de los equipos como de los servicios de telefonía.
  • Transporte, con una variación del 3,4 % motivada por el aumento tanto en la compra y utilización de vehículos como en los servicios de transporte.

Por su parte, los grupos en los que más disminuyó el gasto medio por hogar fueron:

Vestido y calzado, cuyo gasto se redujo un 3,4 %. Esta bajada se produjo tanto en vestido como en calzado.

Bebidas alcohólicas y tabaco, con una tasa del –3,2 % respecto al anterior ejercicio.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.