Dónde invertir para generar la mejor rentabilidad

Desde luego que 2018 no está siendo un año muy sencillo para conseguir un óptimo rendimiento a los ahorros. ¿Productos de toda la vida en los mercados financieros más convencionales o propuestas tan innovadoras como las monedas virtuales? Esta es una de las muchas preguntas que se están planteando los pequeños y medianos inversores ante el estado real de sus finanzas personales. No obstante, hay algunas claves muy relevantes que te ayudarán a decantarte por uno u otro modelo en la inversión. Más allá del perfil que presentes como usuarios en esta clase de productos financieros.

Los diferentes modelos de inversión están adaptados a cada momento coyuntural y en donde será necesario que conozcas las particularidades de cada tipo de inversión. No en vano, habrá que analizar las oportunidades que te presenten los mercados financieros y porque no, también las amenazas en el momento actual. A través de ambos parámetros conseguirás detectar cuál es el producto que más te conviene. Hasta el punto que estarás en mejor disposición para rentabilizar el patrimonio durante este año.

Desde luego que si deseas realmente mejorar el rendimiento de las operaciones no deberás limitarte solo a la renta variable o fija. Si no que deberás abrirte a nuevos mercados financieros en donde quizás tengas la oportunidad de alcanzar la rentabilidad soñada. Aunque sea a costa de asumir más riesgos en los movimientos que abras a partir de estos momentos. Es un factor que siempre deberás contar si quieres ser más ambicioso en tus aspiraciones en tus relaciones con el siempre complicado mundo del dinero. ¿Deseas conocer cuáles son las propuestas que dispones para conseguir estos anhelados objetivos? Pues presta un poco de atención porque te vamos a exponer alguna que otra idea que podrás ser muy útil en los próximos meses.

Rentabilidad: ¿renta fija o variable?

Se trata del eterno dilema que tiene buena parte de los pequeños y medianos inversores. En este sentido, optar por la bolsa europea puede ser una buena iniciativa que te ayude a canalizar estos anhelos. No obstante, el primer trimestre del año no ha sido tal y como esperaban algunos de los analistas financieros. Hasta el punto que la mayoría de índices bursátiles se mueven en terreno negativo. Como por ejemplo, el Ibex 35 que se deja casi el 10 % en los tres primeros meses del año. De todas formas, es la alternativa que puede dar rentabilidades más positivas para este año. Aunque para ello, no te quedará más remedio que ser más selectivo que nunca en la selección de los valores de las bolsas.

Por lo que respecta a la renta fija, todo dependerá de la política monetaria que emprendan los bancos centrales de cada una de las más importantes zonas económicas globales. En este sentido, todo indica que este ejercicio estará marcado por el fin de la política expansiva del Banco Central Europeo (BCE). Y desde luego que una posible subida de los tipos de interés a afectaría a los mercados de renta fija. ¿Pero en qué sentido? Pues muy sencillo ya si los tipos suben, el valor de los bonos baja. Hasta el punto que pueda generarse ciertas situaciones en donde la rentabilidad pueda ser mejor que en la renta variable o viceversa.

Mercados de divisas: más riesgos

Es sin duda alguna un mercado financiero de alto riesgo y que está marcado por los continuos cambios de valor entre las principales divisas del mundo. En donde la volatilidad es el denominador común de sus movimientos. Como en pocos mercados financieros ocurre. Pero que al mismo tiempo te produce que puedas conseguir altas rentabilidades a las operaciones abierta en estos mercados tan especiales. No obstante, el mercado de divisas no está aconsejado para operaciones a medio o largo plazo. Sino más bien lo contrario, para movimientos muy rápidos en donde puedas conseguir amplias plusvalías. O quizás perder buena parte de tus inversiones.

El principal problema que te enfrentas en esta clase de operaciones es que necesitas de un aprendizaje para moverte por estos mercados. No es lo mismo que la compra y venta de acciones en la bolsa, sino diferente. Si no es tu caso será mejor que optes por otras alternativas más satisfactorias para tus intereses personales. Este activo financiero requiere de un perfil muy bien definido si no deseas cometer algún que otro error que te lleve a situaciones no deseadas como pequeño y mediano inversor.

Inversiones más innovadoras

Dentro de este grupo se agrupan diferentes maneras de entender la inversión. En donde los préstamos entre particulares o la compra de inmuebles pueden representar una excelente oportunidad para conseguir óptimas rentabilidades. Desde este escenario general, las denominadas P2P es una inmejorable manera de recibir intereses todos los años de una manera rentable, segura y lo que es más importante fija. Hasta el punto que puedes rebasar el nivel del 5 %, un porcentaje al que no llegan en ninguno de los casos los diferentes productos bancarios.

No de menor importancia en la inversión es la compra de inmuebles. Se trata de un clásico al que recurren los inversores para mejorar el interés de sus inversiones. No en vano, estás en disposición de aprovechar la subida de las propiedades inmobiliarias durante los últimos meses. Por otra parte, tampoco puedes olvidar que se constituyen en una correcta estrategia para asegurarte el dinero y generar ganancias a largo plazo. Tal y como vienen desarrollando algunos inversores que ven en el ladrillo la solución a sus problemas de liquidez o mejor dicho de rentabilidad.

La última moda: las criptomonedas

Es la última fiebre inversora pero con unos riesgos muy elevados que no todos los inversores pueden soportar. Sin embargo, es conveniente que tengas en cuenta que es la estrategia de inversión más inestable e insegura que dispones en estos momentos porque no tiene regulación. Puedes ganar el 100 % de la inversión, pero de la misma forma dejarte igual cantidad de dinero por el camino. Es un gran error que inviertes grandes cantidades de dinero en algunas de las monedas virtuales de estas características. Hasta el punto de que puedes llevarte alguna que otra sorpresa muy negativa.

Está destinada para movimientos en los mercados muy negativos y que se caracteriza porque las ganancias no son tangibles. No debes llevarte por esta clase de inversiones por el mero hecho de que estén de moda ya que puede estar generándose una burbuja que puede afectar muy gravemente a las posiciones en este mercado tan atípico como innovador. Desde luego que no está aconsejado para perfiles de inversión moderados. Porque desde luego que puedes perder mucho dinero a partir de estos momentos. No lo olvides si no deseas cometer errores de gran envergadura.

Alza del mercado empresarial

Es otra de las opciones que tienes para este año, aunque desde planteamientos sensiblemente diferentes. En donde la posibilidad de inversión en nuevas empresas es una opción real que tienes para mejorar el rendimiento de tus operaciones. Por otra parte, puedes comprar  acciones de multinacionales que faciliten siempre liquidez. De todas formas, se trata de una clase de operaciones que son muy complejas y que te deben hacer que seas muy prudente. Porque los riesgos son más elevados que a través de otra clase de inversiones más convencionales.

Esta tipo de apuestas requieren por otra parte de una sólida formación empresarial que no en todos los casos los puedes reunir. Este factor hace que no sea un modelo a seguir por parte de cualquier pequeño y mediano inversor. Aunque la rentabilidad sí que puede beneficiarte en tus intereses, y por supuesto que mejor que en los productos de renta fija o variable. Este  es uno de los principales inconvenientes que tiene la elección la de este particular modelo de inversión.

Siempre quedará el oro

Como última opción siempre está presente el metal amarillo que ejerce como tradicional valor refugio en los momentos más desfavorables de los mercados financieros. No puedes olvidar que su rentabilidad durante este año es por encima del 10 %, con una tendencia alcista que podría continuar durante el resto del ejercicio. Pero por otra parte, también debes tener en cuenta que la subida de tipos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y un incremento en el valor del dólar norteamericano podría ejercer una presión bajista sobre unos valores refugio por excelencia.

Se trata de una propuesta de inversión que está adaptada a todas las exigencias. Entre otras razones porque puedes comprar oro físico o por el contrario de forma virtual. Con las características de cada uno de los modelos de inversión. Como alternativa a la inversión tradicional, en especial cuando los mercados financieros de renta variable no pasan por el mejor de los momentos. En donde gran parte de las fortunas mundiales se refugian para rentabilizar sus patrimonios particulares.

Porque puede conseguir ratios de rentabilidad muy interesantes que en algunos momentos puede alcanzar niveles de hasta el 50 %, o incluso más exigentes. Al igual que otros metales preciosos muy relevantes como es la plata, paladio o platino, entre algunos de ellos. Al menos puedes basar tu cartera de inversión en este activo financiero tan especial y a la vez rentable.


Categorías

Bolsa

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.