Contrato indefinido

Qué es el contrato indefinido

El contrato indefinido, hasta hace poco, era el “santo grial” de muchos trabajadores. El tener una estabilidad laboral, saber que no te van a despedir (salvo que hagas algo muy mal) y no tener que preocuparte por nada era el sueño de muchos.

Ahora, las personas quieren cambiar de trabajo cada poco tiempo, para no quemarse. Aun así, hay muchos que todavía ansían este tipo de contrato pero, ¿en qué consiste?, ¿cuáles son sus beneficios?, ¿existen varios tipos? Todo esto y mucho más te lo contamos a continuación.

Qué es el contrato indefinido

El artículo 15.1 del Estatuto de los Trabajadores (ET) estipula sobre la duración del contrato que «El contrato de trabajo podrá concertarse por tiempo indefinido o por una duración determinada». Por tanto, una definición acertada sobre un contrato indefinido es aquel que establece una relación laboral entre dos personas (o persona y empresa), denominados trabajador y empleador, que no tiene una duración determinada en el tiempo, sino que las condiciones que se pactan están vigentes, si no pasa nada, «para siempre».

Este tipo de contrato no tiene por qué ser solo escrito, también se aceptan los contratos verbales. Además, otorgan a muchas empresas beneficios siempre y cuando cumplan con los requisitos que se le exigen.

Beneficios de un contrato indefinido

Beneficios de un contrato indefinido

Un contrato indefinido tiene multitud de beneficios, no solo para los trabajadores, sino también para las propias empresas. De hecho, los más importantes, son los siguientes:

  • Fidelizar talento. No solo se está «valorando» al trabajador, sino que se le «ata» de alguna forma a la empresa para que se sienta importante. Con ello, también consigues mejorar la productividad.
  • Estabilidad. El trabajador está más tranquilo debido a que sabe que está fijo y que es complicado que pueda perder el trabajo (aunque no es imposible).
  • Indemnización por despido. Ya que, si se pierde el trabajo por un motivo que no anule la indemnización por despido, esta es mayor que en otro tipo de contratos. Hablamos de entre 33 días por año trabajado o 20 días por año de trabajo (dependerá del tipo de despido que se produzca en ese momento).
  • Bonificaciones para la empresa. Ya que, al formalizar este tipo de relaciones laborales, siempre que cumpla las condiciones, podrá optar a ventajas fiscales.
Artículo relacionado:
Condiciones para cobrar el paro

Tipos de contrato indefinido

Tipos de contratos indefinidos

Por norma general, los contratos indefinidos más conocidos son aquellos que no tienen una fecha de fin. Sin embargo, dentro de ellos, hay distintas modalidades que podría ser interesante conocer.

Contrato indefinido a tiempo completo

Es el contrato habitual para un indefinido, con una jornada diaria de 8 horas, es decir, completa, donde se establecen las actividades y tareas que debe realizar.

Indefinido de trabajadores a distancia

En este caso, y teniendo en cuenta muchas situaciones, puede darse el caso de que un trabajador quiera solicitar un contrato indefinido a distancia, sobre todo debido a la conciliación de la vida familiar y laboral (por cuidado de hijo, de un familiar, etc.).

Contrato indefinido a tiempo parcial

Parecido al contrato indefinido a tiempo completo, solo que, en lugar de ser una jornada laboral completa, es decir, de 8 horas, es parcial, aproximadamente de unas 4 horas.

A la hora de computar, hay que tener en cuenta que la Seguridad Social suele contabilizar por jornadas completas por lo que, cada dos días, sería un día trabajado de cara a trámites de empleo (INEM, SAE, SEPE), o bien para la Seguridad social.

Indefinido fijo discontinuo

Esta modalidad de contrato indefinido se utiliza para aquellas personas que prestan un servicio durante un periodo regular a lo largo del año. Por ejemplo, a la hora de recolectar en el campo. Cuando ese trabajador es fijo, pero no trabaja todo el año, la figura laboral que lo ampara es este tipo de contrato.

Artículo relacionado:
Cómo sacar la vida laboral

Cuándo se transforma un contrato en uno indefinido

Cuándo se transforma un contrato en uno indefinido

Lo primero que debes saber es que cualquier tipo de contrato se puede convertir en un contrato indefinido. Menos el propio contrato indefinido, por supuesto. De hecho, es el sueño de muchos empleados a los que les gusta la empresa donde trabajan y quieren tener algo más «duradero».

En ocasiones, cuando se comete alguna infracción o un fraude de ley, el contrato se convierte de manera automática en indefinido. Esto puede tener lugar, por ejemplo, cuando un trabajador no está dado de alta en la Seguridad Social y ha culminado el periodo de prueba fijado; o cuando un contrato no ha sido realizado por escrito (siempre que lo exija la normativa). Igualmente, puede darse en el caso de que haya un contrato temporal, o por obra y servicio, que lleve mucho tiempo (a la memoria puede venirte cómo el actor de la película Mortadelo y Filemón consiguió que su contrato temporal pasara a ser indefinido).

Artículo relacionado:
Carta de dimisión voluntaria

Además de en esos casos de infracción, un contrato puede transformarse en indefinido cuando se pacta entre la empresa y el trabajador.

Bonificaciones de pasar un contrato a ser indefinido

Vamos a explicar los beneficios de los que se ha hablado anteriormente ya que, como incentivo para que las empresas contraten de forma indefinida a sus trabajadores, se elaboraron algunas bonificaciones que son interesantes. Por ejemplo:

  • En caso de que un contrato temporal que pasa a ser indefinido, la bonificación puede ser de entre 500 y 1.800 euros anuales por un periodo de 3 años. Además, hay también una bonificación durante 4 años de 650 euros en las cuotas de la Seguridad Social (siempre que el trabajador cumpla los requisitos para entrar en esta bonificación).
  • En caso de personas con discapacidad, la bonificación puede ser de entre 4.500 y 6.300 euros anuales.
  • Si son víctimas de violencia de género o de terrorismo, la bonificación será de 1.500 euros anuales por un periodo de 4 años. En caso de que sea por violencia doméstica, la cuantía baja a 850 euros, pero se mantiene la misma duración, 4 años.
  • En el caso de autónomos que contraten en la modalidad de contrato indefinido a parientes de hasta 2º grado de consanguineidad, entonces durante un año tendrán cubiertas el 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.