¿Dividendos en bolsa? No, en fondos de inversión

Casi todos los inversores conocen que los dividendos es la parte del beneficio de una empresa que ésta decide repartir entre sus accionistas. Es una retribución fija y garantizada que va todos los años a parar a su cuenta corriente en función de sus periodos de retribución. También son considerados como una parte de la renta fija dentro de la variable, independientemente de cómo coticen el precio de sus acciones. Tal es popularidad que cada año son miles y miles de pequeños y medianos inversores los que se decantan por esta especial estrategia en la inversión. Aunque para muchos analistas esté dirigida en especial a perfiles de inversores de carácter defensivo o conservador.

Los dividendos, en cualquier caso, son pagados en efectivo y esta operación se formaliza con carácter semestral, aunque en ocasiones las empresas cotizadas pueden decidir pagar un dividendo extraordinario. Hasta hace poco años parecía que esta retribución al accionista era cosa de las acciones en bolsa. Es decir, para cobrarlo no quedaba más remedio que acudir a los mercados bursátiles. Esta tendencia felizmente ha cambiado a mejor ya que uno de los productos más populares como son los fondos de inversión ha recogido el testigo para abonarlo a cuenta de sus partícipes.

En estos momentos, cerca de un 15 % de los fondos de inversión aportan esta característica. No son procedentes de la renta variable como muchos usuarios pueden llegar a creer. Sino que por el contrario, esta estrategia remunerativa se ha extendido a fondos de renta fija, monetarios, alternativos, y en definitiva, de cualquier naturaleza o composición. Con los mismos periodos de abono que en la compra y venta de acciones en la bolsa. Es decir, anual, semestral, bimestral o trimestralmente, en función del modelo elegido. Con una oferta cada vez mayor por parte de las diferentes gestoras internacionales.

Rentabilidad en los fondos

Otro error que aportan un buen número de inversores es llegar a la conclusión de que los dividendos en los fondos de inversión son menos rentables que los generados en la bolsa. Desde luego que no y de hecho se da el caso paradójico de que en estos momentos hay algunos fondos que ya ofrecen una rentabilidad por dividendo más alta que la procedente de los mercados bursátiles. En torno al 8 % y 9 % y cuyo reparto va íntegramente a la cuenta bancaria de los usuarios, tras el oportuno recorte de los impuestos que se aplican sobre esta retribución al accionista.

En cambio sí que es cierto que los fondos de inversión de la renta variable suelen ser mucho más generosos que los derivados de otros activos financieros. Con unas diferencia que pueden alcanzar o incluso superar los cinco puntos porcentuales. Algo que es lógico entender por parte de los pequeños y medianos inversores más avispados. Otro aspecto a tener en cuenta en estos momentos es que estos pagos ya no son esporádicos sino que afectan a muchos de estos productos financieros. Desde luego que más de los que puedes pensar inicialmente y basta que compruebes la actual oferta para darte cuenta de este hecho.

¿Cómo se canalizan los pagos?

Una de las grandes dudas que tienen los inversores se refiere en cómo se cobra esta retribución. Pues bien, hay que tener compradas las participaciones antes de la fecha de emisión de los dividendos. Es decir, con una cierta anticipación tal y como ocurre también en la bolsa. Con un margen de beneficios que se mueve en una horquilla muy poco homogénea que está situada en únicamente el 1 % y hasta muy cerca del 10 %. Es realmente llamativo el hecho de que los dividendos en los fondos de inversión son a día de hoy de los más rentables de los mercados financieros. Un motivo por el que muchos ahorradores se dirigen en estos momentos a este producto financiero.

Esta retribución va a parar a la cuenta corriente de los usuarios en un plazo que no excede de los siete y diez días. Con una demora un poco más elevado que en la compra de acciones, aunque desde luego que se rige por el mismo mecanismo. Tan solo tendrás que acudir a la ficha de los fondos para constatar que realmente está habilitado el pago de dividendos. Aunque esta información te la podrán decir desde tu banco de siempre para analizar si realmente te conviene o no acudir a este sistema de inversión. Más allá de otras consideraciones técnicas y en algunos casos también desde el punto de vista fundamental.

No implica que sean mejores fondos

En cualquier caso, el que un fondo de inversión reparta dividendos no indica que sea mejor o peor que los que no optan por esta estrategia en la remuneración. Muy al contrario, puede ocurrir que lo descuenten de su cotización en los mercados financieros. Y en otros casos, no cabe duda de que pueden tener una evolución muy negativa como consecuencia de la composición de su cartera. En este sentido, un consejo para los inversores es que no elijan sus fondos de inversión por este factor. Sino por el contrario, por otras variables mucho más relevantes y hasta rentables.

Desde esta parte del análisis en los dividendos que proporcionan los fondos de inversión hay que indicar que también buena parte de las gestoras se han inclinado por este sistema de pago con el objetivo de incentivar a su compra a los posibles clientes. Porque en efecto, se crea un efecto emocional sobre la decisión que van a tomar estas personas a partir de estos momentos. Con una predilección de estos fondos en comparación con los restantes que están disponible en los mercados. Es una oportunidad para conseguir un interés fijo y garantizado todos los años, prácticamente sin exclusión.

Desarrollar una bolsa de ahorro

Por otra parte, algunas de las ventajas más relevantes de esta clase de dividendos y que se sustancian en las aportaciones que te vamos a exponer a continuación y que difieren sensiblemente de las generadas a través de las operaciones en bolsa. Presta un poco de atención porque pueden ayudarte a conformar una bolsa de ahorro estable de cara a los próximos años.
  • Cobras un dividendo fijo todos los años mientras tu exposición es francamente menor a la de otros productos financieros, como por ejemplo los derivados de tus operaciones en los mercados de renta variable.
  • Puedes conseguir un rendimiento que es mayor que el aportado por las compañías que cotizan en bolsa. Esta es una tendencia que se ha ido consolidando durante los últimos años y que quizás desconozcas en el momento de leer este artículo.
  • Dispones de buscadores de fondos de inversión muy potentes que te indicarán cuáles son los fondos de inversión que presentan estas características tan especiales. Deberás tener un poco de paciencia ya que hay muchos fondos y no tendrás más remedio que aplicar una serie de filtros hasta llegar finalmente a estos productos.
  • Generalmente la emisión de los dividendos en los fondos de inversión es con una periodicidad anual, pero si quieres que sean cada trimestre tampoco tendrás excesivos problemas para contactar con ellos. Tan solo que tendrás que dedicar más tiempo en su correspondiente búsqueda.
  • Se trata de una estrategia muy eficaz para desarrollar una inversión a plazos más largos y en donde estarás más protegido que si optas por la compra directa de acciones en los mercados bursátiles. Tan solo tendrás que detectar si te conviene o no su contratación en función del perfil que presentas como mediano y pequeño inversor.

Algunos consejos sobre sus pagos

Por otra parte, es muy conveniente que si optas por esta inversión tengas en cuenta algunas peculiaridades en esta clase de inversión tan original y a la vez innovadora. En primer lugar que será necesario que tengas muchos títulos comprados si deseas que el pago sea realmente relevante. No en vano, con pequeñas aportaciones será muy poco el dinero que irá a tu cuenta de ahorro. Más o menos como pasa con las empresas cotizadas en los mercados de renta variable.

En otro orden de cosas es muy importante que elijas un fondo de inversión de gestión activo para que puedas adaptarte a todos los escenarios en los mercados financieros. En especial en los desfavorables en donde puedes perder muchos euros por el camino. En este sentido, no puedes olvidar que un cambio de fondo puede solucionarte el problema con especial eficacia, más allá de los planteamientos en la inversión que tengas en esos momentos. Porque de lo que se trata al fin y al cabo de mejorar tus posiciones y si te pagan un dividendo fijo todos los años, pues mejor imposible.

Por último, una de las claves para optimizar las operaciones en esta clase de productos financieros reside en el hecho de optar por los fondos de inversión más rentables durante los últimos años. O cuando menos que acompañen a la tendencia de los mercados financieros, sea cual fuese el activo que elijas en esos momentos. Porque no tiene que ser necesariamente procedente de la renta variable, sino que puedes decantarte por otros activos diferentes. Es una de las claves para tener éxito en las inversiones por medio de los fondos.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Un comentario

  1.   Marialis Fabiola Perez Gomez dijo

    Estoy apenas aprendiendo de finanzas personales y no se si irme por un prestamo a largo plazo con tasa fija o de corta con variable. Estoy algo perdida. 🙂 Estuve buscando webs de creditos online y consegui esta que se nota ser fiable. deberian hacer un top de paginas para prestamos de este tipo https://www.PrestamosRapidoshoy.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.