El índice Nikkei de Japón rompe todos los soportes

La bolsa de Japón mandaba una clara señal a los inversores occidentales en el día de Nochebuena y desde luego que no era para nada optimista. Con una de la mayores bajadas que se han producido en los últimos años y que sin duda terminaran afectando a las bolsas del viejo continente y por supuesto que también a la española. En una espiral bajista que no tiene precedentes en los últimos meses y hasta ejercicios bursátiles. Es como para temerse lo peor, apuntan algunos de los inversores con mayor experiencia en los mercados.

Esta bajada en la renta variable de Japón vino precedida de otra brusca caída en Wall Street. En donde las palabras del máximo dirigente de la Reserva Federal de los Estados Unidos (fed) no ha sido muy bien recogida por parte de los diferentes agentes financieros al respecto de la política monetaria que se llevar a cabo al otro lado del Atlántico. Hasta el propio presidente Donald Trump ha tenido que intervenir ante el cariz que están tomado los acontecimientos en estos días tan especiales.

En cualquier caso, hay una cosa segura que ya conocen los pequeños y medianos inversores y que este año no tendrán el esperado rally de las fiestas navideñas. Bueno rally sí, pero de una marcada tendencia bajista, con una intensidad pocas veces vistas en los últimos meses. Hasta el punto que la mayoría de las bolsas internacionales van a terminar el mes de diciembre con unas pérdidas próximas al 10 % y en algunas plazas bursátiles incluso con más intensidad. Es decir, un panorama nada halagüeño para el potente sector de la inversión en bolsa.

La bolsa de Japón da el aviso

El Nikkei, un índice que incluye a los 225 títulos más representativos del mercado nipón, se ha dejado este paso lunes algo más del 5 %. Hasta el punto de que se ha dirigido a los 19.155,74 puntos. Rompiendo el importante y psicológico nivel de los 20.000 puntos y en cualquier caso se sitúa en su nivel más bajo desde el 25 de abril del año pasado. Aunque lo peor de todo es que el índice de la bolsa japonesa se ha introducido en una más que peligrosa carrera bajista que no se sabe hasta dónde le llevará en los próximos meses o incluso años.

Desde este escenario general focalizado en el extremo oriente, se sabe al menos que este tremendo retroceso en una sola jornada es el más pronunciado desde el 9 de noviembre de 2016. La fecha en que se estaban desarrollando las elecciones de Estados Unidos y que llevaron a Trump a ocupar la presidencia de su país. Pero lo más importante es el efecto dominó que puede generar esta bajada en la renta variable japonesa en otros mercados más próximos al español. En un año que está a punto de finalizar y del que ya no puede esperarse absolutamente nada.

Afectará a las bolsas europeas

Por su parte, el Topix, más amplio que el Nikkei 225 y que incluye a dos millares de firmas con la mayor capitalización del mercado, cedió un 4,88 %. Es decir casi 75 puntos, lo que indica la extrema gravedad de estos movimientos en los mercados financieros. En cierta forma, no esperados por su especial intensidad y virulencia en las caídas experimentadas en pleno inicio de las vacaciones navideñas. Ahora habrá que esperar cuál es la respuesta de los mercados de renta variable europeos, aunque no se espera nada bueno. Ni muchos menos.

Cabe resaltar que en las bolsas europeas el año casi ha finalizado. Tan solo quedan dos sesiones bursátiles, las de hoy jueves y la de mañana. Porque el último día de año, es cierto que las bolsas occidentales abrirán sus puertas, pero a media sesión tal y como pasó con el día de Nochebuena. Aunque en cualquier caso, los pequeños y medianos inversores se temen lo peor, con una desbandada por parte de todos los inversores que van a preferir quedarse en una situación de absoluta liquidez. A pesar de los consejos un tanto contradictorios que están lanzando algunos intermediarios financieros.

Motivos de esta reacción

Los analistas atribuyeron el retroceso de hoy en Tokio a esas mismas tensiones, aún latentes, y a los nuevos ataques del presidente de EEUU, Donald Trump, contra el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell. Pero todo parece que las causas son aún más profundas y todo parece indicar que se está descontando un escenario recesivo en las economías internacionales para los próximos años. Más allá de otras consideraciones técnicas y hasta que puede que también que desde los fundamentales de los valores bursátiles.

En cualquier caso, hay una segura y es que el crecimiento en las principales economías internacionales va a ser más bajo que el desarrollado durante al que le faltan muy pocos días para pasar a mejor vida. Porque en efecto, las revisiones que vienen apuntando todos los organismos internacionales van en este sentido. Con revisiones a la baja sobre las previsiones económicas a partir de este año. Aunque de momento sin apuntar a que se vaya a desarrollar una crisis económica de especial envergadura, aunque haya señales realmente muy preocupantes.

La economía japonesa va bien

Esta reacción de los mercados de renta variable japoneses no está en consonancia con las declaraciones del primer ministro nipón, Abe. Alude a que la salud de la economía asiática es excelente y que todos los parámetros económicos están bajo control. ¿Entonces porque la bolsa japonesa ha experimentado este bajón en la cotización de los valores que cotizan en los mercados financieros? Las causas se pueden buscar en factores exógenos más que endógenos, en donde la subida de tipos por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos tiene mucho que ver. En especial en un mundo globalizado como el actual.

Por tanto, la bolsa de este país está recogiendo un nuevo escenario en la política monetaria que también puede repercutir en su propia economía. De ahí que los inversores de esta zona geográfica hayan decidido que es el momento definitivo para recoger beneficios y mantenerse en liquidez ante lo que pueda pasar a partir de estos momentos. Sobre todo porque el aspecto técnico de sus principales índices bursátiles se ha deteriorado en las últimas horas.

Niveles en 20.000 puntos

Tampoco es insensible a que el Nikkei haya roto el relevante soporte que tenía en los 20.000 puntos. Este hecho puede provocar una continuación en las caídas y hasta un nivel hasta el momento desconocido. En este sentido, no puede olvidarse que este mercado financiero ha experimentado importantes subidas desde 2013 y es lógico que haya unas fuertes correcciones para adecuarse a la ley de la oferta y la demanda. De todas formas, lo peor de todo se basa en que ha roto la directriz alcista a corto y medio plazo que tenía hasta hace tan solo unos pocos días.

Esto en la práctica quiere decir que vamos a tenernos que acostumbrar a ver caídas en este mercado financiero de especial relevancia internacional. Aunque las operaciones realizadas por parte de los pequeños y medianos inversores son más bien mínimas, a pesar de que hubo un momento en que su aspecto técnico invitaba a tomar posiciones en cualquier perfil de inversión. Ahora no cabe duda de que habrá que replantearse esta estrategia y optar por nuevos modelos para rentabilizar el capital disponible.

Guerra comercial ente las potencias

Más allá de otras consideraciones técnicas, no cabe duda de que la posible guerra comercial entre Estados Unidos y China puede incentivar a que las caídas en la bolsa japonesa se intensifiquen en las próximas semanas. No en vano, es uno de los mercados financieros más expuestos a este escenario que se plantea como consecuencia de este conflicto de carácter comercial. Hasta el punto de que su bolsa puede verse mucho más perjudicado que la de los países occidentales y en concreto los del viejo continente.

Por tanto, la precaución deberá ser el denominador común de tus actuaciones en la renta variable de la potencia asiática. En estos momentos, es mucho más lo que puedes perder que ganar. No es una plaza a la que debas dirigir tus ahorros ya que los riesgos son sensiblemente mayores y no compensa realizar movimientos de compra en este mercado financiero. En especial, después de haber roto los importantes niveles que tenía en los 20.000 puntos, tal y como hemos comentado anteriormente.

En cualquier caso, habrá que prestar especial atención a su comportamiento en los primeros días del nuevo año que está a punto de llegar a todos los inversores. Pueden dar alguna que otra señal sobre los movimientos que puede tomar esta bolsa tan alejada de la nuestra. Aunque los pronósticos no son nada favorables para una resolución positiva sobre nuevas subidas en la bolsa del Japón.  En este sentido, lo más aconsejable es estar fuera de este relevante mercado financiero, incluso si se producen fuertes rebotes en la valoración de las acciones de las empresas niponas. Para que de esta forma, se pueda proteger con mayor eficacia los ahorros que es al fin y al cabo de lo que se trata.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.