¿Cuándo hay que realizar las compras en bolsa?

Uno de los momentos más delicados en los mercados de renta variable es formalizar las compras y ventas en los mercados financieros. Será tan determinante como para incidir en la rentabilidad de las operaciones. No solamente es un movimiento muy importante para ampliar los retornos sobre los ahorros, sino también como una mayor protección en las operaciones realizadas. Por estos motivos deberás velar para que estos movimientos se realicen bajo las mejores de las estrategias. No en vano, es mucho dinero el que te estás dejando.

Para constatar la importancia de realizar una buena compra y venta en la renta variable, nada mejor que lo puedes perder o ganar con una desviación mínima en estos movimientos. Puede suponerte muchos euros en cada una de las órdenes lanzadas al mercado. No puedes desatender este importante aspecto si deseas conseguir ser un excelente inversor. No obstante, muchas de las veces estas pautas de actuación te vendrán dadas por el propio aprendizaje en los mercados financieros. En cualquier caso, a partir de estos momentos tendrás más de una idea para llevarlas a los parqués de la renta variable. Tanto en los mercados nacionales como fuera de nuestras fronteras.

Una de las claves para que tengas un mayor éxito en tus operaciones en renta variable es ajustar los precios de cotización. Pero no solamente los de compra, sino también en las ventas. Será además, una útil estrategia para aumentar la rentabilidad de las operaciones. Por encima de otras estrategias más o menos sofisticadas. No puedes olvidar que una equivocación en estos niveles de precio puede generar algún que otro problema con tus cuentas personales. Por este motivo es muy importante que no dejes nada en manos de la improvisación.

Compras: diferentes estrategias

estrategiasUn error que cometen con cierta frecuencia los pequeños y medianos inversores es hacer todo lo contrario que hacen las manos fuertes de los mercados financieros. Es decir, comprar cuando ellos venden y viceversa. Porque una de las claves del éxito en las operaciones bursátiles reside en un viejo pero efectivo axioma que se aplica en la renta variable. Se resume básicamente en algo tan sencillo como comprar cuando los precios están bajos y vender cuando están altos. Siempre dentro de una misma tendencia para facilitar esta tarea que tienes ante ti. Si lo consigues no dudes que llevarás mucho terreno ganado para llegar a tu objetivo final. Que no es otro que obtener las máximas plusvalías.

Pues bien, este escenario no se siempre se cumple. Porque ocurre que puedas estar en la situación de que se te escapa la oportunidad de entrar en un valor bursátil cuando este ya ha subido mucho. Es un nivel que puede ser aprovechado por los grandes inversores para tomar posiciones en la renta variable. Pues es eso mismo lo que tienes que hacer tu mismo si no desea verte en más de un problema a partir de estos momentos. Porque si caes en esta tentación es mucho más lo que puedes perder que ganar. Es una enseñanza que te proporcionará la experiencia acumulada durante años y años invirtiendo tus ahorros en este activo financiero.

Respetando las resistencias

Las resistencias es un nivel de precio tan importante como para que los valores en cualquier operación en bolsa. Porque en efecto, es un nivel en donde a partir de ese momento se pueden desarrollar potentes movimientos a la baja o al alza. No en vano, si se rebasan las resistencias será el detonante para generarse amplias apreciaciones en los precios durante las próximas sesiones bursátiles. Incluso como para decantarte por compras agresivas para rentabilizar los ahorros de la forma más correcta. Es una de las primeras lecciones que debe aprender el inversor con menos experiencia en los mercados financieros.

Porque si por el contrario, el precio no consigue superar esas resistencias tiende a emprender una línea bajista que puede depreciar sensiblemente el valor de la acción. En este caso lo más prudente es deshacer las posiciones a la mayor brevedad. Ya habrá tiempo para comprar de nuevo las acciones, pero esta vez bajo un precio mucho más competitivo que antes. Hasta el punto que puede dirigirse a buscar el próximo soporte en donde se forme una zona en donde se detendrás las caídas. Se trata de una estrategia muy sencilla de utilizar y de la que puedes obtener muchos beneficios a partir de estos momentos.

Las resistencias se constituyen en una zona de precios que es muy fácil de identificar. Normalmente sirve para detener las subidas previas en la cotización y que su superación sea realmente efectiva es necesario que vaya acompañada por un incremento significativo en el número de operaciones. Será la constatación definitiva de que la acción va a emprender un nuevo tramo alcista. Con una intensidad más o menos definida, en función de otras variables que presente el valor en cuestión. Siendo, en cualquier caso, una estrategia que es utilizada por buena parte de los pequeños y medianos inversores.

Sin límites por el camino

subidaCuando ya no se tienen más obstáculos por delante es el escenario que corresponde a la subida libre. Desde luego que es el más favorables para los intereses de los ahorradores por las connotaciones tan alcistas que tiene. Tiene que ser aprovechado por compras masivas por parte de los minoristas. No en vano, las implicaciones que tiene esta singular figura son claramente alcistas. Entre otras razones porque ya no tiene más resistencias por delante. Se constituye, por tanto, en una oportunidad de ofrecen los mercados financieros de vez en cuando. Y desde luego que no podrás rechazar esta propuesta que se te presenta.

Normalmente dispondrás de una tendencia alcista durante un largo tiempo. En cualquier caso, no exenta de correcciones puntuales en sus precios. Movimientos que pueden ser aprovechados para acumular posiciones en los valores de la bolsa seleccionados. Incluso a través de una cuidada estrategia que puede ir destinada al medio plazo. Desde este escenario no muy habitual en la renta variable, no te quedará más remedio que estar muy atento a detectar a los valores que generan esta figura tan características.

Porque en efecto, no son muchas las ocasiones en que se te presenta la figura de subida libre, pero cuando por fin aparecen no tendrás otra opción que entrar en los mercados de una forma realmente agresiva. Se trata de una zona de precio en donde las posiciones compradoras se imponen claramente sobre las vendedoras. Con un deslizamiento muy vertical sobre las cotizaciones que en principio no tiene ninguna clase de límites. Al menos al más corto de los plazos por lo que podrás mantener tus posiciones sin excesivos problemas.

¿Por qué debes abrir posiciones?

posicionesSon muchas las razones que tendrás a partir de estos momentos para no abandonar estas posiciones en los mercados de renta variable. Y por supuesto que de diversa naturaleza, tal y como vas a poder comprobar desde instantes. No en vano, se te abren nuevas posibilidades para que se te puedan incrementar los ingresos en tu cuenta corriente. Por las diferentes razones que et exponemos a continuación.

  • Es sin lugar a dudas la figura más alcista que puedes encontrarte en los mercados de renta variable. Porque es la única que no te impondrá limitaciones en cuanto al potencial de revalorización que podrás desarrollar en tus posiciones. Es casi infinito ya que está en sus máximos históricos.
  • Te permite que vuelvas a entrar a sus posiciones en cualquier momento y situación. Debido a que puedes aprovechar los recortes que sin lugar a dudas se generarán, para entrar como accionista. Tantas veces como tú mismo desees, ya que es estas figuras son de larga duración en cuanto a los plazos.
  • Es una situación muy adecuada para que puedas realizar compras agresivas en vez de estratégicas. Porque en efecto, es un movimiento que aporta una gran fiabilidad en la consecución de las metas. Hasta el punto que puedes arriesgar más que en otras ocasiones. Desde luego que no tendrás excesivos problemas para conseguir tus objetivos más deseados en las relaciones con el siempre complicado mundo del dinero.
  • En todos los años siempre hay un par de valores bursátiles que pasan por esta situación tan especial. Tan solo tendrás que estar muy atento a detectarlos para actuar con mayor rapidez. Con varios movimientos durante cada ejercicio podrás satisfacer esta demanda en el sector de la inversión.
  • No hay excesivas estrategias que realizar con esta clase de valores. Sino que tan solo deberás dejar correr las cotizaciones de las acciones. Hasta una zona de precios en donde consideres oportuno formalizar las ventas. Bien de forma parcial o en todas sus posiciones. Es un método infalible para que tu cuenta corriente crezca considerablemente.
  • No será necesario que impongas ninguna orden de limitación de pérdidas ya que no será útil esta operación en los mercados financieros. Con vigilar el desarrollo de las cotizaciones será más que suficiente para proteger tus inversiones. Hasta el punto que te generará más seguridad en las posiciones que tengas abiertas en esos momentos.
  • Un último consejo que puede darte unos inmejorables resultados se deriva del hecho que dispones de un plazo de tiempo muy extenso para abrir las posiciones. No tienes que limitarte a plazos muy rápidos de lo que tienes que estar muy pendiente de estos movimientos en la renta variable.

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *