El Ibex 35 Dividendos, un índice poco conocido en España

dividendos

No cabe duda de que en España hay otras fuentes de referencia más allá del índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35. En concreto, el Ibex 35 Dividendos que es donde cotizan los valores que reparten esta gratificación a los accionistas y que están integrados dentro del selectivo de la renta variable nacional. Se trata de un índice de reciente creación, ya que se ha desarrollado con el comienzo de este siglo y puede ser muy interesante para canalizar las operaciones de los pequeños y medianos inversores por las especiales características que confluyen en  sus activos financieros.

Con su  puesta en marcha, los inversores tienen un nuevo canal para seguir regularmente la evolución de los valores que retribuyen con dividendos a los inversores. Como fuente de referencia para dirigir sus estrategias en el sector de la inversión. Tanto desde el punto de vista individual de los propios valores bursátiles como si están integrados dentro de la cartera de inversión de los fondos de inversión. En cualquier caso, es uno de los índices menos conocidos por parte de los pequeños y medianos inversores. En muchas situaciones, sin tener ninguna referencia de su propia existencia.

El Ibex 35 Dividendos es un indicador de gran utilidad para los inversores que incorpora la variación de precios de los valores. Al igual que la rentabilidad generada por el reparto de dividendos que ofrecen los valores todos los años de una forma puntual y garantizada. Con intereses que oscilan entre el 3 % y 8 % y que se constituye en una manera muy peculiar de constituir una cartera de renta fija dentro de la variable. Muy por encima de la rentabilidad ofrecida en estos momentos por los diversos productos bancarios. Entre ellos, imposiciones a plazo fijo, cuentas de alta remuneración u otros programas de ahorro que apenas llegan a proporcionar un interés del 1 %.

Ibex 35 Dividendos: ¿cómo funciona?

dinero

Este nuevo índice de referencia en la renta variable nacional se caracteriza porque dispone de los mismos componentes, criterios de cálculo y ajuste que el que se refiere al selectivo nacional. Con la única variante de que solo incorpora los valores que reparten dividendos entre sus accionistas. De esta forma, se conforma como un innovador canal que está a disposición de todos los inversores y desde donde pueden realizar sus inversiones con un parámetro muy bien definido y que en cierta forma está dirigido a un perfil de inversor que desea la seguridad en la inversión por encima de otras consideraciones técnicas.

En él están integradas compañías como Endesa, BBVA, Banco Santander, ACS, Iberdrola o Mediaset por poner tan solo algunos ejemplos. Con diferenciales que  varían sustancialmente en función de la política retributiva de estas empresas. La principal aportación que brinda este índice bursátil tan especial es que el inversor dispondrá de un índice en donde estén agrupados todos los valores que cotizan en el selectivo nacional. No como hasta hace unos años en donde no existía ninguna referencia para las empresas que repartían dividendos.

Nueva fuente de análisis

Como consecuencia de la aparición de este índice bursátil de la renta variable española, se podrá analizar más fácilmente la rentabilidad que ofrecen las empresas por medio de este pago. Al igual que la evolución que tiene todos los valores que reúnen estas características y, por último, los otros pagos con que retribuyen a sus accionistas. Se trata, en definitiva, de un nuevo modelo para comprobar la evolución de todos los valores que reparten dividendo sin tener que acudir a cada uno de ellos individualmente. Tal y como pasaba en otros momentos con los pequeños y medianos inversores.

Por el contrario, tienen algunas limitaciones como el hecho de excluir a otra serie de valores que también reparte dividendos regularmente, pero no están incluidos en el Ibex 35. Como por ejemplo, en empresas como Logista, Atresmedia, OHL, Ebro NH Hoteles. Por otro lado, faltan también otros factores que vinculan a este índice de la bolsa a empresas que reparten dividendo, pero de una forma discontinua e irregular. Y que no están presentes en el  Ibex 35 Dividendos. No en vano, los únicos requisitos son dos, por una parte repartir un dividendo como es bien lógico. Y por otro lado, pertenecer al índice selectivo de la renta variable nacional.

Periodicidad de los cargos

pagos

Los dividendos tienen los meses de diciembre y julio su momento álgido para ser percibidos por parte de los pequeños y medianos inversores. Es de resaltar, por otra parte, que muchas de estas empresas realizan hasta cuatro abonos anuales en cada ejercicio, uno por cada trimestre. Aunque también los periodos de pago pueden ser anual o bimestral, en función de la política desarrollada por cada una de las empresas cotizadas. También se constituye en una fuente de referencia para constatar cuál es la evolución real de estas propuestas dirigidas para rentabilizar los ahorros. De una manera precisa y sin tener en cuenta otras valoraciones en la bolsa.

Por otra parte, hay que recordar que para cobrar los dividendos es necesario tomar posiciones en estos valores con cuatro o cinco días de anticipación. No como antes, en que será suficiente abrir las posiciones el día anterior al que se realizase en efectico el pago. Mientras que por el contrario, para desprenderse de las posiciones puede hacerse al día mismo día siguiente de formalizarse este cargo a cuenta. Una estrategia a la que sin lugar a dudas acuden muchos pequeños y medianos inversores con el objetivo de dotarse de liquidez en su cuenta de ahorro. Más allá de otras consideraciones de carácter estratégico.

Base de muchos fondos de inversión

El Ibex 35 Dividendos puede tener otras aplicaciones en las inversiones desarrolladas por los usuarios. Una de las más comunes es que suele integrar buena parte de las carteras de los fondos de inversión basados en la renta variable. Tal y como pasa con otros índices del viejo continente de similares características. Para que de esta forma, no tengas que contratar los valores de manera individual. Por otra parte, generará que la inversión esté totalmente diversificada, incluso con otros activos financieros procedentes de la renta fija o desde modelos alternativos en la inversión (gestión inmobiliaria, materias primas, metales preciosos, etc.)

En estos momentos son ya varios los fondos de inversión que se basan en el Ibex 35 Dividendos. Bien de forma parcial o conjunta y que se pueden adaptar a cualquier clase de estrategia para la gestión del capital disponible. Además, y de forma muy curiosa, no olvides que a través de estos fondos de inversión puedes estar en condiciones de percibir un dividendo regular durante todos los años en que estés posicionado en este producto financiero. De esta manera, dispondrás de un renta fija y garantizad en todos los ejercicios e independientemente a cual sea la evolución de sus títulos en los mercados financieros.

Ventajas de este índice bursátil

ventajas

Los beneficios que te puede reportar este índice de la renta variable nacional son muchos tal y como vas a comprobar a continuación. Uno de los más tangibles es que dispondrás de una remuneración aunque pierdas dinero en la inversión. Por otra parte, de trata de un sector en donde están integradas las más importantes empresas cotizadas del país y con un volumen de negociación muy elevado. Es decir, destacan por su gran solidez respecto a la liquidez que aportan sus acciones.

Otra de sus aportaciones más relevantes es la que tiene que ver con su cuenta de resultados, ya que son las presentan los mejores ratios en su gestión. No en vano, no hay valores especulativos ni tan siquiera de líneas de negocio incipientes. Son empresas que están muy consolidadas en su  gestión y por tanto sus riesgos son sensiblemente menos que en el resto. Ofreciendo una mayor seguridad a los inversores.

Selección de warrants

Otro de los modelos de inversión que han emergido en los últimos años es el que tiene como fuente de referencia a otro producto de renta variable, los warrants. Se trata de un formato muy especial que basa su estrategia al incorporar un mecanismo, que si durante la vida del mismo el precio del activo subyacente toca o sobrepasa en cualquier momento unos determinados niveles prefijados, inferior o superior, se origina el vencimiento de forma anticipada. Es algo más complejo, como por otra parte es lógico pensar tratándose de un producto para la inversión de estas características. Y que requiere de un mayor aprendizaje para operar con el mismo de una manera mucho más eficaz y sobre todo con mayores garantías de éxito.

Se trata de un producto de alta sofisticación que se negocia en la bolsa española de acuerdo a las normas de funcionamiento del segmento de negociación de warrants, certificados y otros productos de similares características. Durante la contratación de estos productos, la barrera inferior o superior determinará la interrupción de la negociación de esta clase de productos financieros por vencimiento anticipado y su baja definitiva al cierre de mercado de la sesión bursátil. Está destinado a un perfil de inversor mucho más específico en donde prima los deseos de conseguir un alto rendimiento a las operaciones realizadas en los mercados financieros.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.