Diciembre el mes alcista por excelencia de la bolsa española

Entre los ciclos alcistas que suelen repetirse que diciembre es el mes más favorable para tomar posiciones en la renta variable española. Es el periodo del año en donde emerge el famoso y esperado rally de Navidad, al igual que las operaciones de maquillaje por parte de los fondos de inversión, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras. En los últimos 20 años el saldo ha sido claramente positivo para las posiciones alcistas en la bolsa y en muy pocos ejercicio el balance ha sido negativo.

Todos estos son motivos más que suficientes como para abrir posiciones para despedir el año y si las cosas han ido mal durante estos últimos meses habrá oportunidad para enmendar estos errores en las inversiones que hemos realizado. Aunque después de las últimas alzas en los mercados financieros se tiene el temor de que las correcciones pueden llevar precisamente en el mes de diciembre. Aunque por el momento no es el escenario más probable que debemos contemplar desde cualquier clase de estrategias en la inversión.

Bajo este contexto general, hay una serie de variables que explican este hecho que se repite año tras año y que dan la pauta a buena parte de los pequeños y medianos inversores a volver a los mercados de renta variable, en el caso de que hayan abandonado sus posiciones por cualquier motivo. En cualquiera de los casos, se trata de un periodo en donde tradicionalmente la presión compradora se impone con especial claridad a la vendedora. Ahora solo habrá que esperar si en este año sucederá esta misma tendencia o si por el contrario nos tiene deparada alguna que otra sorpresa para los inversores minoristas. Habrá que esperar muy poco tiempo para conocer la solución final a este planteamiento bursátil.

Diversificar las inversiones

Si no deseas sorpresas negativas en lo queda de año la mejor alternativa que tienes en estos momentos es ampliar las inversiones con otros productos financieros. Como por ejemplo, fondos de inversiones, imposiciones bancarias a plazo fijo u otros de similares características. Con el objetivo principal de no tener los ahorros de toda tu vida en la misma cesta y de esta forma puedas perder una parte muy importante de tu capital invertido. Hasta el punto de que puedes inclinarte por las inversiones alternativas, aunque en este caso con unas aportaciones monetarias más modestas. Para que de esta manera puedas preservar el dinero por encima de otras consideraciones de carácter técnico.

Aprovechar el rally de Navidad

El último mes del año puede ser aprovechado para que tomes posiciones en los mercados de renta variable de una manera puntual y ocasional. Es decir, durante un periodo de permanencia muy breve para recibir los beneficios que reporta este tirón alcista en la bolsa. Para a continuación volver a las posiciones de liquidez y esperar que vuelvan mejores tiempos para rentabilizar los ahorros. Incluso con la posibilidad de cobrar el dividendo que puede llegar a una rentabilidad muy cercana al 5 %. No en vano, esta modalidad de rally se suele desarrollar casi todos los años y con muy pocas excepciones en su aplicación.

Por otra parte, no puedes olvidarte que esta es una inversión de muy corto plazo en donde es muy importante ajustar el precio de entrada en bolsa con el fin de apurar las plusvalías. Al igual que el hecho de que es un movimiento que afecta a todos los valores de la renta variable nacional. Aunque son los valores más agresivos los que recogen las alzas con mayor intensidad que las restantes. De todas formas, es también muy relevante el movimiento de salida de los mercados financieros. Porque se trata de operaciones muy rápidas y sobre todo agiles en todas las estrategias en la inversión. Con una rentabilidad media en los últimos diez años en torno al 10 %, una de las más altas en todos los periodos del año.

Optar por estrategias más agresivas

Otra de las otras opciones que tienes a mano en estos momentos se basa en la compra de los valores más agresivos de la bolsa nacional. En donde se pueda mejorar la rentabilidad respecto a otra clase de títulos cotizados como objetivo para tener el año con una sonrisa en los labios. En cualquiera de los casos, estas deben ser operaciones muy rápidas que requieren de una mayor atención sobre lo que puede pasar en los mercados de renta variable. En sectores bursátiles, como por ejemplo los procedentes de las nuevas tecnologías, cíclicos, grupos financieros y en general todos los industriales. En donde se puede producir una mayor divergencia en la conformación de los precios.

