¿Cuáles son los sectores más alcistas?

La recesión global, europea y por supuesto española entra de lleno en el panorama de las empresas que cotizan en los mercados de renta variable. Hasta el punto de que las predicciones hablan de una crisis sin precedentes en las economías internacionales. Superando los efectos que se generaron en el crash del 29 y también en la crisis económica de 2008. Con una virulencia que es más parecida a un escenario de guerra que a otros episodios de carácter financiero a los que estábamos más acostumbrados hasta estos momentos, tal y como apuntan los principales indicadores económicos en el segundo trimestre de este año.

En cualquier caso, hay que indicar que en  situaciones de tendencia bajista en los mercados de renta variable lo más sensato es aguantar la inversión hasta conseguir mejores precios en su cotización o hasta que aparezcan señales que indiquen la finalización de ese. Si bien se corre el riesgo de caer en situaciones extraordinarias que pueden hacer caer a un valor de forma notable con las consiguientes pérdidas en su cuenta de resultados. Se tiende a esperar hasta que el precio de las acciones aporten unos precios más bajos y ajustados como para que sean interesantes para realizar las compras a partir de estos momentos. Algo que de momento no se puede ratificar, aunque entra dentro de lo más probable.

Por tanto, es prudente elegir una fórmula que combine la ecuación seguridad y riesgo como estrategia para preservar las cantidades aportadas, sobre en aquellos períodos bajistas. En donde es más fácil que las pequeñas plusvalías obtenidas se conviertan en pocas sesiones bursátiles en número rojos para el inversor, con la disyuntiva entonces de si vender con minusvalías o profundizar aún más en ellas. Para ayudar a tomar las decisiones por parte de los pequeños y medianos inversores vamos a mostrar y analizar cuáles son los sectores más favorables para tomar posiciones en estos momentos tan complejos para los mercados de renta variable, tanto nacionales como fuera de nuestras fronteras.

Sectores más alcistas: la tecnología

Está siendo en cierta forma el salvavidas para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Al ir a contra corriente de la evolución de los índices bursátiles más convencionales o tradicionales. Un claro ejemplo de esta tendencia está representada por el índice selectivo de las tecnológicas en los Estados Unidos, el Nasdaq. Ha mantenido durante este complicado año la tendencia alcistas, aunque por poco, con una apreciación anual en torno al 2 %. Con empresas que presentan una elevación en sus precios en los dos dígitos al representar en estos momentos, no ya el futuro, sino claramente el presente para los inversores. En diferentes segmentos, como por ejemplo los contenidos de ocio, softwares y otros de similares características.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que estos valores bursátiles son muy beneficiados sobre las expectativas que se han creado en ellos en estos precisos momentos. Con una mayor demanda con respecto a otros periodos más usuales y que pueden tirar de los mercados financieros por encima de otras propuestas en bolsa. Hasta el punto de que están conformando buena parte de las carteras de inversión impulsadas por diferentes intermediarios financieros que ven en estos valores las auténticas oportunidades de negocio para rentabilizar sus ahorros en el actual momento coyuntural. Con un potencial de revalorización que puede ser muy interesante a partir de estos momentos.

Valores del sector farmacéutico

Son sin lugar a dudas las grandes estrellas de los mercados de renta variable por las grandes revalorizaciones que han experimentado en estos días de cotización. Con plusvalías por encima del 10 % en la mayoría de los casos y hacia donde se han dirigido buena parte de los flujos monetarios que buscan refugios para capear este duro escenario que se presenta en los mercados financieros, al menos en lo que se refiere al corto plazo. En donde muchas de estas empresas están involucradas a realizar tratamientos y vacunas para el coronavirus y por tanto crean fuertes expectativas entre los pequeños y medianos inversores en estos días de cotización tan complicados para todos los usuarios. Por otra parte, no nos podemos en estos momentos que estos valores son los más proclives a crecer en los mercados financieros en estos precisos momentos.

Los valores del sector farmacéutico, por otra parte, se caracterizan en otros periodos por su gran volatilidad al conformar sus precios. Pero que en las actuales circunstancias han conseguido que este problema sea una virtud de la que se pueden aprovechar los pequeños y medianos inversores que hayan tomado posiciones al inicio de esta crisis económica originada por la expansión del coronavirus por todo el mundo. Y que en muchos casos, sus empresas se han revalorizado de medias en niveles cercanos al 15 %, un nivel que contrasta con las grandes pérdidas que se han generado desde otros valores bursátiles, tanto en los mercados nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Al tratarse de un sector claramente en expansión durante estos días al recoger buena parte de los fondos por parte de los inversores procedentes desde todos los perfiles de actuación.

Siempre están las eléctricas

Al referirse de valores defensivos o conservadores nunca se pueden olvidar que los valores eléctricos siempre están presentes para tomar posiciones en estas condiciones tan complejas para los mercados de renta variable en todo el mundo. Son por excelencia los valores refugios más tradicionales y tienen un comportamiento mejor que los restantes en los escenarios negativos como es en el actual caso. Mientras que por otra parte, no nos podemos olvidar que han sido el único sector bursátil que ha mantenido inalterable sus dividendos que se van a repartir entre sus accionistas. Con una rentabilidad media, fija y garantizada que alcanza el 6 %, y que puede ser el motivo por parte de las compras de los pequeños y medianos inversores. Aunque de ningún modo sus alzas llegaran a ser espectaculares, sin llegar a subidas diarias por encima del 3 %, salvo raras excepciones.

Otro de los aspectos a considerar en los valores del sector eléctrico es que estos ofrece una línea de negocio recurrente debido a que los hogares y empresas necesitan de su servicio. En este sentido, se resiente poco y puede ser un aliciente para incluirlos en la próxima revisión de nuestra cartera de inversión. Para proteger las inversiones con mayor eficacia en un periodo tan difícil como es en estos momentos el que estamos atravesando con el desarrollo de este virus en las vías respiratorias que ha paralizado la economía de todo el mundo. Por tanto, no puede faltar que incluyamos a estas cotizadas en el momento de tomar una decisión sobre que valores debemos contratar en los mercados de renta variable. A pesar de su tremenda caída en el mes de abril y que ha llevado, por ejemplo, a Endesa de los 26 a los 15 euros por cada acción.

Otro refugio: los alimentos

Curiosamente dentro del índice selectivo de la renta variable de nuestro país, el Ibex 35, el único valor que mantiene una tendencia claramente alcista es Viscofan. Hasta el punto de que en este periodo se ha revalorizado en algo más del 10 %, acaparando buena parte de las compras realizadas por los pequeños y medianos inversores en estos instantes tan complicados para todos. No en vano, está integrado en otro de los sectores favorecidos en estas semanas al incrementar sus ventas entre la población que necesitan sus productos para pasar el confinamiento. Desde este punto de vista, es una opción muy favorable para proteger nuestros intereses en el siempre complicado mundo del dinero, y más en estos días tan excepcionales en los que vivimos. Es decir, son más un comprar que un vender y por tanto están dentro de nuestro radar sin demasiadas complicaciones en su desarrollo.

Por otro lado, este sector en bolsa se está caracterizando en estos días por liderar las subidas en los días de cotización más complicados. Hasta el punto de que han generado un balance positivo desde finales del mes de marzo, y en cualquier caso, por encima de los restantes sectores que están integrados en los principales índices en los mercados de renta variable. Con un volumen de contratación que se ha incrementado con gran importancia en las últimas semanas. Aunque por ejemplo, en el Ibex 35, tan solo está presente como valor de estas características la empresa Viscofan. Aunque también es llamativa la revalorización en estos días de la cadena de supermercados Día y que ha llamado el interés de un perfil muy definido por parte de los pequeño y medianos inversores.

Mientras que por último, hay que incidir en que hay que tener presente que una de las consecuencias que debemos tener del crash que se han  producido en las bolsas de todo el mundo es que a partir de este instante deberemos ser más selectivo en las compras de acciones en los mercados de renta variable. Y los sectores que hemos expuesto pueden ser un ejemplo de esta tendencia que apuntamos. En todos ellos, hay posibilidades reales para que se puedan rentabilizar los ahorros desde diferentes clases de estrategias en la inversión.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.