Consejos para ahorrar cada mes en la recarga de tu móvil

recargar movil

A pesar de que el móvil es uno de los gastos habituales de cada persona, todavía hay muchos que no se han pasado a un contrato y tienen un móvil prepago. Estos tienen la características de que hay que recargarlos cada x tiempo, se usen o no. Pero, ¿qué puedes hacer para ahorrar cada mes en la recarga de tu móvil?

Si tienes un móvil de prepago y estás pensando si lo mejor es pasarte a uno de contrato porque estás consumiendo demasiado, quizás estos consejos para ahorrar cada mes en la recarga de tu móvil te ayuden a disminuir ese gasto y, con ello, a no estar vinculado a una compañía telefónica.

Qué es un móvil de prepago

Qué es un móvil de prepago

Hace unos años, era muy habitual tener un móvil de prepago, es decir, una tarjeta SIM que correspondía a una empresa de telefonía pero que no tenía firmado un contrato con esa empresa. De tal forma, podías estar un tiempo con ellos y, una vez se acababa el saldo del teléfono, hacer otro con otra compañía.

Sin embargo, poco a poco fuimos “encariñándonos” con el número de teléfono. Y esto provocaba que los cambios sucesivos de compañías, así como los “olvidos” a la hora de recargar tu móvil, acabaran por perder esos números. Por eso, empezaron a aumentar el número de contratos de móvil.

Hoy día, son muy pocas las personas que conservan un móvil de prepago debido a que hay que estar pendiente de tener siempre saldo para poder enviar SMS y hacer llamadas, además de que hay que recargarlo cada pocos meses (en caso de que no se acabe el saldo antes).

Cómo se recarga un móvil de prepago

Cómo se recarga un móvil de prepago

Normalmente, la empresa de telefonía establece un plazo determinado en el cual debes recargar. Por ejemplo, imagina que en enero recargas. El plazo por el cual ese saldo estará activo puede ser de 4 a 6 meses, de tal manera que, para mayo podrías estar usando el móvil con esa recarga.

Sin embargo, a partir de mayo, para seguir usando el móvil (hablamos de llamadas, SMS…) tendrías que volver a recargarlo, independiente de que hayas gastado el saldo que tenía o no. Ahora bien, si has recargado entre los meses de enero a mayo, el plazo se va prorrogando por cada nueva recarga. Siguiendo este ejemplo, si has recargado en febrero, el plazo límite para una nueva recarga sería junio. Y si has vuelto a cargar en marzo, entonces se pasaría a julio.

Las recargas también difieren mucho según la compañía telefónica donde estés. Hay algunas que te permiten recargar solo un euro, mientras que otras te exigen recargas de 5 o 10 euros mínimo.

Consejos para ahorrar en la recarga de tu móvil

Consejos para ahorrar

Ahora mismo, un móvil de prepago puede ser una buena opción para aquellas personas que no lo utilizan mucho pero necesitan tener un teléfono en el que estén localizables (y al mismo tiempo puedan llamar en caso de que lo necesiten). El perfil de una persona que tiene un móvil de prepago suele ser:

  • Personas que apenas utilizan el móvil más que para llamar de forma muy esporádica.
  • Personas que, más que llamar, lo que hacen es recibir llamadas. De esa forma, no tienen que pagar por tener el número de teléfono (más allá de una recarga mínima cada x meses).
  • Aquellas que no suelen navegar por Internet (ya que en la mayoría de los prepago no se ofrecen gigas para Internet). Eso no quiere decir que no se puedan poner, solo que tienen alguna tarifa extra.

El problema que puede venir es que, con el paso del tiempo, veas que estás pagando mucho mes a mes por el prepago y te plantees pasarte a un contrato pero, ¿qué tal si aplicas estos consejos para ahorrar en la recarga de tu móvil?

Haz que te llamen

En lugar de hacer tú las llamadas, ¿por qué no haces que los demás te llamen? Puede ser una buena opción para ahorrar. Y sí, puede ser que te consideren una persona poco fiable ya que no sueles llamar, pero intenta resolver todo por otros métodos dejando el teléfono como última opción.

Por ejemplo, puedes tratar el asunto por email y, si es necesario una llamada, concertarla. Pero seguro que la gran mayoría de temas los puedes solucionar sin llamar.

De esta forma, controlarás mejor el saldo de tu móvil y ahorrarás a fin de mes para no tener que recargar tan habitualmente (sobre todo porque puedes pueden tener llamadas ilimitadas y tú no disfrutas de eso).

Usa aplicaciones para llamar

Tener un móvil de prepago no quiere decir que no tengas aplicaciones, como WhatsApp o Telegram. Espera, ¿que usan Internet? No hay problema, puedes conectar tu móvil al router de tu casa o de tu oficina y llamar con ellas.

De esta forma, no estarás gastando saldo del teléfono y ahorrarás mucho dinero. Además, estas llamadas cada vez tienen mejor conexión y calidad, por lo que será como si realmente estuvieras llamando con el móvil (pero gratis).

Y estarás dejando las llamadas usando saldo del teléfono para cuando salgas de casa o del trabajo y estés en la calle sin poder conectarte a una red de Internet.

Recarga solo lo que necesites

Uno de los problemas a la hora de recargar es que, aunque no gastes el saldo que tienes, cuando llegue el momento de volver a recargar, irás acumulando. ¿Qué significa eso? Imagina que pones 5 euros de saldo. Y al cabo de los cuatro meses no lo has gastado, o te quedan 3 euros. Dices meter otros 5 euros, lo que hace que tengas 8 euros. Pero, tras cuatro meses, resultado que has gastado 2. Y tienes que recargar otra vez. Con el paso del tiempo, si no usas el móvil para llamar, acabarás teniendo un dinero en la cuenta de saldo que no te van a devolver.

En otras palabras, es un dinero tirado. Por eso, en la medida de lo posible, destina a las recargas el dinero mínimo. Es mejor estar recargando varias veces que hacer una recarga grande porque, a la larga, vas a tener dinero que no te van a devolver (ni siquiera si te pasas a contrato o te cambias de compañía).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.