¿Cuáles son los fondos menos conocidos?

Los fondos de inversión es una de las herramientas preferidas por buena parte de los pequeños y medianos inversores. Como alternativa real a la baja rentabilidad que presentan los productos bancarios y que están en unos niveles mínimos desde hace muchos años. En este sentido, basta recordar que los principales productos bancarios (imposiciones a plazo fijo, bonos o cuentas de alta remuneración) apenas rebasan niveles en torno al 0,5 %. Como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero y que ha llevado a que su rentabilidad esté situada en mínimos históricos desde hace ya varios años.

Pero en cualquier caso, caso siempre las decisiones van dirigidas hacia los fondos de inversión de renta variable y fija. Son los más conocidos y a donde van dirigidos los flujos monetarios de los usuarios, en detrimento de los restantes. Pero hay que recordar que hay vida más allá de estos modelos de inversión dentro de los propios fondos. Para que te abras a nuevas oportunidades de negocio te vamos a exponer otra clase de fondos de inversión que puedes suscribir a partir de estos momentos. No en vano, pueden ayudarte a salir de más de un apuro en los próximos meses.

Muchos de estos fondos de inversión realmente son muy tradicionales, pero otros desde luego que te sorprenderán por su originalidad y hasta por los activos financieros que incluyen en su cartera de inversión. Porque de lo que se trata es de que puedas rentabilizar los ahorros por encima de los rendimientos que ofrecen los productos bancarios. En cualquier caso, hay una cosa que debes tener muy claro a partir de estos momentos y es que estos productos de ahorro no te garantizan ningún rendimiento fijo. Si no que por el contrario, dependerá de la evolución de los mercados financieros.

Distribución por activos financieros

Por lo que respecta a su cartera de inversión, hay que indicar que el patrimonio por categorías de IIC a nivel mundial a finales de 2018 se distribuye de la siguiente forma: las de renta variable representan el 45,4 %, las de renta fija el 20,5 %, las mixtas el 12,5 %, las monetarias el 11,9 %, las inmobiliarias el 1,6 % y el resto el 8,0 %. El patrimonio invertido en ETF a nivel mundial volvió a incrementarse y se sitúa en 4,4 billones de euros en septiembre de 2018 desde los 3,87 de diciembre del año anterior. De ellos, el 80 % son de renta variable y el 16 % de renta fija.

Por lo que respecta a las suscripciones netas hasta  2018 son de 791.308 millones de euros (153.401 millones de euros en el tercer trimestre), por debajo de los 1,81 billones de euros del mismo periodo de 2017. De las suscripciones netas en IIC acumuladas hasta septiembre de 2018, el 36,7% corresponden a IIC europeas. Por países cabe destacar los 276.477 millones de captaciones netas de la IIC en Estados Unidos (el 34,9% del total mundial conjunto del año), centradas en su mayoría en IIC de Renta Fija y Renta Variable

Fondos de inversión: monetarios

Este es uno de los modelos tradicionales por excelencia del panorama de la inversión, aunque con el problema de que su rentabilidad hasta estos momentos es realmente mínima. Con márgenes de intermediación de tan solo unas pocas décimas porcentuales en el mejor de los casos. Esto se refiere a los fondos de inversión basados en el euro que es el producto más estable y alejado de movimientos de inestabilidad y hasta puede que también con la volatilidad tan típica en los fondos de inversión de renta variable.

La volatilidad presente en los mercados financieros en los últimos meses ha vuelto a influir de forma negativa en la evolución del patrimonio de los fondos de inversión durante el mes de noviembre. Así, el volumen de activos de los fondos de inversión mobiliaria registró en noviembre un descenso de 1.382 millones de euros, situándose en 265.140 millones de euros, un 0,5 % menos que en octubre. En el conjunto de 2018 y a pesar del mal comportamiento de los mercados en 2018, el patrimonio de los fondos de inversión experimenta un crecimiento de 2.017 millones de euros, 0,8 % más que a finales de 2017.

Fondos garantizados

Dentro de esta clase de productos destinados a la inversión más clásica no puede olvidarse que los fondos garantizados juegan un papel muy importante en la contratación por parte de los pequeños y medianos inversores. Por una razón muy sencilla y es que son los únicos que garantizan un rendimiento fijo todos los años. Por otra parte, no puede olvidarse que los fondos garantizados lideraron el ranking de suscripciones netas del mes de noviembre con 252 millones de euros y acumulan en el año 266 millones de euros.

Esta clase de fondos de inversión aportan mayor seguridad a los pequeños y medianos inversores, entre otras razones porque prevalece la preservación del capital invertido por encima de otras consideraciones. Como por ejemplo, el incremento de la rentabilidad en esta clase de producto que tienen una mayor predilección entre los usuarios de nuestro país. En cualquier caso, también hay que tener en cuenta a partir de estos momentos que esta clase de fondos de inversión se caracterizan fundamentalmente por su poca volatilidad.

Fondos socialmente responsables

Son unos de los grandes desconocidos por los inversores cuando pueden ser lo mismo de rentables que los restantes. Pero con una diferencia sustancial y es que esta modalidad tan atípica se basa en que se eligen otros criterios para conformar la cartera de los mismo. Es decir, en función de criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo, entre otras formas de optar por un modelo de inversión. La gran aportación de esta clase de productos es que permiten a los partícipes ser consecuentes con su manera de pensar o sencillamente de entender la vida.

Por otra parte, los denominados como fondos socialmente responsables se están comercializando con mayor frecuencia entre las gestoras. Uno de estos ejemplos está representado por el fondo BBVA Sostenible destinado a inversores de perfil conservador, gestionado con criterios ISR que completa la gama de fondos socialmente responsables. Otra opción es el Futuro Sostenible que es un fondo global de asignación de activos (‘asset allocation’) que invierte en deuda pública, crédito y renta variable aplicando criterios de ASG tanto de gobiernos como a empresas.

Basados en la volatilidad

De todos es sabido que el pasado año no ha sido muy positivo para el sector de los fondos de inversión que han terminado en negativo. En todas las modalidades, tanto en renta variable como fija o incluso desde modelos de inversión alternativos. Si este año fuese igual una solución podría venir de otro de los fondos de inversión menos conocidos por parte de los pequeños y medianos inversores, como son los basados en la volatilidad. Hasta el punto de que puedan ser los más rentables dentro del actual momento coyuntural.

En este sentido, mientras los mercados de renta variable muestren una mayor inestabilidad mejor se comportarán estos fondos de inversión tan especiales. Se puede destinar una pequeña parte de nuestro capital disponible para abrir posiciones en estos activos financieros tan especiales y tratar de mejorar la cuenta de resultados a partir de estos momentos. Aunque también es cierto que sus operaciones conllevan un mayor riesgo y que no habrá más remedio que controlarlo a través de un seguimiento puntual en sus posiciones. Incluso si hay necesidad traspasarlo a otra modalidad dentro de los fondos de inversión.

Fondos inmobiliarios

Puede ser el momento de invertir de nuevo en el ladrillo y obtener plusvalías a través de esta clase de operaciones en los mercados financieros. No en vano, estas operaciones han crecido un 13 % en el pasado año, aunque puede haber ligeras variaciones a partir de estos momentos. En este sentido, diferentes estudios e informes del sector apuntan a  que en 2019 los precios de la vivienda subirán, pasando de los 1.650 euros por metro cuadro que se cotiza en estos momentos a cerca de 1.800 euros por metro cuadrado.

En cualquier caso, parece una desviación menos intensa a la generada en años anterior. Ahora lo que habrá que comprobar es si en este ejercicio se producirá un punto de inflexión en la compra y venta de viviendas. En este sentido, hay un buen número de fondos de inversión que están especializados en este importante sector de la economía española. Aunque cuentan con unas comisiones que son más fuertes que en los restantes modelos de inversión.

Por otra parte, también cabe la posibilidad de combinar esta estrategia con otros activos financieros, tanto procedentes de la renta variable como de la fija. Como fórmula para diversificar las inversiones en caso de que la inestabilidad se instale definitivamente en los mercados financieros. De esta forma, no cabe duda de que estarás protegiendo tus ahorros de una manera más correcta y eficaz. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. En cualquier caso, será otro de los modelos en los fondos de inversión que habrá que tener en cuenta en este año que se presenta con muchas dudas.

En este sentido, diferentes estudios e informes del sector apuntan a  que en 2019 los precios de la vivienda subirán, pasando de los 1.650 euros por metro cuadro que se cotiza en estos momentos a cerca de 1.800 euros por metro cuadrado.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.