¿Deseas desarrollar un plan financiero? Apúntate algunas ideas

plan financieroUno de los principales objetivos de cualquier inversor, como será con toda seguridad en tu propio caso, es sin duda elaborar un plan financiero con gran eficacia. Se trata de una estrategia que requiere de muchos conocimientos por tu parte. Pero sobre de la decisión para llevarlo a cabo con ajustada precisión. No en vano, de esta línea de actuación dependerá el estado de tus cuentas personales durante los próximos años. Hasta incluso vivir de una manera mucho más holgada que hasta ahora.

Desde luego que una gran parte de la sociedad española necesita elaborar un plan financiero realista, rentable y si es posible que pueda aportar algo de seguridad a tu cartera de inversión. Porque será necesario que sepas que no puede limitarse a un solo activo financiero. Sino a varios y de diversa naturaleza, incluso desde modelos alternativos que hasta ahora no te habías planteado tomar posiciones. Para satisfacer esta anhelada demanda, dispondrás una serie de estrategias que podrán ser muy ventajosas para cumplir con estas finalidades que planteas con cierta regularidad.

Porque en efecto, la preguntas que te plantarás es como comenzar para impulsar un plan financiero. Para ayudarte a desarrollar estas actuaciones te aportaremos alguna que otra idea que tendrá mucha practicidad en tus relaciones con los mercados financieros. No solamente procedentes de la renta fija, sino también de la variable, modelos monetarios o los alternativos más originales que están presentes en la actual oferta bancaria. Dispondrás más de una propuesta para que no tengas que limitar tus operaciones a una sola clase de estrategias en la inversión.

Plan financiero: ¿por qué realizarlo?

pensionEsta disyuntiva estará resuelta por la imperante necesidad de contar con una potente bolsa de ahorro para los próximos años. Incluso si has sobrepasado los 40 años con un objetivo diferente. No es otro que sirva para que puedas afrontar la etapa de la jubilación con un mayor desahogo económico durante este periodo en que perderás la condición de trabajador en activo. Puede estar elaborado para un perfil de pequeño y mediano inversor conservador, agresivos o intermedio. Para ajustarse a todas tus necesidades.

Son muchas las cosas que pueden pasar durante tanto tiempo. Desde las puramente personales: situación de desempleo, accidentes profesionales o las propias condiciones de los mercados financieros. También te será muy interesante que te plantees unos objetivos que sean reales y puedan cumplirse sin muchas dificultades. En ningún caso, bajo planteamientos poco racionales y que más que ayudarte lo que pueden  propiciar es perjudicarte en las operaciones que vayas importar a partir de estos momentos.

En donde lo más complicado se basará en empezar de la manera más útil para defender tus intereses en los mercados financieros. ¿Qué te parecería una rentabilidad media y fija en torno al 5 % todos los años? Pues bien, no es para nada imposible. En especial, si das con la tecla adecuada y con un potencial de revalorización bastante razonable para cumplir con tus objetivos más inmediatos. Te vamos a proponer alguna que otra idea para que puedas operar con cualquier activo financiero.

Desarrollo un plan con decisión

El primero de los pasos consistirá en diseñar cual es el plazo real de las inversiones. En función de esta variable, podrás elegir una u otra estrategia para vincularte con los activos financieros. Puede ser a corto plazo, con un periodo de dos, tres o hasta cinco años o para complementar la pensión que percibirás cuando llegues a la jubilación. Para a continuación, plantearte con gran decisión  cuáles son las fuentes de ingresos y los gastos. Para que de esta manera, estés en la mejor de las condiciones para decantarte por unos u otros días. Será el prólogo de lo que pasará a partir de este preciso momento.

Catalogar todas las fuentes de ingresos exigirá que dediques algo de tiempo para satisfacer esta importante tarea. Desde luego que será completamente necesario que calcular los ingresos que proceden de una fuente ajena a sus  inversiones. Pueden ser los trabajos extras que dispongas en este momento, cualquier negocio, o cualquier ingreso que proceda de algún miembro de tu familia. Y como elemento menos conocido originado por una herencia o por el afortunado por un premio en los juegos de azar.

No te quedará más remedio que descontarlos de los gastos que tengas que soportar en tu economía doméstica. Desde los recibos de los principales servicios y suministros para el ahogar hasta otros más atípicos. En donde se engloban los impuestos, seguros y algún que otro gasto no previsto en tu presupuesto personal o familiar. Con estos sencillos cálculos ya tendrás disponible el dinero que podrás utilizar para tus inversiones, o sobre todo para lanzar con decisión un exigente plan financiero. No en vano, a donde vas a dirigir tus actuaciones más próximas.

¿Qué necesidades tienes?

El siguiente paso de estas actuaciones deberá basarse fundamentalmente por definir con meridiana claridad cuáles son tus objetivos. Porque en efecto, en cada caso serán divergentes y en cierta forma contrapuestos. Se puede optar desde un modelo realmente agresivo a otros con planteamientos más contenidos. Aunque en ambos casos, con un objetivo común que no es otro que rentabilizar los ahorros bajo las mayores plusvalías. Aunque es cierto, que en determinados escenarios, será una tarea de difícil resolución. En especial en las situaciones más desfavorables por los mercados de renta variable. Con momentos con muchas dudas sobre lo que tienes realmente que hacer.

Antes de comenzar en la elaboración de un plan financiero, te será de gran utilidad que a medida que dispongas de mayor información sobre los productos financieros, mayores serán las posibilidades para tener un análisis más realista sobre las inversiones que tienes que aplicar desde este momento. Sabiendo en todo momento que no hay ningún modelo de ahorro seguro. Debes de tener en cuenta que las circunstancias cambian, y por supuesto que aún más en los mercados y activos financieros. Por este motivo, es completamente obligatorio que revises y actualices los planes financieros periódicamente. Desde luego que será la estrategia más correcta para proteger tu dinero con mayor eficacia.

Definición de un plan financiero

desarrolloUna vez que tenga un plan financiero, debes saber que no se han terminado los retos. Sino que todavía queda mucho recorrido hasta llegar a tus objetivos más inmediatos. Para que esto sea así, no habrá más remedio que mantener atención constantemente y ser disciplinado para implementar las medidas que vayas a aplicar para mejorar tu capital. Con un seguimiento continuo y disciplinado seguimiento de los movimientos contratados a través de los activos financieros. Es decir, con una mayor implicación en todos los movimientos que tengas abiertos. En especial si están destinados a los plazos más cortos.

Si por el contrario, tus intenciones es crear una bolsa de ahorro para disponerla cuando llegue tu jubilación, entonces será más importante que vigiles el diferencial entre tus ingresos y tus gastos para destinar el resto a las inversiones. Aunque no tiene que ser necesariamente todo el importe resultantes de esta operación. Podrás invertir una mínima parte, en función de las necesidades que tengas en esos momentos. No siempre será la misma ya que tu situación económica puede variar en cualquier momento. En este sentido, será muy relevante que puedas ajustarlas en dependencia del estado de tu cuenta corriente.

No habrá más remedio que cumplir con una serie de requisitos si deseas cumplir con los objetivos planteados desde el principio del proceso. Si es una vinculación con la renta fija, variable, productos financieros, etc. Porque en efecto, cada uno de ellos aportará sus propios procedimientos en la inversión. Todas estas variables indican que debes dotar a las operaciones de una mayor flexibilidad desde un modelo de inversión denominado como activo. Es decir, adaptado a todas las circunstancias de los diferentes mercados financieros.

Claves para llevar una estrategia

clavesDe cualquier forma, siempre te ayudará que tengas unos objetivos mínimos desde la colocación de tu capital disponible. Para ayudarte en esta tarea te aportamos unas cuantas ideas que serán muy prácticas llevarlas a la práctica. Como las siguientes que te exponemos a continuación.

  1. La edad será un factor muy importante para elaborar tus aportaciones para el plan financieros. En donde a medida que antes comiences, más dinero dispondrás en tu cuenta corriente con el paso de los años.
  2. Puedes optar por los planes de renta variable si no te importa asumir riesgos. No en vano, es la mejor estrategia para incrementar el capital. Por encima de otros modelos financieros.
  3. Para desarrollar el plano financiero tienes que prever los gastos que tendrás durante los próximos años. Para evitar cualquier escenario no deseado en el que no tengas la suficiente liquidez como para afrontarlo.
  4. Siempre puede ser interesante la idea de optar por una rentabilidad garantizada. Para que de esta manera, siempre te aporte unos recursos a tus ahorros y sin riesgo alguno por tu parte.
  5. Puedes plantearte salir a otros mercados financieros en donde puede ser más rentable invertir los ahorros. Pero será muy necesario que te informes sobre las comisiones que te apliquen los intermediarios financieros.
  6. Deberás tener muy claro que no es lo mismo programar tus ahorros para los próximos años que decantarte por un plan destinado para tu jubilación. No en vano, son estrategias completamente diferentes que exigirán de procedimientos financieros sensiblemente diferenciadas.
  7. No porque programes un plan financiero te tiene que generar rentabilidad. Porque en efecto, puede ocurrir que los resultados sean negativos y hasta puedas perder dinero en estas operaciones. Como por ejemplo, en ciertos escenarios económicos.

Categorías

Bolsa
Etiquetas ,

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario