El Ibex 35 ante el reto de los 9800 puntos

El mes de enero ha sido muy positivo para el índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35, que retomado el canal alcista al menos al corto plazo. Su impulso se ha desarrollado desde los niveles de 8500 puntos y todo parece que el rally alcista de las fiestas navideñas ha llegado con cierto retraso, pero desde luego no exento de intensidad. En donde todos los valores de la bolsa española se están apreciando sensiblemente, en algunos casos por encima del 20 %.

Nadie pensaba que la renta variable iniciase este año con esta intensidad en las subidas. No en vano, la mayoría de los pequeños y medianos inversores estaban alejados de los mercados financieros con el objetivo de realizar las compras con un precio mucho por debajo de que como estaban a finales del pasado año. Este movimiento, por tanto, ha sorprendido a todos y puede que en estos momentos ya sea un poco tarde para entrar en los mercados financieros.

En principio todo parece que se trata de un rebote, pero de gran intensidad y que todavía puede tener un amplio recorrido al alza. No obstante, de superar los niveles que tiene en los 9800 puntos podría implicar un cambio de tendencia al corto y medio plazo. Más allá de las lógicas correcciones que puede tener por el camino. Será una de las claves que nos dará el Ibex 35 para tomar una u otra estrategia en la inversión, más allá de otras consideraciones técnicas que pueda desarrollar este índice bursátil.

Ibex 35: valores al alza

El efecto de este movimiento en la renta variable nacional ha sido inmediato. Con apreciaciones en los valores muy relevantes. Hasta el punto de que las compañías cotizadas del sector eléctrico se han situado en situación de subida libre. Es decir, ya no tienen resistencias por delante y por tanto su potencial de revalorización es en estos momentos muy elevado. Como en el caso concreto de Endesa o Enagás que son algunas de las apuestas para este año por parte de buena parte de los analistas financieros. A pesar de que ya llevaban acumuladas muchas ganancias del año anterior.

Por otra parte, no puede olvidarse de que el Ibex 35 venia de una situación de extrema debilidad y que estaba en situación a posicionarse por debajo de los 8500 puntos. Un cambio muy radical en la renta variable de nuestro país y que ha pillado a buena parte de los pequeños y medianos inversores con el pie cambiado. Ahora queda comprobar hasta dónde puede llegar el índice selectivo de la renta variable nacional. En cualquier caso, todo parece indicar que todavía habrá recorrido alcista durante el primer semestre del año. En donde podría situarse en niveles que se sitúan entre los niveles de 9500 y 9800 puntos.

Relaciones entre USA y China

Uno de los motivos para explicar este no esperado movimiento alcista es la mejoría en las relaciones comerciales entre estas dos potencias económicas. Hasta el punto de que se puede llegar a un acuerdo muy productivo en los próximos meses.  Un factor que sin lugar a dudas ha dado un contundente impulso a las bolsas de todo el mundo. Por otra parte, no nos podemos olvidar de que hay otros factores que han llevado a la renta variable a posiciones compradoras.

En este sentido, hay que resaltar por su gran importancia el hecho de que en las últimas semanas se haya producido un entre Estados Unidos y China una especie de frágil tregua en la guerra comercial que están entablando estos colosos de la economía internacional. Ya que ha sido muy destacable que el gobierno de Washington haya aplazado la subida de aranceles por 200.000 millones de dólares. Mientras que por el contrario, Pekín accede a comprar una “cantidad sustancial” de productos norteamericanos. Se trata, en cualquier caso, de otra guerra psicológica la que están manteniendo estos dos grandes países del planeta.

Previsión en la bolsa nacional

En otro orden de cosas, desde el departamento de análisis y estudios de Bankinter esgriman varias posibilidades por las que puede atravesar el índice selectivo de la bolsa española durante este año en curso. Con estas hipótesis, “en nuestro escenario central revisamos a la baja nuestro precio objetivo hasta 10.712 puntos (desde 11.781 puntos estimado en junio). Este ajuste deriva de las siguientes circunstancias que apuntan desde este grupo financiero.

Un ligero repunte en la TIR del bono a 10 años durante el trimestre. En concreto, la rentabilidad dle bono ha avanzado hasta 1,49% desde 1,44% anterior.

El recorte de estimaciones de BPA de consenso para 2019 (-0,6% hasta 827,4 euros) respecto a lo estimado en junio.

Una prima de riesgo más elevada (6,2%, frente a 5,35% anterior) que contempla la pérdida de impulso que estimamos para la economía española en próximos trimestres.

Un ajuste a la baja del modelo de valoración bottom-up.

Revisión a la baja del Ibex 35

Bajo estos escenarios, el análisis de esta entidad financiera incide en que debemos fijarnos en un recorte de -10 % con el fin de anticiparnos a una futura revisión a la baja de los beneficios empleados en los modelos de valoración de las compañías del Ibex. “Conviene tener en mente que los modelos top down (PER Objetivo, entre otros)  incorporan con mayor antelación los cambios en las perspectivas de crecimiento mientras que los analistas micro (análisis bottom up) suelen reaccionar con menor celeridad” explican los analistas de renta variable de este grupo financiero.

Más o menos es lo que están diciendo otros analistas especializados en los mercados de renta variable que aluden a que sería normal una revisión a la baja en las perspectivas de la bolsa nacional. Algo que al fin y al cabo no es del todo negativo si se tiene en cuenta el rumbo que estaban tomando las bolsas internacionales a finales de año pasado. En donde el Ibex 35 llegó a acercarse al nivel de los 8.500 puntos. Desde los 9.200 en que está en estos precisos momentos.

Peligro de una trampa alcista

De todas formas, es muy importante valorar que estas subidas que se están produciendo en los mercados de renta variable de todo el mundo pueden constituirse en una trampa. No en vano, origina que buena parte de los pequeños y medianos inversores entren en los mercados financieros ante su sentimiento general. Con el riesgo evidente de que se pueda quedar atrapados en sus posiciones. Es decir con los precios de cotización muy alejados del de compra. Esto es algo que ha pasado históricamente y que pueden crearte más de un problema a partir de estos momentos.

Desde luego que no puedes olvidar que la tendencia de fondo de los mercados de renta variable siguen siendo bajista y este es algo que no se puede dudar en estos momentos. Al menos hasta que no se superen niveles de soporte de cierta importancia y que en primer lugar está situado en las inmediaciones de los 9.800 puntos. En este sentido, todavía queda mucho por recorrer y no es probable que al corto plazo puedan conseguirse estos objetivos por parte de los pequeños y medianos inversores. En cualquier caso, es un riesgo que tienes que asumir si tu intención en estos momentos es volver a tomar posiciones en la bolsa.

Reducir posiciones en bolsa

Por el contrario, estas subidas pueden ser utilizadas para ir reduciendo tus posiciones en los mercados de renta variable. De forma parcial o total en función de la estrategia en la inversión que vayas a utilizar este año. Aprovechando los repuntes en los precios de las acciones de las compañías cotizadas. Para que de esta forma, tus movimientos puedan saldarse en positivo ante la posible inestabilidad en los mercados financieros en los próximos días o incluso meses. Se trata de una estrategia eminentemente defensiva y que tiene por objetivo preservar tu capital por encima de otras consideraciones técnicas.

Por otra parte, no puedes olvidar que es mejor disfrutar de las plusvalías generadas antes de que te puedas dejar muchos euros por el camino. En un año que se antoja como muy complicado para estos activos financieros. En donde en cualquier momento se puede iniciar los movimientos bajistas en los mercados de renta variable internacionales. Con una intensidad que puede sorprenderá a buena parte de los pequeños y medianos inversores. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. No lo olvides si deseas dotar de mayor seguridad a tus operaciones en bolsa.

Por último, no debes olvidar que estos primeros meses de año suelen ser muy favorables para los intereses de los mercados de renta variable. Tradicionalmente siempre ha sido de esta manera y este año no ha sido ninguna excepción. No puede olvidarse de que el Ibex 35 venia de una situación de extrema debilidad y que estaba en situación a posicionarse por debajo de los 8500 puntos. Un cambio muy radical en la renta variable de nuestro país y que ha pillado a buena parte de los pequeños y medianos inversores con el pie cambiado. Ahora queda comprobar hasta dónde puede llegar el índice selectivo de la renta variable nacional. No lo olvides si deseas dotar de mayor seguridad a tus operaciones en bolsa.


Sé el primero en comentar