Despertar de la bolsa de España o falsa subida

El índice de la renta variable nacional, el  Ibex 35, ha cerrado la semana pasada con un alza del 0,50 %, que le ha llevado a que su precios estén en niveles ya muy cercanos a los 9.400 puntos. El selectivo español cierra cuatro semanas consecutivas al alza y casi en máximos desde julio del pasado año. Se trata del mejor de los datos en los mercados de renta variable desde el verano pasado. Este hecho ha alentado a que muchos pequeños y medianos inversores vuelvan de nuevo a posicionarse con el objetivo de rentabilizar sus ahorros.

Pero también puede que sea una trampa que han preparado los mercados financieros para atrapar a un buen número de usuarios. Porque llama mucho la atención que esta subida se haya producido con un fuerte recesión económica en ciernes y que ya está golpeando a la potente economía germana. Cuando no nos podemos olvidar que lo que hace la bolsa es sencillamente anticipar el escenario futuro, tal y como ha pasado en las últimas décadas y muy en especial en la crisis económica de 2008. Hasta el punto de que los inversores están un poco despistados sobre lo que está ocurriendo en los mercados de renta variable internacionales.

Por otra parte, hay que indicar que una de las claves para diferenciar lo que sería una tendencia alcista de la bajista está en el nivel de los 9.000 puntos. Es decir, muy cerca de los precios actuales y que por tanto puede ser rebasado en cualquier momento. Esto en la práctica quiere decir que estamos ante uno niveles que son muy frágiles y no nos pueden indicar gran cosas sobre las perspectivas de la bolsa nacional en los próximos meses. Corriendo el serio riesgo de que estemos ante una trampa bajista de gran fiabilidad que nos puede dejar atrapados en las posiciones durante mucho tiempo.

¿Cómo se detectará la falsa subida?

Fundamentalmente porque más pronto que tarde el Ibex 35 volvería a cotizar por debajo de los 9.000 euros. Hasta el punto de que si así fuese, el primer objetivo estaría en los 8.300 puntos es que el punto alcanzado en la anterior caída en bolsa. Y si también fuese rebasado se podría dirigir a los 7.800 puntos que el punto de referencia de cuando se celebró el referéndum del Brexit en Gran Bretaña. Es decir, uno de los niveles más bajos en la historia del índice selectivo de la renta variable española en los últimos años. Desde luego que no se puede descartar este escenario.

Mientras que por otra parte, siempre que se mantenga por encima de los 9.000 puntos será una esperanza de que la bolsa nacional pueda seguir en tendencia alcista, aunque con un recorrido al alza muy corto y limitado. Hasta el punto de que en buena parte de las propuestas no sea realmente rentable para abrir posiciones. Debido a que más es más fácil que tengamos sorpresas negativas a que podamos contar con amplias rentabilidades en nuestra cartera de inversión. Será por tanto un nivel a vigilar por parte de todos los pequeños y medianos inversores a partir de estos momentos.

¿Qué pasará por debajo de 9.000?

En el momento en que se produzca este escenario tan poco deseado por parte de los inversores se darán una serie de señales que puedes identificarlas de una forma fácil y sencilla. En este sentido, algunas de ellas son las siguientes: derribo de este importante soporte con un volumen de negociación más elevado que en otros periodos del año. Por otra parte, hay que dejar un filtro para confirmar el nuevo escenario y que estaría entre el 2 % y 3 % sobre el nivel objeto de la operación. De esta forma, se evitarán falsas alarmas que puede perjudicar nuestras estrategias en la inversión.

También es muy relevante que estos movimientos estén refrendados por otros índices bursátiles de nuestro entorno más próximo. Que den completa validez sobre la escapada a la baja del Ibex 35. Conviene que sepas que no hay que ser muy rígidos en la aplicación de los niveles seleccionados. Si no que por el contrario, hay que mantener algo de flexibilidad aunque dentro de los límites requeridos para esta clase de operaciones. En donde los pequeños y medianos inversores con mayor aprendizaje pueden interpretar mejor estas variaciones en los mercados de renta variable. En especial, con el objetivo principal de deshacer las posiciones antes nuevas y previsibles bajadas en la configuración de los precios.

Cierres semanales negativos

Otro de los métodos utilizados para conocer esta situación es comprobar los cierres semanales de las últimas semanas o incluso meses. Pueden dar una pequeña señal sobre cuál va a ser comportamiento del índice bursátil en los próximos días. Porque en efecto, otra de las pistas que podemos tener a mano es que lo cierres semanales sean positivos. Al menos durante un par de semanas y será una señal de que se pueden conseguir cotas en las cotizaciones más altas y que incluso el Ibex 35 podría dirigirse hacia los importantes niveles en 9.800 puntos y ya más alejado del punto de ruptura que tan preocupados tiene a los pequeños y medianos inversores en estos días.

Mientras que por otra parte, una mejora en la cotización semanal supondría que podríamos mirar con mayor optimismo a los mercados de renta variable a partir de estos momentos. Se trata, en definitiva, de una estrategia en la inversión que siempre ha sido muy seguida por los inversores con mayor aprendizaje en esta clase de operaciones. Entre otras razones porque su fiabilidad puede considerarse como de muy alta desde todos los puntos de vista. Con grandes posibilidades de que podamos tener importantes plusvalías en cada una de las operaciones desarrolladas en los mercados financieros.

Señales de la falsa subida

Lo peor de todo es al final fuese una falsa subida y no un cambio de tendencia. Una señal para darnos cuenta de este escenario tan poco deseado por parte de los pequeños y medianos inversores es que pueda formarse un pull back con mucha fuerza que lleve al precio de las acciones por debajo de los niveles de los 9.000 euros. Esta vez con ánimo de quedarse para mucho tiempo, y lo que peor para nuestros intereses, para ahondar las pérdidas a partir de estos momentos. Porque en efecto, ya no habría límites en las caídas porque la presión vendedora desde luego que sería muy fuerte sobre la compradora.

Otro truco para identificar estos movimientos consiste en poner de manifiesto como los grandes valores del índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35, se van dejando grandes soportes en la configuración de sus precios. Hasta el punto de que en muchos casos llegan a cotizar en mínimos anuales con un fuerte volumen de contratación que llama mucho la atención a los inversores minoristas. Como clara señal de que les está pasando algo muy grave en su valoración en bolsa. Siendo un sistema muy fácil y sencillo de llevar a cabo y que está a la mano de cualquier pequeño y medianos inversor.

Acompañado por otros mercados

De todas formas, para que sea una falsa alarma en el Ibex 35 no quedaría más remedio que esta clase de movimientos fuese indexados por otros índices de nuestro entorno más próximo. Como por ejemplo, en la renta variable francesa, alemana o incluso la de Estados Unidos. Para que de esta manera tengamos un poco más claro desde estos momentos que todo ha sido una trampa para que entremos en la bolsa. Esto es algo habitual que pase y lo que tenemos que intentar es no ser sensible a esta clase de movimientos tan especiales que están diseñados por parte de las manos fuertes de los mercados financieros. Hay que evitarlos a toda costa por nuestra propia seguridad.

Además, no nos podemos olvidar que ahora mismo estamos en un momento muy decisivo sobre lo que puede pasar en los mercados de renta variable. Porque puede dirigirse en uno u otro sentido y es mucho el dinero que está en juego como para tomarse a la ligera estas estrategias en la inversión. Porque si bien puedes ganar mucho dinero en las operaciones, también puedes dejarte muchos euros por el camino. En donde, los inversores es uno de los segmentos que están más preocupados por la inestabilidad de los mercados de renta variable en estos precisos momentos.  Puede pasar de todo  y en este sentido debemos estar prevenidos ante cualquier escenario que pueda originarse en la bolsa. Con movimientos más defensivos de lo normal en estos casos.
?
Por último, mencionar que hay que estar muy al tanto de lo que pueda pasar con los soportes y resistencias ya que nos darán la pauta sobre lo que tenemos que hacer. Bien abrir posiciones en los mercados de renta variable o por el contrario olvidarnos de la bolsa durante un periodo de tiempo más o menos prolongado. Con el objetivo de prepararnos a lo que pueda pasar en los próximos meses que es al fin y al cabo una de nuestras metas en la inversión. Para protegernos de movimientos no deseados para nuestros intereses personales en el afán de rentabilizar los ahorros al máximo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.