Diferencia entre crédito y débito

 

Diferencia entre crédito y débito

 

Tanto las cuentas de crédito como las de débito, forman parte de neustra vida diaria, y es que conforme pasa el tiempo, las formas de pago han cambiado, siendo las tarjetas de crédito y débito las favoritas. Una de sus principales ventajas es que nos permiten tener un acceso prácticamente perpetuo a nuestro dinero, facilitando así muchos de los procesos de pago que se llevan a cabo. Otra de las ventajas que nos dan los bancos mediante estas cuentas es la facilidad con la que podemos administrar nuestros fondos.

Pero aun si hemos hecho uso de este tipo de cuentas existe la posibilidad de que no conozcamos claramente las diferencias que existen entre estos dos tipos de cuentas, así como también existe la posibilidad de que no les estemos sacando el máximo provecho. Es por ello por lo que en este articulo abordaremos de manera clara y concisa cuales son las diferencias que existen.

Formas de pago

La primera diferencia que hay que mencionar son las formas de pago a las que nos permiten tener acceso. Cada una de las cuentas nos da distintas oportunidades, estas son unas de ellas.

Debito

Comencemos hablando de las cuentas de débito, las cuales permiten un pago que se cargue directamente a nuestra cuenta de ahorros o a nuestra cuenta corriente. De esta manera se puede concluir que el límite del pago que podemos realizar va de acuerdo al fondo de neustra cuenta; poniendo un ejemplo hay que decir que si en neustra cuenta hemos ingresado el equivalente a 100 euros, nuestro posible pago máximo es de 100 euros.

De cierta manera se puede equipar el pago con tarjeta de débito al pago en efectivo, donde nuestro máximo gasto es del dinero que tengamos a nuestra disposición. Así que, para poder realizar un pago mayor, lo que debemos hacer es incrementar los fondos de nuestras cuentas.

Crédito

En el caso de la tarjeta de débito hacemos referencia a un método de pago en el que se aplaza el cobro de una compra hasta el mes siguiente. Y es importante mencionar que este pago se puede realizar aun si nuestras cuentas no cuentan con fondos.

Diferencia entre crédito y débito

Aquí debemos aclarar 2 puntos; lo primer es que el método de pago es prácticamente el endeudarnos con el banco. De esta forma se nos exige el pago de la compra en cierta fecha limite. pero para que podamos cubrir el pago de nuestra deuda el siguiente mes debemos tener cierto nivel de ingresos, es aquí donde aclaramos el segundo punto.

Con la finalidad de que el banco se asegure de que seremos capaces de saldar la deuda a tiempo pone un límite al “préstamo” que se nos hace al momento de realizar los pagos. Y para poder conocer cuál debe ser ese límite es que el banco se asegura de estudiar la viabilidad del cliente, para poder definir si el cliente tiene solvencia económica y cuál es el nivel de esta solvencia.

Esta forma de pago resulta bastante útil al momento de obtener bienes en un momento en el que no contemos con efectivo o para poder cubrir algún gasto imprevisto que no se haya planeado en el presupuesto, pero lo que no va a cambiar es que el dinero debe devolverse, y esto puede hacerse de 3 maneras distintas, veamos cuales son estas.

  • La primera manera de pagar el crédito es a fin de mes, esto quiere decir que el pago debe realizarse un día determinado del mes que sigue a cuando se realizó la compra. Esto quiere decir que, si nosotros compramos algo el día 20 de enero, el pago debería cubrirse, por ejemplo, el 15 de febrero. Para poder cumplir con este pago es importante que tengamos muy claro el día en el que se debe realizar dicho pago, de lo contrario hay que tener en cuenta que se nos cargaran penalizaciones y podría llegar a hacer sanciones.
  • La segunda manera en la que podemos realizar el pago del crédito es mediante un porcentaje, esto quiere decir que todos los meses que siguen deberemos desembolsar efectivo con la finalidad de poder llegar a cubrir el costo total de la compra. Poniendo un ejemplo si realizamos una compra de 100 euros, durante los próximos 5 meses tendremos que abonar 20 euros con la finalidad de poder cubrir la cantidad total; para asegurarnos de que esto no nos genera un sobrecosto hay que estar bien informados de las condiciones que el banco propone para este tipo de pagos.
  • La tercera manera que existe para realizar el pago del crédito es mediante una cuota fija; este método también es conocido por el termino revolving; y es un método interesante que permite al usuario tener un mayor control sobre su presupuesto pues en este caso debemos pagar una cifra que ya está establecida. De esta manera conseguimos controlar los gastos y evitar que gastos imprevistos realicen un cambio brusco a nuestras finanzas personales.

El financiamiento

En el apartado anterior seguramente reconocimos que el crédito permite el financiamiento de nuestras compras. Esta diferencia entre el crédito y el débito es de las más conocidas, sin embargo la vamos a aclarar de una manera más directa.

Diferencia entre crédito y débito

Cuando nosotros realizamos una compra con nuestra tarjeta de crédito, desembolsamos la cantidad total de neustra compra. De tal manera que si en nuestra cuenta teníamos disponibles 100 euros, y realizamos una compra de 20 euros. Nuestros fondos totales serian de 80 euros. La ventaja principal de esto es que no contraemos ninguna deuda y también nos evitamos los posibles intereses que el crédito genere.

Por otra parte la tarjeta de crédito nos permitiría realizar el pago de la misma cuenta de 20 euros, pero de manera diferida, quizá durante 5 meses pagaríamos 4 euros mensuales. La ventaja principal del crédito es que al no desembolsar la cantidad total desde que se realiza el pago, contaremos con fondos que pueden ser utilizados para cubrir gastos que ya estaban planeados, e inclusive nos da la posibilidad de liquidar algunas otras deudas.

Es de suma importancia que destaquemos que ambas tarjetas tienen sus ventajas y desventajas, así que ninguna es por si misma mejor que la otra. Sin embargo es muy importante que aprendamos a controlar nuestros gastos para aso saber que tipo de pago es el mejor para neustra situación.

Pongamos un ejemplo real.

Si nuestros ingresos mensuales son de 600 euros, y en nuestro presupuesto mensual requerimos de 450 euros para cubrir nuestras necesidades como ropa, alimento, servicios, etc. Eso nos deja con 150 euros que podemos utilizar para prácticamente cualquier cosa que queramos. En primera instancia nos queda preguntarnos si es mejor gastar los 450 euros mediante el débito, eso solo nos dejaría con un fondo de 150 euros, por otro lado si financiamos los 450 euros es posible que tengamos que cubrirlos en 9 pagos de 50 euros mensuales.

Diferencia entre crédito y débito

Si prolongamos el ejemplo durante los 9 meses siguientes nos dará como resultado que contamos con un fondo de 2700 euros, nuestro pago mensual será de 450 euros, y es en el 10 mes que nuestras finanzas se estabilizan; y además, no hay que olvidar que cada mes fuimos juntando 150 euros que quedaban libres, de esta manera contamos con un fondo libre de 1500 euros, y este ira aumentando en 150 euros cada mes sin que esto afecte nuestras finanzas.

Hasta ahora, el financiar parece una opción viable, y en realidad lo es, pues contaríamos no solo con nuestro ahorro de 1500 euros, sino con una cantidad de 2700 euros, que si bien ya estan destinados a cubrir nuestros gastos mensuales, pueden ser utilizados en caso de alguna emergencia.

Pero antes de decidir si esto es algo útil o no, hay que pensar en nuestros propios hábitos financieros, pues hay que recordar que el ejemplo se calculó suponiendo que tuviéramos buenos hábitos para ahorrar los 150 euros que sobraban.

Además, supusimos que no gastamos nada de los 450 mensuales, sino que los ahorramos para poder ir cubriendo los abonos. Así que, si no tenemos buenos hábitos de ahorro, o somos personas que posiblemente gastaremos ese dinero en vez de irlo juntando, es posible que el final no sea tan esperanzador, y que no sometamos en algunas dificultades financieras.

El interés

Diferencia entre crédito y débito

Otra diferencia fundamental que existe entre el crédito y el débito es que el crédito nos suele generar un cobro de intereses por parte de la institución bancaria. Por lo general, el monto de los intereses depende del plazo en el que queramos cubrir el pago, si es mayor plazo, los intereses suelen ser mayores pese a que la tasa de interés sea la misma.

Esto último se debe a que existe un periodo de capitalización, así que con la finalidad de poder realizar los cálculos de una manera correcta hay que solicitar tanto la tasa de interés como los periodos de capitalización en los que tenemos que realizar nuestros pagos.

Por otro lado, en las cuentas de débito no existen los intereses, pero en algunos casos se puede llegar a pagar una comisión por tener nuestra cuenta en dicho banco, esto también s muy importante que lo preguntemos con nuestros asesores.


2 comentarios

  1. Hola: es una información muy completa y muy práctica para conocer la diferencia entre crédito y débito. El ejemplo de compras con la tarjeta es muy clarificador. Saludos.

  2.   Taylor dijo

    Es curioso que usemos indistintamente el término “tarjeta de crédito” tanto para las tarjetas de débito como para las de crédito. Gracias por clarificar la diferencia. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *