El oro hacia sus máximos históricos

Sin lugar a dudas uno de los activos financieros con mejor comportamiento en este año es el oro. Ha llegado a apreciarse hasta el 60 %, uno de los más altos en todos los mercados financieros. No en vano, en estos meses está ejerciendo de valor refugio ante la inestabilidad que están sufriendo los mercados de renta variable. En donde el capital de los inversores se está dirigiendo hacia esta alternativa en la inversión. Con una rentabilidad superior a la generada por la compra y venta de acciones en la bolsa.

Dentro de este escenario general, el oro puede tener todavía un alto potencial de revalorización debido a las muchas dudas que quedan por despajarse en la economía internacional y otros hechos socio políticos. Como por ejemplo el posible conflicto bélico entre Estados Unidos e Irán y que ha provocado que la onza de oro se haya disparado en las plazas internacionales en donde cotiza. Es uno de los activos financieros más rentables en estos momentos y con el que se puede optimizar las operaciones de una manera muy eficaz.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que el oro, como precedente histórico, destaca porque el margen entre la oferta y la demanda está muy ajustada desde 1996. Incluso en los años 1996, 1997, 2000 y 2001 la oferta ha sido insuficiente y se han generado déficits en los stocks. Para que una vez pasados muchos años vuelva a ser una de las inversiones de moda entre los ahorradores de buena parte del mundo. En donde, los bancos poseen en torno al 20 % del stock de oro mundial conocido. Es un volumen muy importante que, en el caso de empezar a repatriar parte del oro prestado, podría tensionar el alza de los precios de la onza fuertemente.

El oro cotiza en niveles de 1.400

El oro cotiza en niveles de 1.400 dólares la onza, uno de los más elevados en los últimos años y que está provocando que muchos pequeños y medianos se fijen en sus posiciones para realizar las compras. Con un aspecto técnico impecable ya que se muestra en un canal alcista que va dirigido a todos los plazos de permanencia: corto, medio y largo. Constatando la fortaleza de sus posiciones en los mercados financieros de metales preciosos. Con una clara señal de compra a pesar de su fuerte apreciación en la primera mitad de año.

Otro de los aspectos que deben tenerse en cuenta al analizar el metal amarillo es que un potente instrumento de lucha con la inflación. Precisamente en unos momentos como los actuales en donde este importante parámetro económico está empezando a despuntar. Ofreciendo un retorno a los ahorros que en estos momentos no los ofrecen los productos derivados, tanto de la renta variable como de la fija. En donde la rentabilidad mínima apenas sobrepasa niveles del 3 % en el mejor de los casos. De todas formas, el gran problema para invertir en oro es buscar los productos que cumplen con estas características tan especiales.

Objetivos para los próximos

Después su evolución en los mercados financieros el objetivo que apuntan los analistas de este metal precioso está muy cerca de los 1.600 dólares la onza troy. En especial si continua la volatilidad en los mercados de renta variable internacionales. Es muy habitual que si estos bajan llevan aparejados un contrapunto en la cotización del metal amarillo. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. En cualquier forma, es un activo financiero para tenerlo en la cartera de inversión de cara a los próximos años.

El oro, por otra parte, es una inversión por la que se decantan cada vez mayor número de inversores. Debido a las altas rentabilidades que ofrecen en estos momentos y que le hace muy recomendable para optimizar los ahorros de una manera segura y eficaz. A pesar de las lógicas correcciones que pudiese generar en los mercados financieros. Que serían como un punto de entrada en sus posiciones más que vender. No solo el oro, sino el resto de los metales preciosos, como por ejemplo el platino, plata o el mismo paladio. Todos ellos en una clara tendencia alcista de fondo que ayuda a canalizar sus compras a precio de mercado.

¿Dónde comprar oro?

Londres es el centro del mercado físico de oro a nivel mundial. Cada día, los mayores bancos de metales preciosos (bullion banks) acuerdan un precio al que ejecutar sus órdenes pendientes. El precio se publica en la página web de la London Bullion Market Association. La cotización de este importante activo financiero se canaliza a través de las subastas diarias. En este sentido, cabe recordar que la subasta de precio tiene lugar todos los días laborables a las 12:00 para el oro, a las 14:00 para la platino y a las 15:00 para el oro.

