El Dow Jones supera los soportes a corto plazo

El Dow Jones se ha caracterizado en las últimas sesiones bursátiles por haber roto su nivel de precios por encima del 61.8 % retroceso Fibonacci y se acerca a la media móvil exponencial que tiene en los 250 días. Un nivel que podría servir de resistencia y que de superarse podría dar una señal de entrada para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos. Desde donde se podría aplicar una estrategia en la inversión muy agresiva y destinada a todos los perfiles de pequeños y medianos inversores, desde los más especulativos a los más moderados o conservadores. En lo que se constituye en una clara oportunidad de negocio dentro de los mercados de renta variable internacionales.

El hecho de que el Dow Jones supere los soportes a corto plazo puede ser una señal de que la recuperación en los mercados de renta variable es todo un hecho tras la crisis generada con la expansión del coronavirus a partir del mes de marzo. En donde el Dow Jones ha sido uno de los índices bursátiles que mejor comportamiento ha tenido en el planeta y mundo del dinero. En cierta forma provocado por el auge de los valores tecnológicos que son los que mejor han resistido el coronavirus en todo el mundo. En donde el Nasdaq se ha puesto en terreno positivo respecto a su rentabilidad anual, con unas ganancias que rondan el 3 % o 4 %.

Desde esta perspectiva general, no cabe duda de que una de las mejores opciones que disponen todos los inversores es acudir a los mercados de renta variable de EEUU. Mantienen una excepcional tendencia alcista, al menos en lo que se refiere al medio y sobre todo largo plazo que aún se mantienen vigente bajo toda clase de estrategias en las inversiones de los usuarios bursátiles. Y que se puede mantener hasta que se celebren las elecciones presidenciales en Estados Unidos al final del otoño. Este es un hecho que desde luego puede explicar la evolución del Dow Jones y de otros índices bursátiles de este país.

Dow Jones alcista desde 2012

No puede olvidarse que el Dow Jones lleva en terreno positivo desde hace mucho tiempo y que por tanto en cualquier momento puede detener su marcha en bolsa. Porque hay que incidir que nada sube o baja eternamente y mucho menos en el siempre complicado mundo de la bolsa. Y por tanto no quedará más remedio que asumir que la carrera alcista terminará su recorrido en los próximos meses. Ahora la cuestión reside en detectar el momento en que se producirá este nuevo escenario en el Dow Jones y tenemos que estar preparado para ello. Y quizás sea el momento para volver a los mercados de renta variable europeos en una traslación y rotación del capital, tal y como hace los inversores con más aprendizaje en los mercados financieros.

Desde luego que esta es la estrategia en la inversión más beneficiosa para todos los ahorradores ya que permite optar por las mejores oportunidades de negocio con esta clase de activos financieros. Porque no cabe duda de que tarde o temprano la bolsa americana perderá su fuerza. No en vano, lleva en terreno ascendente desde que termino la crisis económica de 2008 y por tanto lleva la fase más positiva en toda su historia. Con una revalorización de casi el 80 % y liderando los avances en todo el mundo. Es decir, el Dow Jones es el mercados de renta variable  más rentable en la última década y este es un factor que hay que valorar en el momento de realizar nuestras inversiones a partir de estos momentos.

¿Qué hacer en estos momentos?

La decisión por parte de los inversores se hace muy compleja por las propias características de esta plaza financiera en estos momentos. Porque en efecto, su potencial de revalorización parece indicar que se ha agotado o está en fase de llevar a cabo este proceso. Y por tanto tenemos que valorar que es lo que tenemos que hacer a partir de este preciso instante. Dentro de este contexto general, hay que mirar las alternativas que tenemos para rentabilizar el capital disponible de cara a los próximos años o incluso meses. En este sentido, hay que indicar que el Dow Jones puede haber llegado al final de su recorrido alcista y al menos puede tomar un descanso en su conformación de precios durante los próximos meses.

Como alternativa a la inversión, si se produce un ajuste en la valoración de las acciones en el Dow Jones puede que sea al final el momento para volverá  a las plazas bursátiles del viejo continente. Debido a que pueden tener un mayor recorrido al alza como consecuencia de su menor crecimiento desde el año 2013 y que en algunos casos se conforman como valores que pueden ser considerados como auténticas oportunidades de negocio. Con previsiones, en algunos de los casos, en torno al 20 % o incluso el 30 %. Hasta el punto de que habrá que cambiar la cartera de valores con el objeto de cumplir con nuestras expectativas de inversión, al menos de cara a finales de año. En un ejercicio que no cabe duda de que será muy complejo para buena parte de los pequeños y medianos inversores.

Elecciones presidenciales en EEUU

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta para operar en el Dow Jones durante este año es que a finales del mismo se van a celebrar las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos. En donde tradicionalmente se tienen en vigor las alzas en los mercados de renta variable y que por tanto no sería de extrañar que hubiese un nuevo tirón alcista del que todos nos podríamos aprovechar para conseguir ganancias en las operaciones en bolsa de este mercado financiero. Con la esperanza de que se sea el mejor colofón a una tendencia alcista que ha durado muchos y muchos años en vigor. Con un  comportamiento mejor que el de los pertenecientes a la zona euro.

Otra cosa bien diferente es la evolución de los valores que se integran dentro del sector de las nuevas tecnologías y que están cotizando en el Nasdaq. Sus expectativas son mejores ya que mantiene la tendencia alcista en todos los plazos posibles: corto, medio y largo. Desde donde se puede estar abierto en las posiciones incluso para los periodos de permanencia más largos. Ya que no se puede olvidar que incluso en los momentos más preocupantes en la expansión del coronavirus se ha comportado mucho mejor que en el resto de índices bursátiles. Hasta el punto de que en el mes de mayo se ha mantenido con una rentabilidad positiva en el año, con unos márgenes cercanos al 3 %. Una excepción dentro de los mercados de renta variable internacionales.

Divergencias en áreas geográficas

Desde luego que lo que se puede olvidar es que en este periodo de coronavirus ha habido una gran divergencia entre los mercados financieros de uno a otro lado del Atlántico. Un factor que sin lugar a dudas ha servido para configurar la cartera de inversión por parte de los pequeños y medianos inversores. Más allá del tipo de valores por el que se han decantado para sacar provecho en unos momentos tan complejos como los que hemos vivido en estos meses de 2020. Mientras que por otra parte, tampoco nos podemos olvidar del hecho de que los índices americanos partían de una fase más alcista que los europeos. Con una divergencia superior al 15 % y que ha ayudado a que estos inversores hayan mejorado sus márgenes de beneficios en las operaciones en bolsa. Al igual que por el hecho de que su fortaleza es más clara ya desde hace muchos años y que ha llevado a que se haya visto un trasvase en los activos financieros en los últimos años. Por otro lado, puede que ya sea el momento de finiquitar las posiciones en el Dow Jones después de tantos y tantos años con beneficios en las operaciones en los mercados de renta variable. Porque en efecto, puede que estamos al final de la larga carrera alcista que ha desarrollado este importante mercado financiero.

Desde este punto de vista, no nos quedará más remedio que cambiar de estrategia en los mercados de renta variable aprovechando lo que ha pasado en estos días de la expansión de la COVID 19. Puede ser el pretexto perfecto para dirigirnos a otros mercados financieros de otras áreas geográficas que puedan disponer de un potencial de revalorización más alto en estos momentos. Porque de lo que se trata al fin y al cabo es de estar abiertos a nuevas oportunidades en el mundo de la bolsa y no ser nunca estático ya que esta estrategia lo único que nos puede hacer es perder dinero en los movimientos que hayamos realizado. Este es desde luego una lección que debemos aprender en estos día tan complicados desde el punto de vista de la inversión para particulares. En donde se puede perder parte de las ganancias acumuladas en los años precedentes.

Entendiendo el promedio del Dow

El Dow Jones Industrial Average es uno de los índices bursátiles más vigilados del mundo. Se calcula en base a los precios de las acciones de las 30 principales empresas de EE.UU. No es un promedio tradicional. En cambio, está organizado de tal manera que un movimiento de un dólar en el precio de las acciones de cualquier compañía cambiará el promedio del Dow Jones en el mismo grado.

El Dow, como se suele abreviar, se suele considerar un indicador del rendimiento del mercado en su conjunto, y cuando cruza un umbral importante, como el de 10.000 durante el auge de las puntocom a finales de la década de 1990 o el de 20.000 más recientemente, se considera un hito para el mercado de valores en general.

Las compañías que actualmente se encuentran en el promedio industrial del Dow Jones incluyen nombres tan conocidos como Walt Disney, Coca-Cola, IBM, Home Depot, Nike y Apple.

Invertir en compañías del Dow Jones

Dado que todas las empresas del promedio industrial Dow Jones cotizan en bolsa, puedes buscar la lista de empresas del Dow Jones y comprar acciones en cualquiera de ellas. Cualquier empresa de corretaje de acciones podrá ayudarte a hacer la compra de acciones, así que busca una con un nivel de servicio al cliente y una estructura de comisiones que te guste.

Recuerde que debe tener en cuenta las comisiones que cobran las empresas de corretaje cuando decida si compra o vende acciones, ya que pueden consumir sus ganancias o aumentar sus pérdidas. Algunas empresas de corretaje en línea ofrecen operaciones sin comisión para algunas o todas las operaciones, lo que puede afectar sus decisiones de inversión.

No olvide los dividendos

Muchas acciones del Dow Jones Industrial Average pagan dividendos, que son pagos de las empresas a los accionistas. Pueden impactar en cuánto ganas al poseer las acciones además de las fluctuaciones de precios entre el momento de la compra y la venta. Utilice una calculadora de proporción de pago en línea para calcular cuánto de los ingresos de una empresa paga en dividendos. También busca el rendimiento de los dividendos de la empresa, que es el pago de dividendos de un año dividido por el precio de las acciones, cuando tomes tus decisiones de inversión.

Como con cualquier decisión de inversión, investigue las compañías del Dow antes de decidir comerciar con sus acciones. Puede estudiar los informes de los medios de comunicación y de los analistas, la información disponible a través de su correduría y la información en los archivos públicos de las compañías. Estos están generalmente disponibles a través de portales de corretaje en línea, a través de los propios sitios web de relaciones con los inversores de las empresas y a través de la Comisión de Valores y Bolsa.

Planes de compra directa de acciones

Algunas empresas permiten comprar sus acciones directamente de ellos sin utilizar un corredor tradicional. En algunos casos, esto puede ser un mejor trato que invertir con un corredor de bolsa, pero debe asegurarse de comparar los honorarios y cargos que implican las diversas opciones, así como tomar nota de cualquier restricción sobre cuándo puede comprar o vender acciones. Si ya tiene una cuenta de corretaje, podría ser beneficioso investigar si vale la pena tener acciones en compañías separadas administradas a través de una cuenta separada.

Muchos planes de compra directa de acciones le permiten reinvertir automáticamente los dividendos en más acciones de la compañía.

Si es empleado de una empresa que forma parte del Dow, o de cualquier otra empresa que cotiza en la bolsa, puede tener oportunidades especiales de comprar las acciones a través de su empleador, potencialmente como parte de un plan de jubilación. Vea lo que está disponible para usted a través de su lugar de trabajo y cómo esas opciones se comparan con otras oportunidades de inversión.

Compra de fondos del índice Dow

Si usted anticipa que el promedio industrial del Dow Jones en su conjunto va a subir, la compra de un fondo de índice que rastree las compañías en el índice podría ser una opción atractiva. Un fondo índice es un vehículo de inversión que sigue las acciones de acuerdo con una fórmula particular, como el seguimiento de todas las empresas en un índice bursátil bien conocido. Dado que los fondos índice no necesitan tanta experiencia humana para elegir acciones, suelen cobrar honorarios más bajos que los fondos mutuos tradicionales, gestionados activamente.

Los fondos indexados suelen pasar los dividendos pagados por las acciones subyacentes a los inversores, y se puede elegir entre recibirlos directamente como pagos o reinvertirlos en más acciones del fondo. Por lo general, deberá pagar impuestos sobre los dividendos el año en que los reciba, tanto si los reinvierte como si no.

Muchos fondos indexados que siguen el promedio industrial del Dow Jones son fondos negociados en bolsa, lo que significa que se compran a través de la mayoría de los corredores de bolsa usando un símbolo de teletipo, similar a la compra de acciones. Si está interesado en invertir en un Dow ETF, busque uno con una estructura de cuotas que le guste y que le ofrezca una compañía en la que confíe.

¿Vender o esperar?

En el momento en que empiezan a aparecer las plusvalías en las inversiones realizadas es normal que los ahorradores se planteen si es el momento adecuado de vender o por el contrario es mejor esperar a que los beneficios sean más abultados, para lo cual es básico confeccionar previamente una estrategia en la que esté delimitados los objetivos del inversor, en función de su perfil, los plazos a lo que va dirigido y el capital aportado, que serán los que dictaminen finalmente si decidirse por una u otra alternativa bursátil.

En situaciones de tendencia alcista lo más sensato es aguantar la inversión hasta conseguir mejores precios en su cotización o hasta que aparezcan señales que indiquen la finalización de ese, si bien se corre el riesgo de caer en situaciones extraordinarias que pueden hacer caer a un valor de forma notable con las consiguientes pérdidas en su cuenta de resultados.

Es prudente elegir una fórmula que combine la ecuación seguridad-riesgo como estrategia para preservar las cantidades aportadas, sobre en aquellos períodos bajistas en donde es mas fácil que las pequeñas plusvalías obtenidas se conviertan en pocas sesiones bursátiles en número rojos para el inversor, con la disyuntiva entonces de si vender con minusvalías o profundizar aún más en ellas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.