¿Deseas invertir en volatilidad? Apúntate a una par de ideas

volatilidadCuando las bolsas bajan o sencillamente son objeto de una mayor volatilidad en sus precios puedes llegar a la desesperación desde el punto de vista de la inversión. Bien porque se han agotado tus alternativas para rentabilizar los ahorros o sencillamente por tienes mucho miedo a perder buena parte de los ahorros acumulados durante años de trabajo. Pero la llegada de nuevos planteamiento en la renta variable ha propiciado que este deje de ser un problema para impulsar las inversiones. Incluso puede suponer nuevas oportunidades de negocio que hasta ahora eran completamente desconocidas para ti.

Porque en  efecto, quizás no lo sepas pero desde hace varios años también puedes rentabilizar los ahorros a través de los escenarios más desfavorables en la renta variable. Incluso con porcentajes más atractivos para tus intereses personales. Generalmente por medio de ciertos productos financieros, pero son olvidarte de los más sofisticados. Como por ejemplo, derivados, futuros u opciones entre algunos de los más relevantes. Para que a partir de estos momentos no tengas más excusas para no invertir el capital disponible. Hasta en los escenarios más negativos para los mercados de renta variable.

Se te abren nuevas expectativas en la inversión que no puedes desaprovechar bajo ninguna circunstancia. En buena parte de los escenarios, será nuevas formas de inversión con las que no estabas habituado a operar. Necesitarás, por tanto, de un aprendizaje para comprender estos modelos financieros. Y porque no, también una más alta dosis de cultura financiera. Porque requieren de un especial cuidado en sus operaciones. Seas un inversor agresivo o de corte más defensivo. En cualquier caso, la experiencia será un valor añadido para emprender estas actuaciones en los mercados de renta variable. ¿Estás dispuesto a plantearte estos objetivos?

Volatilidad en índices bursátiles

Una de las estrategias que dispones es directamente a través de la compra y venta de acciones. ¿De qué manera? Pues muy sencillo, eligiendo una serie de índices bursátiles que están basados en esta importante característica de los mercados financieros. Para ellos dispones de alguna que otra propuesta en donde satisfacer tus deseos para realizar la inversión. Porque en efecto, los mercados de renta variable han habilitado esta alternativa. Desde planteamientos, eso sí, más complicados que en otra clase de operaciones más convencionales.

Una de estas iniciativas proviene del índice de volatilidad VIX.  Su forma de funcionar se basa en que su comportamiento es completamente inverso al que marcan los índices bursátiles. Es decir, si la bolsa sube este índice hace todo lo contrario, es decir bajar. Y por la misma razón en el sentido contrario también. En definitiva, va a contracorriente de la evolución de la renta variable. Para que de esta manera, también puedas rentabilizar este escenario que puede presentarse en cualquier momento. Incluso dentro de pocos días.

Es cierto que te encuentras ante un sistema de inversión sensiblemente más complicado. Para evitar estos problemas, dispones de otras opciones mucho más sencillas para invertir tus ahorros en volatilidad. Como en el caso concreto del índice Nikkei Volatility. A través de este modelo de inversión lo podrás hacer directamente y sin ningún tipo de interferencias. Como principal problema para optar por esta propuesta el hecho que es un mercado muy alejado de tu zona natural para abrir posiciones en la renta variable. Y quizás lo que sea peor para tus intereses. No es otra cosa que cuenta con unas comisiones sensiblemente más expansivas que te encarecerán las operaciones. Pero al menos tendrás un eco a esta demanda tan especial que está representada por la volatilidad en los mercados financieros.

Fondos de inversión como aliados

fondosPero si hay algún producto que puede ser a esta original filosofía ese no es otro que los fondos de inversión. Pero siempre que estén basados en la volatilidad de cualquier activo financieros. No solamente procedente de la bolsa. Sino también de otros mercados alternativos como pueden ser los de metales preciosos, materias primas e incluso el inmobiliario y hasta la divisas. No hay límites en cuanto a su expansión. Como consecuencia de la innovación que se ha ido desarrollando durante los últimos años en los diferentes productos financieros. Incluido la propia bolsa tal y como puedes comprobar a partir de estos momentos.

Si deseas contratar un fondo de estas características no tendrá ningún problema para satisfacer la demanda. Es cierto que no son abundantes, aunque cada vez las gestoras están atendiendo a     esta necesidad de los inversores. Con fondos que están muy especializados en diferentes activos financieros. Desde la bolsa a los metales preciosos o el mercado de divisas. Se trata de modelos en la inversión que se caracterizan porque están destinados a plazos de permanencia no muy dilatados. Como principal diferencia con respecto a otra clase de estos productos financieros.

Su contratación no conlleva gastos adicionales, ni tan siquiera unas comisiones mucho más expansivas. Sino por el contrario, se rigen  por unas condiciones propias de los fondos de inversión. La única diferencia es que en estos casos puedes beneficiarte de la volatilidad en los mercados financiero. Aunque de no producirse puedes generar graves caídas en tus aportaciones económicas. No en vano, es uno de los riesgos que debes asumir al formalizarlos a partir de estos momentos.

¿Cómo aprovecharla en la bolsa?

Si por cualquier circunstancia, no puedes o no deseas suscribir los productos financieros anteriormente reseñados, tienes otra alternativa. Aunque algo rudimentaria es de gran utilidad para beneficiarte de estas situaciones tan especiales y a la vez atípicas. Es algo tan sencillo como comprar acciones en las bolsas de las propuestas que mejor se desenvuelven en estas situaciones. Porque en efecto, siempre hay uno valores más sensibles a estos movimientos en los mercados. Es a ellos a donde te tienes que dirigir para importar esta estrategia en la inversión.

De entre todos ellos, son los defensivos lo que mejor cumplen con tus expectativas. Por encima de otros sectores más cíclicos o que siguen el patrón de los índices más representativos de la renta variable. Desde este punto de vista, las compañías electicas pueden ser una buena elección. Sus precios serán menos vulnerables a las brusquedades de los mercados. En donde hasta podrás cobrar un dividendo fijo y garantizado todos los años. Con un rendimiento anual que puede elevarse hasta el 8 %. Conformando una renta fija dentro de la variable.

Otro de los sectores en la renta variable más vulnerable a tus operaciones es el que tiene a las empresas de alimentación como centro de su negocio. Desarrollan movimientos similares a las eléctricas, con poca propensión a generar impulsos muy violentos en la cotización de sus precios. Pueden servirte también  para importar estas estrategias que están íntimamente vinculadas con la volatilidad de los mercados financieros. Además, cuenta en la bolsa española con una amplia representación de estas propuestas más defensivas.

Ventas a crédito, con más riesgo

ventasTienes en estos productos más sofisticados otra de las herramientas para desarrollar tu estrategia de la inversión. Bajo unos planteamientos muy especiales y que se diferencian de otros productos financieros. Si piensas que un valor o activo financiero va a perder rentabilidad durante los próximos meses quizás sea esta una oportunidad para hacer negocio. Porque en efecto, las ventas a crédito recogen esta tendencia con especial intensidad. Más que en otros modelos de inversión. Pero también son muchos los riesgos que puedes contraer con sus operaciones. No en vano, si la inversión no se desarrolla conforme a tus  expectativas son muchos los euros que puedes dejarte por el camino. Más de los que piensas inicialmente.

Porque se trata de unas operaciones muy agresivas que necesitan de una mayor experiencia y conocimiento de los mercados financieros. Son productos, por tanto, que no están recomendados para cualquier perfil de inversor. Además, tienen una mecánica un poco más complicada que puede llevar a que no entiendas como debes operar con las ventas a crédito. Este es uno de los principales inconvenientes a lo que te tienes que enfrentar en estas situaciones.

Para que lo entiendas mejor, las ventas a crédito te permiten acumular más plusvalías a medida que el precio de los valores se va depreciando. Cuanto más sea mejor será para tu cuenta corriente. Es una de sus características más relevantes. Por todo ello, están concebidos para operaciones muy rápidas en donde tengas unos objetivos muy bien definidos. No sirven para experimentar, ni tan siquiera para probar suerte con ellos. Ya que los efectos pueden ser demoledores para tus intereses personales.

Se trata de unas de las estrategias más utilizadas por los pequeños inversores más especulativos de los mercados financieros. Por un motivo muy claro y que no es otro que la posibilidad que tienes para ganar dinero en poco espacio de tiempo. Debido a esta peculiar características se han hecho muy populares entre un los minoristas más avezados en las relaciones con el mundo del dinero.

Como habrás podido comprobar, dispones de más de una alternativa para invertir en volatilidad. Aunque no serán operaciones fáciles, ni mucho menos. No en vano, te exigirán una mayor experiencia que a través de otros productos financieros. Es el peaje que tendrás que pagar por aceptar estos planteamientos menos convencionales. Aunque la recompensa puede ser mayor si se cumple este escenario más complejo en la renta variable. ¿Estás dispuesto a asumirlo? Si es así, actúa con mucha precaución y con una gran disciplina en las operaciones. Es la mejor manera para conseguir tus objetivos finales.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *