Créditos rápidos: ¿Cuáles son sus señas de identidad?

créditos rápidos

Uno de los productos que está revolucionando el mercado de la financiación privada son los créditos rápidos. Se trata de un modelo relativamente reciente que guarda una serie de características muy bien definidas que deberás tener en cuenta si durante los próximos meses estás ante la necesidad de contratarlos. Para que puedas tomar una decisión correcta te ayudaremos a que conozcas un poco mejor estos productos destinados a la financiación de los particulares.

En primer lugar, deberás saber que esta clase de créditos están comercializados principalmente por entidades financieras no bancarias. Basan sus ofertas en ofrecer una línea de crédito a la que no llegan los bancos a través de este producto. Pero tal ha sido su implantación en el panorama nacional, que también es ofrecido por una amplia selección de plataformas online de créditos rápidos que han decidido unirse para impulsar esta propuesta. Con una serie de modelos cada vez más competitivos, y porque no decirlo, también agresivos. Con el gancho comercial de ser de una concesión muy rápida.

La respuesta de los bancos tradicionales no se ha hecho esperar y para contraatacar han lanzado una serie de préstamos convencionales, pero que están adaptados a esta nueva estrategia. Se rigen bajo los mismos parámetros que aquellos en cuanto a sus condiciones. En este caso, los créditos rápidos son menores, pero puede serte muy interesante que es lo que te han preparado para que puedas sufragar algunos gastos o necesidades que tengas a partir de estos momentos. En cualquier caso, propuestas no te van a faltar y bajo diferentes modalidades en lo referente a su concesión.

¿Qué son los créditos rápidos?

online

Esta clase de financiación se distingue porque te ofrece pequeñas cantidades de dinero bajo unas condiciones de contratación muy especial y también muy bien definida. A través de estos créditos, los demandantes pueden disponer de hasta un máximo de 900 euros  aproximadamente. Podrás destinar estos importes a cualquier necesidad. Pagar tus facturas domésticas (luz, agua, gas, telefonía, etc.), deudas contraídas ante terceros o incluso para cumplir con tus obligaciones fiscales. No en vano, no te exigirán que los destines a una finalidad en concreto, como por otra parte sucede con otras líneas de crédito. Sino que sirven para cualquier necesidad.

Si por algo se distinguen estos préstamos es porque se conceden con mucha agilidad.  En no más 10 minutos dispondrás del dinero en tu cu  enta corriente para emplearlo de la forma que consideres oportuna. Hasta tal punto es rápido este proceso que sabrás en pocos minutos si cumples los requisitos o no para que te lo concedan. Desde esta perspectiva, esta una solución que tienes ante una necesidad urgente de liquidez. Sin  que tengas que esperar mucho hasta que te lo concedan finalmente.

Otra particularidad reside en que, en la mayoría de los casos son de carácter online. Se formalizan a través de internet, sin necesidad de presentar ningún tipo de documento como una nómina o un aval. Bajo este planteamiento comercial se constituyen en una herramienta más ventajosa para una demanda de financiación muy puntual. Además, más cómodamente desde casa u otro lugar. Sin tener que visitar ninguna sucursal en donde refrendar el contrato. Por medio de un formato más sencillo para contratar este producto financiero.

 

Requisitos para su concesión

Los créditos rápidos también se caracterizan por sus especiales condiciones de contratación. El proceso de su solicitud es más flexible y con menores trámites administrativos. Pero en ningún caso significa que será un cheque en blanco, porque realmente no lo es. Es cierto que en la mayoría de las propuestas no es necesario que aportes una nómina o pensión. Pero a cambio te demandarán que tengas unos ingresos fijos que respondan a la concesión del crédito. Incluso desde ciertas entidades de crédito podrán exigirte el aval de otra persona o la garantía de un bien material, como garantía de la operación que vas a firmar en esos momentos.

Si desea aceptar su oferta, tan solo te exigirán que rellenes un sencillo cuestionario. No durará más de diez minutos en cumplimentarlo. Además, los clientes que deseen repetir la operación ya no necesitarán realizar esta parte del proceso a partir de la segunda solicitud. Con lo cual la agilidad será aún más notable. Ofreciendo una serie de soluciones que estén en armonía con las necesidades de los consumidores.

Hasta tal punto ha llegado la agresividad en su comercialización que en algunos formatos pueden acceder a estas vías de financiación las personas que están incluidas en la listas de morosos (RAI, ASNEF, etc.). Si se analizan los créditos rápidos desde este punto tiene otro aspecto positivo que complementa la oferta. No es otro que el hecho que pueden acceder a estos importes una serie de personas que tienen limitadas otras líneas de crédito habilitadas por los bancos. Entre ellos, parados, trabajadores con salarios bajos y en algún que otro caso hasta estudiantes que desean sufragar sus primeros caprichos.

Gastos que conlleva la operación

gastosA partir de este punto, en donde la accesibilidad es más suave, queda por conocer cuál será el coste final que supondrá esta demanda. Una gran ventaja de estos productos financieros es que generalmente están concebidos exentos de cualquier clase de comisiones u otros gastos en su gestión. Ni de apertura, estudio o amortización anticipada, sea parcial o total. A diferencia de las líneas de créditos más convencionales que sí que las incluyen en sus condiciones generales.

Tipos de interés: más altos

El coste de los créditos exprés no está delimitado en la actual oferta. Sino que por el contrario, varían en función de cada formato y de las condiciones impuestas por las entidades financieras que los emiten. De ahí que no haya unos porcentajes fijo para estos productos. Se mueven en una franja muy heterogénea que va del 12% al 25%. Se trata de una línea de financiación más expansiva que la generada a través de los créditos personales, para el consumo u otras finalidades que viene impulsando los bancos.

De todas formas, dispones de ciertas estrategias comerciales para abaratar finalmente el precio en sus contratos. Una de ellas es la que emplean habitualmente los bancos por medio de la fidelización de sus clientes. Su sistema se basa, en que a medida que tienes suscritos más productos con la entidad (fondos de inversión, planes de pensiones, cuentas corrientes o seguros), se van reduciendo los márgenes en los intereses. Hasta llegar a una bonificación máxima entre uno o dos puntos porcentuales. Supondrá, por tanto, un incremento en el ahorro de unos cuantos euros en cada operación, que podrás destinar a otras necesidades en tu vida personal.

Las plataformas online, por su parte, inciden en la emisión de créditos rápidos, pero también gratuitos en algunas situaciones muy puntuales. Es decir, sin intereses ni comisiones. Aunque estás promociones están limitadas a los importes más bajos de la oferta. Entre 200 y 500 euros que se proponen en su concesión. Para conseguir estas condiciones, la imposición que te requerirán desde estas plataformas es que sea tu primera demanda. Tratándose, en cualquier caso, de una reciente estrategia comercial para captar nuevos clientes. Llamando la atención de sus posibles demandantes.

Plazos en su devolución

devolución

Los plazos de devolución de estas líneas de crédito es de 30 días y generalmente están ligados a un tipo de interés fijo. Siempre tendrás que hacer el mismo pago y te evitarás sorpresas con tus abonas. No obstante, existe la posibilidad de cancelar antes el crédito. El beneficiario no tendrá que hacerse cargo de los intereses lo que representa una gran ventaja .

Una vez analizadas todas las prestaciones que te proporcionan los créditos rápidos, la última decisión dependerá de ti mismo. Tendrás que dar o no validez a sus condiciones bajo un planteamiento en donde deberá prevalecer si te va a ser rentable su formalización. También si será una operación más beneficiosa para tus intereses en comparación con otras financiaciones: tarjetas de crédito, a través de tu nómina o con contrataciones desde Internet.


Categorías

Préstamos

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *