Economía circular

Economía circular

La economía circular es un término que hace referencia a un modelo económico en el que se tiene la finalidad de poder reducir la explotación de materiales, o en otros términos es la manera en que se espera que se pueda reducir la entrada de materiales al círculo denominado como consumismo. De esta manera, el modelo plantea la posibilidad de poder cerrar los flujos tanto económicos como ecológicos. Pero este modelo económico – ecológico tiene varios aspectos fundamentales, los cuales se toman como los argumentos principales de su viabilidad. Veamos más de esta economía circular, una tendencia a nivel global.

La base para este modelo económico se basa en el aspecto primordial de la naturaleza, los ciclos. Y es que cuando lo pensamos, la naturaleza no recibe recursos de algún otro lugar; pues recursos como el agua, el nitrógeno, entre muchos otros se reutilizan, tiene un ciclo determinado que permite que la tierra sea autosustentable, y que las partes que componen puedan volver a donde comenzaron.

Al observar este comportamiento de la naturaleza, y compararlo con el sistema consumista en el que vivimos, se puede observar la gran diferencia entre nuestra metodología lineal en la que todo tiene un comienzo, con la explotación de los recursos naturales, para pasar por la industria que los transforma en algún objeto para satisfacer las necesidades humanas, y para terminar en la “basura”. Y si bien es verdad que hay muchos materiales que se tratan de reciclar para poder disminuir la cantidad de basura que se suelta al medio ambiente, lo cierto es que nuestra huella es considerablemente alta.

Ahora bien ¿Es posible que nuestros métodos cierren esta línea de producción? Lo cierto es que la naturaleza nos ha dado la mayor de las lecciones, y es neustra decisión como humanos si lo aprendemos o no. En esta ocasión es la ecología industrial la que se he encargado de relacionar a los ciclos naturales con la industria humana; comencemos analizando el punto de vista de esta disciplina.

La ecología industrial

Economía circular

La base primordial de la ecología industrial está en el hecho de que en el consumo humano podemos encontrar dos tipos de componentes, aquellos que son nutrientes biológicos, estos estan especialmente diseñados para que se reintroduzcan de una manera inmediata a la biosfera, es decir que de una manera pronta se pueda desechar dicho elemento, de tal forma que el medio ambiente lo pueda absorber de manera rápida y sencilla. Por otro lado, nos encontramos con los productos que estan diseñados para poder reintroducirse en la cadena de consumo, manteniendo una alta calidad en los componentes y su funcionamiento, pero aclarando que estos últimos no estan diseñados para poder regresar al medio ambiente.

Una vez que sabemos en que dos tipos de productos humanos podemos dividir nuestras creaciones podemos pasar al objetivo de la ecología industrial, el cual se puede definir como la reducción del consumo de las materias primas, o lo que es lo mismo la explotación de los recursos naturales, y la energía, de tal manera que la propia naturaleza sea capaz de volver a procesar y crear dichos elementos. Aquí aclaramos que el objetivo de esta metodología no es hacer 0 el consumo de los recursos naturales, pues eso sería algo imposible, pero si plantea la posibilidad de terminar con las crisis de abastecimientos.

Veamos cuales son las herramientas fundamentales de la ecología industrial. Comenzando por la reducción de la intensidad de las materias primas; en este punto podemos ver que el objetivo es que la explotación de la naturaleza baje, pero mediante disminuir la necesidad de esto haciendo productos más duraderos.

La segunda herramienta es la reducción en la intensidad del uso de la energía; esto implica que los objetos sean cada vez más ahorradores y que se aprovechen mejor las fuentes alternativas de energía, de manera que no tengamos que “forzar” a la naturaleza a brindarnos energía mediante la quema de combustibles; sino que la misma luz solar o la energía del aire o el agua, sean capaces de satisfacer nuestras necesidades.

Como tercera herramienta nos encontramos con la reducción del daño tanto a salud de los seres humanos como a la naturaleza. Esta herramienta se fundamenta en que los químicos especiales que se manejen, así como los procesos industriales que existan, se diseñen con la premisa de mantener la salud de los humanos y de la naturaleza.

