Crecimiento económico: Qué es, causas, cómo se mide

Crecimiento económico

¿Te has preguntado alguna vez por qué un país crece? ¿Qué indicadores son los que dicen que hay un crecimiento económico? ¿Por qué la economía de un país es la causante de que haya un crecimiento o no? Si todas esas cuestiones han pasado por tu cabeza alguna que otra vez, es hora de darles respuesta.

Para ello, tienes que entender el concepto de crecimiento económico, de las causas que lo provocan así como de su forma de medir. ¿Quieres que te informemos de todo eso? Pues sigue leyendo y sabrás de lo que estamos hablando.

Qué es el crecimiento económico

Qué es el crecimiento económico

Vamos a empezar por el concepto de crecimiento económico. Lo primero que debes saber es que hace referencia a un aumento en la producción de una sociedad en un determinado momento de tiempo. Por ejemplo, imagina que en un país hay una demanda excesiva de mascarillas. Las empresas se vuelcan a cumplir con la demanda, y hay una mayor entrada de dinero que permite que sea destinado a mejorar y desarrollar el país. Por tanto, habría un crecimiento económico porque el país se vuelve más rico.

Ahora bien, no es tan fácil como lo estamos poniendo en el ejemplo.

Dicho de otra forma, el crecimiento económico es un incremento que se produce en el PIB o en la renta nacional por persona de un país en un determinado plazo de tiempo (normalmente un año). Es decir, si crece el dinero que tiene cada persona se dice que hay un mayor crecimiento económico.

Ahora bien, de esta forma, China es el país más rico del mundo, pero realmente no es porque cada persona sea rica, sino porque hay millones de ellos. Por eso, a la hora de determinar el crecimiento de un país, existen varios factores a tener en cuenta, porque si solo nos limitamos a unos baremos, el resultado puede no ser el más real (el caso de China).

Causas del crecimiento económico

Causas del crecimiento económico

Por norma general, el crecimiento económico no surge de forma espontánea, sino que se ve venir, salvo casos esporádicos. Teniendo en cuenta que hablamos de un aumento de la producción, puede haber dos motivos por los que eso ocurra: que haya más factores de producción, es decir, más cantidad; o que se produzca lo mismo pero con mejor calidad.

Aumento de la producción por factores de producción

En este caso, el crecimiento económico se produciría porque hay una mayor cantidad de recursos (materiales y/o humanos) que nos permiten producir una mayor cantidad.

Por ejemplo, puede ocurrir porque se descubran nuevos recursos naturales que permitan abastecer a un mayor número de personas; porque se aumente el número de trabajadores que pueden producir más cantidad de productos; o bien porque hay un aumento de capital, que se puede invertir en lo anterior, recursos y trabajadores.

Crecimiento económico provocado por un incremento en la productividad

No es solo el hecho de mejorar la productividad de máquinas y personal, sino sobre todo en la calidad. Si produces productos que son de mejor calidad, la demanda será mayor porque las personas confiarán en esos productos sobre los demás.

Y esto se consigue sobre todo con una mejora de la tecnología que se utiliza o con la formación de los trabajadores, así como su experiencia, que hará que sepan hacer su trabajo mucho mejor.

Cómo se mide

Cómo se mide

Entender el crecimiento económico debe partir de la Revolución Industrial del siglo XIX. Y es que este fue el detonante para que se viera que los países iban creciendo. Según Angus Maddison, economista reputado, el crecimiento en los últimos 200 años ha sido espectacular, no solo a nivel económico, sino de población (que se ha multiplicado por cinco), de renta por persona (que se multiplicó por ocho), o del PIB mundial (multiplicado por 40).

Por supuesto, ha habido buenas épocas y malas épocas. Los mejores años se dice que han sido desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la crisis del petróleo, en 1970. Pero ha habido muchos otros periodos, anteriores y posteriores. Y muchos más que vendrán con el tiempo.

Razones para el crecimiento económico hay muchas, desde el avance tecnológico a una mayor acumulación de capital físico y humano, la apertura a los mercados exteriores, etc. Todo ello ha permitido que los países se desarrollen y crezcan, unos más que otros, pero todos ellos son más ricos si se comparan con otras épocas.

Ahora bien, ¿cómo se mide ese crecimiento económico? Para ello, uno de los indicadores que más se usa es el llamado PIB.

El PIB, o su nombre completo, Producto Interior Bruto, se puede entender como el valor de mercado que tiene la producción de bienes y servicios de un país. En otras palabras, es lo que vale un producto que un consumidor compra. Cuando mayor sea el precio, mayor es el PIB y, económicamente, mayor será el crecimiento económico del país.

Sin embargo, seguramente ya te has dado cuenta. Y es que el valor de esos productos no es algo fijo, sino que puede ser cambiante. Habrá momentos en que suba de precio y momentos en que disminuya. Si el PIB sube y lo hace más que el crecimiento de la población, se dice entonces que el nivel de vida aumenta y con ello que hay un crecimiento económico del país. Por el contrario, aunque el PIB aumentara, si la población es mayor que el PIB, el nivel de vida disminuiría (habría más personas para repartir los beneficios y la economía se resentiría porque hará más «pobres» a más personas).

Ahora bien, el crecimiento de un país no se puede medir solo con el incremento que haya de ingresos. Sino que también es necesario tener en cuenta la calidad de vida de cada persona y si esta aumenta o disminuye. Por ejemplo, un país no crece porque tenga 1000 millones de euros si la renta de cada persona disminuye en 500 debido a que hay más población, o a otros problemas.

Por eso, entre las diferentes herramientas que se usan para saber si un país crece o no, están también la inversión, las tasas de interés, las políticas de fomento al ahorro, políticas gubernamentales, niveles de consumo, etc.

En definitiva, hablamos de una combinación de variables que influyen en el resultado final. Todos ellos son los que determinarán si un país tiene un buen crecimiento económico. Y si este se mantiene en el tiempo o es solo a corto plazo. Aun siendo así, siempre es bueno que ocurra, ya que permite al país evolucionar y transformarse.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)