Por el contrario, no hay precio diario los fines de semana ni en determinados días festivos del Reino Unido. Desde esta perspectiva es mucha más compleja la compra de oro que la compra y venta de acciones en bolsa. Además requiere de unas operaciones realizadas en una divida ajena al euro y que conlleva unas comisiones por el cambio de moneda que oscila entre el 0,15 % y 0,30 % sobre el importe invertido en esta alternativa a la inversión. No en vano, el oro no cotiza en los mercados financieros de nuestro país. Por tanto, no habrá más remedio que salir de nuestras fronteras para satisfacer esta peculiar demanda en la inversión.

En compás de espera

El precio del oro en el mercado de Londres se está manteniendo sin grandes cambios frente a la decisión de la Fed sobre los tipos de interés. Con un efecto dispar en los mercados financieros ya que mientras los mercados mundiales de valores cayeron, los rendimientos de los bonos lograron recuperarse de los mínimos históricos. En este sentido, la cotización del metal amarillo está asimilando las últimas subidas para que con toda probabilidad pueda emprender de nuevo un nuevo rally alcista. Que podría llevarle a cotas aún más alta de las que actualmente cotiza en estos momentos. Aunque quizás estas apreciaciones ya sean de menor intensidad.

Por otra parte, hay que indicar que algunos fondos de inversión están muy vinculados con este activo financiero. Pero con la gran ventaja de que puede diversificarse su inversión junto a otros activos financieros. Tanto procedentes de la renta variable como de la fija, al igual que desde modelos monetarios, inmobiliarios o incluso alternativos. Como una opción a los débiles márgenes de intermediación que ofrecen en este año los fondos de inversión, sea cual fuese su naturaleza y condición.

El oro a través de fondos cotizados

Otro recurso que tienen los pequeños y medianos inversores para posicionarse en el metal amarillo es por medio de los fondos cotizados o más conocidos como ETFs. Porque en efecto, es una de las herramientas más eficaces para beneficiarse de su cotización en los mercados financieros. En este sentido, el SPRD Gold Trust es uno de los fondos más estables del mercado y no ha registrado muchos cambios en las últimas semanas. Con una comisiones que son más competitivas que en la compra y venta de acciones en la bolsa. Y que en todos los casos, permite posicionarse en este valor refugio por excelencia a nivel internacional.

Los ETFs, por otra parte, son un producto muy recomendado para operaciones al corto y medio plazo. A diferencia de los fondos de inversión que van dirigidos a los plazos más largos en cuanto a su permanencia. Mientras que por otra parte, en algunos casos se pueden combinar con otros activos financieros de especial relevancia. Con el objetivo prioritario de preservar nuestras posiciones en los mercados financieros por encima de otras consideraciones. Para proteger el dinero invertido desde el principio.

Lingotes de oro fundido

Una de las estrategias más innovadoras y originales para invertir en este metal precioso es a través de los lingotes de oro. Se trata  de un producto que está fundido y moldeado con la máxima precisión y profesionalidad. Su forma compacta y la pureza del oro están garantizadas y supone una inversión excelente y un deleite para los sentidos. En donde, los pesos de los lingotes fundidos que se ofrecen en el mercados va de los 100 gramos a los 1000 gramos. Con una variada gama de propuestas que se ajustan a todos los perfiles de los demandantes. Como una de las opciones más claras para aprovecharse de la subida de precios en esta activo financiero.

Mientras que por otra parte, es un recurso al que podemos acogernos sin tener que acudir a los mercados financieros en donde cotiza. Como consecuencia de esta actuación, nos podemos ahorrar mucho dinero en comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento. Y con la gran ventaja de que podremos venderlo en el momento que en que nos parezca más oportuna esta operación. Sabiendo en todo momento que este es un activo financiero que casi siempre sube de valor, al menos en lo que se refiere al medio y largo plazo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.