Cuentas con devolución de los recibos domésticos

Son muchas las cuentas corrientes comercializadas por las entidades bancarias, pero entre ellas una de las más innovadoras son las que devuelven una parte de los recibos domésticos vinculados. Entre ellos los del gas, luz, agua u otros servicios del hogar. Hasta el punto de reponer hasta el 5 % de los cargos de estas prestaciones. Se trata de una clase de cuentas que lleva pocos años en vigor, pero con uno de los desarrollos más potentes por parte del sistema bancario español. Ahora ha aumentado su oferta notablemente como para que puedas elegir entre varios formatos de este producto bancario en alza.

Las cuentas bancarias con domiciliación de las facturas domésticas tan solo exigen su vinculación. Nada más, para que a partir de ese momento los usuarios empiecen a disfrutar de todas sus prestaciones y desde el primer momento. No obstante, su rendimiento bancario no tiene variaciones sustanciales con respecto a las cuentas tradicionales. Es decir, están bajo márgenes mínimos que raramente sobrepasan niveles por encima del 0,50 %. Sin que desde estos estés en disposición de crear una bolsa de ahorro contundente en cuanto a su remuneración.

Esta clase de productos destinados para el ahorro se caracterizan fundamentalmente por qué están dirigidos a todos los perfiles de usuarios. Sin exclusiones de ninguna clase. Para que de esta manera, todos los meses puedas ahorrar dinero procedente de los cargos del hogar. Si no es mucha su cantidad, sí que al menos te servirán para contener las subidas que experimentan todos los años. En especial, en lo que respecta a la factura de la luz, con incrementos que pueden incluso acercarse a niveles del 10 %. Así se inscriben estas cuentas de ahorro tan especiales. Pero es mucho lo que tienes que conocer de ellas a partir de estos momentos.

Devoluciones de hasta el 5 %

En primer lugar, deberás conocer que es un instrumento bancario para que tengas más liquidez en la cuenta corriente. Tanta como la oferta que vayas a contratar a través de estos productos. En estos momentos te ofrecen una devolución que se mueve bajo unos márgenes muy estrechos que se mueven entre el 1 % y 5 %. Dentro de este escenario general, contemplan los mismos servicios y prestaciones que en otra clase de cuentas consideradas como tradicionales. Es decir, podrás operar con tu banco de siempre y con los servicios bancarios que has venido manejando hasta estos momentos.

La mecánica de esta estrategia comercial que han desarrollado las entidades bancarias es bien sencilla. Te ofrecen un descuento directo sobre el total de las facturas de la luz, agua o gas. De esta manera, el principal efecto es que tendrás que pagar menos dinero por estos cargos bancarios. Para que así, la liquidez en tu cuenta de ahorro sea mayor todos los meses. Como consecuencia de esta actuación, podrás ahorrarte entre 50 y 150 euros todos los años aplicando este sistema de fidelización. En función de cuál sea el consumo que hayas desarrollado en cada periodo.

Requisito para acceder a estas cuentas

Desde luego que son muy fáciles de contratar ya que únicamente te demandaran que domicilies los recibos que tus deseas vincular a la cuenta corriente. No tienen que ser necesariamente todos, sino lo que tú mismo creas convenientes. Por otra parte, este producto bancario no requiere de otras vinculaciones, como por ejemplo la domiciliación de la nómina o pensión. Ni tampoco et demandarán que mantengas un saldo mínimo en la cuenta todos los años. Es todo mucho más sencillo para tus intereses personales ya que tan solo será necesario con que abras la cuenta seleccionada para llevar a cabo esta estrategia comercial tan especial.

Generalmente se trata de un producto bancario que no conlleva ningún plazo de permanencia. Es decir tendrás completa libertad para decidir cuándo cancelas la cuenta de ahorro. A diferencia de otros modelos en donde te exigen un periodo de permanencia que puede alargarse hasta los 12 meses y que están confeccionados con unas penalizaciones muy severas. Pues bien, en este caso, no deberás temer por estas comisiones porque no se dará lugar a estas situaciones tan particulares. No en vano, son un tipo de cuentas que se comercializan con bastante flexibilidad por parte de las entidades financieras.

Sin elevación en los intereses

Si lo que deseas es mejorar sustancialmente tu cuenta de resultados no es el mejor modelo para contratarlo. Porque en efecto, esta clase de cuenta de ahorro no incrementan el interés bajo ningún porcentajes. Es prácticamente el  mismo que en las restantes cuentas de la actual oferta bancaria. Esto quiere decir en la práctica que te supondrá una rentabilidad que estará bajo mínimos. Con un tipo de interés fijo y anual de hasta el 0,2 % en el mejor de los casos. Porque no olvides de que estas de las que hablamos no están encuadradas dentro de lo que son las de alta rentabilidad. Son modelos completamente diferentes, tanto en su concepto como en la mecánica por la que se rigen en estos momentos.

Otra de las características de estos modelos de ahorro es están exentas de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento. No tendrás que pagar un solo euro por su uso y es una diferencia muy importante con respecto a otros formatos que están disponibles en la actual oferta bancaria. Es decir, no te supondrá ningún esfuerzo económico en su mantenimiento. Desde este punto de vista es un producto bancario muy ventajoso para los intereses de los usuarios. Además, con la ventaja adicional de que podrás domiciliar los recibos que tu desees en cada momento y casi de forma ilimitada. Sin que estos movimientos te supongan ningún desembolso monetario.

Con tarjetas de forma gratuita

Si hay otra particularidad que define a estas cuentas es que a través de ellas puedes conseguir tarjetas gratuitamente. Generalmente se aplican en los plásticos de débito y en rara ocasión en las de crédito. Para que de esta forma, no tengan que pagar las comisiones de emisiones y mantenimiento que conllevan esta clase de productos financieros. Esta prestación te permitirá a que te ahorres algo más de 10 euros todos los años. Desde luego que no son importes realmente espectaculares, pero al menos te permitirán que puedan incrementar levemente tu bolsa de ahorro.

Por otra parte, tampoco puede olvidarse que las cuentas con domiciliación de recibos domésticos llevan incorporada una serie de servicios o prestaciones también gratuitas. Como por ejemplo, realizar transferencias nacionales ilimitadas, emisión de cheques bancarios o incluso el acceso que puedas obtener otra clase de productos financieros en mejores condiciones de contratación. Desde esta perspectiva es un producto que puede ser muy beneficioso para defender tus intereses familiares ya que además pagarás menos dinero por los recibos domésticos.

Ofrecen entre 1 % y 5 % de los recibos

La oferta que ofrecen los bancos en estos momentos se mueve bajo estos parámetros. Pero hay que matizar un aspecto que es muy importante para los usuarios. No es otro que estos descuentos no son ilimitados ya que solo se aplican sobre un tipo máximo. Nunca sobre la totalidad del importe del consumo, tal y como puede creerse desde un principio. Tan solo alcanza hasta un límite de hasta 20 o 40 euros, en función de la oferta de cada una de las entidades bancarias. Banco Santander y en general toda la banca online es la encargada de lanzar al público esta clase de ofertas.

En otro aspecto, conviene mencionar que una de las propuestas más agresivas es la que ha desarrollado el Banco Santander a través de su Cuenta 1, 2, 3. Con este producto bancario, puedes disfrutar de hasta el 3 % de interés nominal anual (TAE 1.81%) del saldo diario, hasta el 3 % de bonificación de los recibos habituales y además, te convertirás en accionista del Santander, porque consigues 1 acción del Santander de bienvenida, gracias al programa de fidelización de este producto financiero.

Condiciones en la contratación

No solo repercute en los recibos domésticos de los que hemos mencionado anteriormente. Si no que se aplica también a tributos locales y seguros sociales: IBI, vados, impuesto de circulación, REA, RETA. Por el contrario, no suele incluir a IVA, IRPF, impuestos sociedades, sucesiones, etc. En otro aspecto, hay que recalcar que podrás ser titular de un máximo de dos cuentas siempre que no seas único titular en las dos, es decir, puedes tener una cuenta como único titular y otra titularidad conjunta, o ser titular de dos cuentas con titularidad conjunta.

Por último, recordar que el funcionamiento de la cuenta es muy sencillo: si cumples las condiciones te abonamos los beneficios. Si no las cumples, no los recibe. La comisión mensual de mantenimiento pasara a ser de 8 euros si no cumples las condiciones durante tres liquidaciones consecutivas, una vez finalizado el periodo de carencia inicial o si ya hubieras cumplido las condiciones en algún momento. Cuando vuelvas a cumplir las condiciones, volverás inmediatamente a pagar 3 euros.

Para contratar esta clase de cuentas tan especiales pueden hacerlo cualquier persona física residente o no residente en España mayor de 18 años, tanto si es cliente nuevo como si ya es cliente de la entidad que realiza la oferta. Como consecuencia de un programa de fidelización de este producto financiero.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.