Economía de escala

Economía de escala

Imagina que tienes una empresa de piezas. Y que, de repente, en lugar de tener una producción de 100 piezas al día, la tienes de un millón. Obviamente, al estar produciendo más, los costes de materiales van a ser menores, porque comprarás mayor cantidad. Pero a la hora de vender tus productos lo harás al mismo precio. Y al vender más, obtendrás mayores beneficios bajo menores gastos, ¿lo entiendes? Pues ese ejemplo que te hemos dado es lo que viene la ser la economía de escala.

Si quieres saber más sobre la economía de escala, los tipos que hay, cómo funciona y otros aspectos de este sistema económico, a continuación te hablamos de manera más detallada de todo ello.

Qué es la economía de escala

Qué es la economía de escala

La economía de escala puede definirse como la situación en que una empresa aumenta la producción y reduce los costes. En otras palabras, es una estrategia por la que se intenta reducir los costes y gastos al máximo y, para ello, aumenta el rendimiento de la empresa, haciendo que la producción sea mayor.

Ahora bien, hay que entender que realmente el beneficio de esa reducción del coste no es solo porque se compren más baratas las materias primas por aumentar el volumen de estas, sino porque se aprovecha un material o recurso que se ha comprado para explotarlo al máximo posible.

Por ejemplo, imagina que has hecho una inversión en una máquina. La manera de amortizarla lo más rápido posible es la de produce más con ella. Cuanto más puedas producir, antes acabarás amortizando la máquina y, tras eso, empezarás a obtener beneficios «limpios».

Economía de escala o economía de alcance

¿Has oído hablar alguna vez de la economía de alcance? Muchos consideran que ambos términos son iguales, pero lo cierto es que no.

La economía de alcance hace referencia a las distintas líneas de producción de una empresa. En otras palabras, son las formas diferentes que tendría de producir un producto. Si alguna de esas líneas de producción no funciona, se cierra o se minimaliza para aumentar la producción en otras que sí se sabe que son rentables.

Características de la economía de escala

Características de la economía de escala

Tras lo que te hemos contado, podemos sacar que la economía de escala se caracteriza por:

  • Una reducción del coste unitario de los productos. Es decir, cada pieza que hace una empresa tiene un coste X. Si la producción aumenta, ese coste disminuye, porque al aumentar la producción los costes disminuirán.
  • Solo se puede hacer en empresas de gran tamaño, sobre todo que hagan frente a inversiones grandes y cuyos beneficios no sean a corto plazo, sino a medio y largo.
  • Mejoran el acuerdo entre los proveedores. A pesar de que se dice que la bajada del coste de los materiales para realizar el producto no afecta, realmente sí lo hace porque, al tener un pedido de mayor volumen, eso permite a los productores rebajar el precio de la materia, con lo que se reducirán los costes de ese producto. Por ejemplo, si cuesta un euro la materia prima, pero en lugar de 100 compras un millón, es lógico pensar que el precio disminuirá, por ejemplo a 10 céntimos, ahorrando 90 céntimos por unidad.
  • Hay una mayor confianza. Al ser más competitiva (porque quieras que no la producción aumenta y con ello puedes servir a tus clientes más rápido), eso hará que los inversores también se fijen en ti, y que a la hora de pedir productos, piensen primero en ti porque eres rápido.

Cómo funciona

Aunque ya te habrás hecho una idea de cómo funciona la economía de escala, no está de más detenernos un poco en este punto para hablar de ello. Esta se basa sobre todo en los costes fijos y en el nivel de producción. El objetivo es reducir al máximo esos costes fijos y, para ello, aumenta el nivel de producción. Así, el efecto que se consigue es que se obtengan más productos, pero a un menor coste (obviamente sin perder con ello la calidad de lo que se hace).

Se trata de una ventaja competitiva que solo las grandes empresas son capaces de llevar a cabo, jugando con el coste variable (el coste de la materia prima para hacer los productos).

Para hacerlo, hay que tener en cuenta que debe ser un producto que pueda venderse rápido, o al menos que no implique tener un almacén lleno de piezas que, en cualquier momento, pueden deteriorarse o “pasar de moda”. Por eso, a la hora de plantear esta estrategia se necesita conocer las distintas salidas de esa producción extra que se saca.

Tipos de economía de escala

Tipos de economía de escala

Dentro de la economía de escala debes tener en cuenta que no existe solo una, sino varios tipos. En concreto, están los siguientes:

Economía de escala interna

Es la que se produce dentro de la misma empresa. Realmente, es la que más se conoce ya que este sistema es el que utilizan las grandes empresas, o aquellas que tienen una producción de piezas o de elementos para abastecer a varios sectores, los que los llevan a cabo.

Normalmente esta estrategia se pone en marcha en la empresa, casi siempre adoptando nuevas técnicas de producción con el objetivo de usar la menor inversión posible a cambio de una mayor producción.

Economía externa

Nace a través de factores externos, a veces ajenos a la propia empresa, como sería el tamaño de la industria. Entre los factores que pueden afectar están los geográficos, sociopolíticos, económicos, culturales…

Por ejemplo, dentro de la economía de escala externa estarían los impuestos que tiene una empresa en un determinado país, o la forma de tributar en ese país. Si en otro es más barato, y con ello va a reducir costes, lo más seguro es que se traslade donde pueda obtener los mayores beneficios.

Ahora bien, esto sería mirándolo por el lado «negativo», ya que también hay un positivo (mejores recursos de comunicación, materias primas, carreteras para distribución) que son factores externos pero que repercuten en la empresa.

Ahora que has conocido mejor la economía de escala, ¿conoces alguna gran empresa que la lleve a cabo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.