Inversiones alternativas

De cara al perfil de los pequeños y medianos inversores más agresivos se pueden abrir posiciones en los activos financieros de estas características. Debido a que estas propuestas en la inversión pueden recoger los beneficios en muy corto espacio de tiempo. A través de activos, como por ejemplo son las materias o los metales preciosos y en donde en algunos de los casos presentan una tendencia alcista que puede ser muy interesante como para tomar posiciones en estos momentos. En este caso, como complemento a la inversión por parte de los usuarios.

Se trata de una opción con mayor riesgo en las posiciones, pero con la ventaja de que la rentabilidad puede ser mucho más elevada que en las propuestas más conservadoras o defensivas. Hasta el punto de que puedes estar en disposición de alcanzar niveles de hasta el 10 % en muy pocos días de cotización, tal y como ha pasado en los anteriores años. Por otra parte, hay que incidir que esta clase de inversiones se pueden llevar a la práctica  a través de los fondos de inversión o los fondos cotizados. Estos últimos son un producto que es una mezcla entre la compra y venta de acciones en bolsa y los fondos de inversión. Y que invierten sus carteras en esta clase de activos financieros de carácter alternativo. Con el beneficio de que generan unas comisiones que son más competitivas de cara a los pagos de los usuarios.

Buenos precedentes para diciembre

BME alcanzó una cuota de mercado en la contratación de valores españoles del 77,09 % en noviembre. La horquilla media fue de 4,88 puntos básicos en el primer nivel de precios (un 17,7 % mejor que el siguiente centro de negociación) y de 6,61 puntos básicos, con 25.000 euros de profundidad del libro de órdenes (un 43,9 % mejor), según el informe independiente de LiquidMetrix. Estas cifras incluyen la contratación realizada en los centros de negociación, tanto en el libro de órdenes transparente (LIT), incluyendo las subastas, como la negociación no transparente (dark) realizada fuera del libro.

Mientras que por otra parte, la negociación en Renta Fija ascendió a 24.965 millones de euros en noviembre. Esta cifra supone una subida del 0,9 % frente al volumen registrado el mes anterior. La contratación total acumulada en el año alcanzó los 319.340 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 67 % en relación con los once primeros meses de 2018. En donde el volumen admitido a negociación en el mes fue de 20.052 millones de euros, que representan una bajada del 22 % respecto a octubre. El crecimiento acumulado en nuevas emisiones hasta noviembre fue del 4% respecto al mismo periodo del año anterior. El saldo vivo creció un 1,9 % en el año, hasta los 1,6 billones de euros.

Los derivados financieros crecen un 3 %

El mercado de Derivados Financieros incrementó la negociación en los once primeros meses del año un 2,9 % respecto al mismo periodo del año anterior. El volumen en Futuros sobre Acciones aumentó un 48,1 %; en Futuros sobre Dividendos de Acciones, un 96,1 %, y en los Futuros IBEX 35 Impacto Dividendo, un 111,0 %. En comparación con el mes de noviembre del año anterior la negociación en Futuros y Opciones sobre Acciones subió un 30,2 % y un 6,8%, respectivamente. La posición abierta se incrementó un 7,4 % en el mes.

Se trata de un precedente que puede ser muy beneficiosa para que al final diciembre sea un buen mes para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Más allá de que se desarrolle o no el tan esperado rally de las fiestas navideñas. Pero que se inicia con un cierto optimismo por parte de los intermediarios financieros.  Y que de imponerse podría suponer una revalorización en la valoración de los precios de las acciones en una horquilla que oscila entre el 5 % y 15 % más o menos. Pero del que dependerá el resultado final de las operaciones en los mercados de renta variable en este ejercicio tan complicado para todos.

Porque en efecto, existe la posibilidad real de compartir sorpresas entre los usuarios para que de esta forma estés en condiciones de potenciar tus inversiones en el último y decisivo tramo del año. Y que en cualquier caso, servirá como punto de partida para el próximo ejercicio que aún será más complicado que este. Al fin y al cabo es la bolsa en donde te estás jugando el dinero. A través de activos, como por ejemplo son las materias o los metales preciosos y en donde en algunos de los casos presentan una tendencia alcista que puede ser muy interesante como para tomar posiciones en estos momentos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.