¿Cuántos impuestos pagamos los españoles?

impuestosLos impuestos es uno de los gastos que deben afrontar los contribuyentes para la correcta actuación de la economía. No solamente hay impuestos directos, sino los considerados indirectos, tal y como vas a poder comprobar en este artículo. Porque los impuestos son realmente los tributos que cada persona, familia o empresa debe pagar al Estado para costear las necesidades colectivas, contribuyendo así con una parte de sus ingresos. Hasta el punto de que son prácticamente necesarios en las sociedades democráticas. Aunque puede suponer más de un quebradero de cabeza en los planteamientos de los contribuyentes.

Hay una cosa muy clara y es que a medida que pagas más impuestos dispondrás de menos dinero en tu cuenta corriente. Algo en lo que están en contra las teorías económicas de carácter liberal. Porque significa que los contribuyentes tendrán mucho menos dinero para destinarlo al consumo u otras actividades económicas. Con lo que se resienten las cuentas generales de cada estado porque el flujo económico es sensiblemente menor. Por este motivo, hay diferentes corrientes económicas que son favorables o no de aumentar o disminuir la presión fiscal entre los ciudadanos.

Por otra parte, no puede olvidarse que los impuestos pueden ser revisados con cierta regularidad en función de las necesidades económicas de cada uno de los países. Desde este escenario general, puede decirse que con estos recursos monetarios son los estados quienes obtienen los recursos suficientes para llevar a cabo sus actuaciones. En actuaciones tan diversas como son la administración, infraestructuras o incluso prestación de servicios. En cierta forma, estos segmentos dependen de esta carga fiscal que parte del bolsillo por parte de los contribuyentes.

Impuestos: directos e indirectos

directosUna primera diferencia de las tasas generales se divide entre impuestos directos e indirectos. Desde este planteamiento fiscal, son los primeros los que más interesan a buena parte de los contribuyentes debido a que los tienen que pagar en todos los escenarios. En cierta forma, son tasas más abiertas a todos por sus especiales características. Porque en efecto, no solo van a afectar a los contribuyentes de la misma manera, tal y como vas a comprobar a partir de estos momentos.

Por una parte, están los denominados impuestos directos que son básicamente los que recaen directamente sobre la persona, sociedad, empresa, etc. Debido a que se basan sobre todo en la capacidad económica de los afectados. Es decir, en función de su patrimonio y la generación de las rentas. Algunos de los más conocidos y a los que tendrás que afrontar su cumplimiento son los que se refieren al impuesto sobre la renta de las personas físicas, el impuesto sobre sociedades o el impuesto sobre sucesiones y donaciones. También otro menores que no se serán objeto de una explicación posterior.

Los impuestos indirectos

Por otra parte, está esta clase de tasas que también son muy importantes para la recaudación de fondos por parte de los diferentes estados del mundo. Una diferencia que los distingue de otro reside en el hecho de que estos impuestos se imponen se imponen a bienes y servicios y no sobre las personas como pasa con los impuestos directos. Es decir, de manera indirecta tal y como se refiere su nombre. Las personas consumen un producto o artículo y por deben tributar sobre actuaciones suyas. A veces de una forma mucho más expansiva en lo que se refiere a los porcentajes que se aplican.

Desde este escenario general, no cabe duda que estos impuestos pueden ser más justo que los otros. En donde están presentes algunos tan conocidos como son el IVA, el impuesto sobre transmisiones patrimoniales o los impuestos especiales sobre bebidas alcohólicas. Hay que aclarar que algunas de estas tasas se abonan en función de que consumas sus productos. Porque en efecto, ni no tienes relación con los mismos no los tendrás que pagar en ningún momento, tal y como pasa en estos momentos con los impuestos sobre el alcohol. No en vano, solo se aplican a los consumidores y no a otras personas como ya te hemos explicado.

Tasas proporcionales o regresivas

Otra de las divisiones de las que pueden ser objeto los impuestos es la que se rige para estos parámetros tan especiales. En donde los impuestos proporcionales se refieren básicamente a un porcentaje fijo en el cual no se tiene para nada en cuenta la base imponible. Por otra parte, están también los impuestos denominados como regresivos y que son aquellos en donde a mayor ganancia o renta más será la cantidad que deberás pagar. Uno de estos ejemplos estaría representado por el IVA a los bienes básicos y que están muy generalizados en el sistema fiscal actual en España.

Las tasas progresivas quizás sean la más olvidadas, pero no por ello serán menos importantes desde el punto de vista fiscal. Su estrategia fiscal se basa en un axioma tan sencillo como que a mayores ganancias o rentas, mayor es el porcentaje de impuestos que se debe pagar por parte de los contribuyentes. Un claro ejemplo de este sistema impositivo es el que queda reflejado por el impuesto sobre la renta, una de los más característicos del calendario fiscal español y que es realmente progresivo desde su confección. Hasta el punto de que puede perjudicarte en tus intereses tributarios en función de las ganancias que tengas en cada ejercicio.

Los principales impuestos

irpfEn España, hay una serie de tasas que destacan sobre las restantes y esas son las que te vamos a exponer con un poco más de explicación. Se refieren a algunos de los más importantes del calendario fiscal nacional fiscal y que se caracterizan porque son de competencia de las Comunidades Autónomas o Haciendas Locales, pero también otros que son gestionados por el Estado.

Uno de los más relevantes es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Se trata de una tasa sobre la renta es un impuesto que grava la utilidad de las personas, empresas, u otras entidades legales tasa. Tienes que formalizarlo todos los años y en el que se debe tener en cuenta todos los rendimientos derivados sobre el trabajo y las rentas. Prácticamente todos los contribuyentes deben formalizarlo, en unos casos con una auto liquidación para devolver o pagar. No merece mayores explicaciones debido a la gran popularidad que tiene entre todos los contribuyentes.

Impuesto sobre Sociedades (IS)

Desde luego que este impuesto no está tan masificado como el anterior. No en vano, el impuesto sobre sociedades es el que se refiere a la imposición sobre la renta de las sociedades que es un impuesto directo, de carácter personal y habitualmente de tipo impositivo único, que recae sobre los beneficios obtenidos por las sociedades. Por otra parte, no puedes olvidarte que su aplicación se efectúa mayoritariamente sobre las empresas y no en particulares por lo que es mucho más restringido en sus efectos reales.

Otra tasa de estas características es la que se refiere al Impuesto sobre sobre el Patrimonio que es más conocido como impuesto sobre la riqueza o impuesto sobre la fortuna. Se trata de una importante tasa que se aplica individualmente, no sobre ingresos anuales o transacciones, sino sobre el patrimonio personal de las personas físicas. Hasta el punto que determina la riqueza real de las personas, en mayor o menor intensidad. Por tanto, está más restringido al resto de los ciudadanos a diferencias de otros más generales.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

ivaEs otro de los grandes impuestos que está impuesto en el calendario fiscal nacional y presenta una serie de diferencias que lo determina como una tasa un tanto especial. Desde este contexto, el IVA es una tributación que tienes que realizar sobre buena parte de las operaciones profesionales y comerciales. Para que lo tengas más claro a partir de estos momentos deberás conocer que el IVA es una carga fiscal sobre el consumo, es decir, financiado por el consumidor como impuesto regresivo, aplicado en muchos países y generalizado en la Unión Europea.

Se aplica con diferentes porcentajes en función de muchas variables. Porque en efecto, varía en dependencia del producto o servicio que se compre o venda, y por tanto hay diferentes tratamientos en el IVA. Como los siguientes que te exponemos a continuación.

  • IVA General (21 %)
  • Este es el tipo de IVA por defecto y se aplicará a la mayoría de productos y servicios: ropa, bricolaje, tabaco, servicios de fontanería, hostelería, electrodomésticos, etc.
  • IVA Reducido (10 %)
  • En este tipo entran una gran variedad de productos como bien sabrás en estos momentos. Los más notorios incluyen productos alimenticios, agua, productos farmacéuticos.
  • IVA Superreducido (4 %)
  • El tipo de IVA superreducido se aplica a los bienes y servicios que se consideren de primera necesidad. Como en los siguientes aspecto que te exponemos:
    Alimentos básicos de la cesta de la compra (leche, pan, arroz, etc.).
    Libros y prensa (revistas y periódicos)
    Medicamentos para uso humano
    Prótesis, implantes internos, órtesis y vehículos para personas con discapacidad.

Tampoco podemos olvidarnos del  Impuesto sobre Bienes Inmuebles y que es más conocido por sus siglas, IBI. En este caso, y a diferencia de los otros, es un impuesto directo de carácter local que grava la titularidad y derechos reales que tengas sobre cualquier bien inmueble.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Sindy Arriaga dijo

    Los impuestos son una forma de contribución que hacemos losciudadanos a las personas del Gobierno para que este cumpla las funciones que se le han encargado. El problema que suele pasar es que le ponemos más funciones al Gobierno y entre más funciones le pongamos al Gobierno vamos a tener que pagar más impuestos.

    las únicas funciones que debería tener un Gobierno es:
    – protección a la vida
    -protección a los contratos
    – protección a la propiedad privada.

    y como sabemos hay 2 tipos de impuestos:
    – Directos: que estan relacionados con el sueldo de una persona. la idea de este impuesto es disminuir las diferencias de riquezas. un ejemplo de este impuesto en Guatemala puede ser el ISR (impuesto sobre la renta)

    – Indirectos: que son los que no tienen relación con los ingresos de una persona. Este impuesto se basa en lo que consume una persona. un ejemplo de este impuesto en Guatemala puede ser el IVA (impuesto al valor agregado)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.