Como cuarta herramienta tenemos la reutilización, así como también el reciclaje de los materiales que el humano necesite. Esta es una de las que más se ha puesto en práctica, sin embargo, el objetivo de la ecología industrial es llevar este reciclaje a un nivel similar al del ciclo del agua, en el que prácticamente toda la materia es reinsertada en el ciclo.

La quinta herramienta de la ecología industrial es propiciar una buena calidad de vida; esto basado en satisfacer las necesidades de las personas, al mismo tiempo que se mantiene limpio el ambiente en el que viven. Esta es una de las partes más difíciles de conseguir dado que estamos acostumbrados a vivir en un ambiente completamente urbano donde las partes naturales son prácticamente inexistentes. Aquí se busca un equilibrio tanto con la parte de la calidad de vida moderna con la calidad de vida natural.

Economía circular

La sexta y última herramienta es el aumento de la intensidad de servicios, esto con la finalidad de poder disminuir los costes derivados de, por ejemplo, realizar instalaciones solares con la finalidad de poder abastecer de energía electrice a una región. Ya que según la ley de la oferta y la demanda entre mayor sea la cantidad de servicios de índole ecológica que sean ofertados, menor será el precio final al consumidor, con lo que se aumenta el aprovechamiento de los recursos, así como también se satisfacen las necesidades de las personas.

Para concluir con esta introducción de la ecología industrial, que es la base de la economía circular, haremos mención de 2 de las condiciones de éxito que se requieren para que el sistema funcione de manera óptima. Comencemos con la diversidad; como sabemos las necesidades de las personas son demasiadas, y en ocasiones se tratan de satisfacer todas de una manera deficiente, es por ello que, imitando a la naturaleza, la economía nos debe de brindar diversas alternativas; poniendo un ejemplo, el satisfacer el hambre es una necesidad de todos los humanos, pero la naturaleza nos da una gran diversidad, frutas, verduras, de todos los colores tamaños y sabores, para satisfacer una necesidad de diversas maneras.

La segunda premisa para el éxito de la ecología industrial es la proximidad; es decir que de donde se consiguen las materias el recorrido para llegar con el usuario final no sea demasiado, con la finalidad de disminuir tiempo y de disminuir el gasto de energía y recursos para el transporte.

Alcance de la economía circular

Economía circular

Hasta ahora hablamos de únicamente un aspecto de la economía circular, que es la producción de bienes y servicios con base en la metodología de la ecología industrial, sin embargo, el alcance de este sistema va mucho mas allá. Como el propio nombre lo dice, la economía circular también abarca el aspecto económico o financiero. La razón principal por la que esto se ve afectado es que la parte más cara para la creación de un producto es la explotación de la materia prima, pero si conseguimos que todos los recursos que consumamos se hagan reutilizables, disminuiremos la cantidad de materia explotada, y por ende el coste de los productos disminuiría dramáticamente, haciendo que el dinero no se concentre únicamente en la parte del proceso correspondiente a la explotación, sino que fluya de manera uniforme en todas las partes de la sociedad.

El futuro de la economía circular

Hasta ahora todo parece algo ideal ¿no es verdad? Después de todo la naturaleza nos vuelve a dar el ejemplo de cómo un ciclo es la mejor manera de evitar una falta de abastecimiento de alguna materia o de algún servicio; sin embargo, el camino que queda por delante es largo.

En algunos países como Alemania o Japón, la implementación de la economía circular comienza con el reciclar, reutilizar y disminuir el consumo; si ponemos atención, esta herramienta es apenas una de las 6 en las que se basa la economía circular. Sin embargo, esto no significa que no sea algo viable, y sobre todo necesario, pues en china se ha aprobado el plan para que durante 5 años la economía circular sea puesta a prueba como un modelo que puede ser viable para el desarrollo de dicho país.

A pesar de que es posiblemente la mejor de las alternativas que tenemos para poder recuperar la salud ecológica del planeta; aún tenemos mucho que aprender y cambiar para hacer de la economía circular un modelo viable. Comenzando con la cultura de la humanidad, la cual tendremos que esforzarnos por modificar con la finalidad de hacer que cuestiones como el reciclado o el reutilizar los productos sea una costumbre. También habrá que hacer una serie de reformas gubernamentales con la finalidad de poder asegurar el cumplimiento legítimo de las normas. Pero sin duda lo lograremos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *