Consejos a tener en cuenta antes de pedir un préstamo online

Dinero después de pedir un préstamo online

Seguro que más de una vez, navegando por Internet, te ha salido publicidad para solicitar un préstamo por Internet. Y has desconfiado de que sea tan fácil como parece (o de que no te ‘claven’ después con los intereses). Pero eso no quiere decir que no puedes conseguir préstamos online de manera segura. ¡Claro que se puede!

Si tienes en cuenta lo que vamos a comentarte no solo no vas a caer en fraudes o problemas futuros, sino que solicitarás el préstamo con más seguridad y sabiendo que has hecho bien los ‘deberes’ para que no te pese más de lo debido esta ayuda monetaria. ¿Qué tal si le echas un vistazo?

Revisa cuál es tu situación financiera

Consejos a tener en cuenta antes de pedir un préstamo online

Es cierto que pedir un préstamo es una forma de obtener dinero. Puede ser que lo necesites para pagar deudas, o para comprarte algo. Pero, ¿realmente lo necesitas? Y en caso afirmativo, ¿podrías devolverlo después?

Pongamos un ejemplo. Imagina que estás en el paro y que tienes varias deudas que has de pagar (de lo contrario podrían embargarte el coche o la casa). Así que pides un préstamo. Pero, ¿cómo vas a devolverlo? ¿Y a pagar las deudas que se generen después si no tienes trabajo?

Sí, es cierto que un préstamo puede ser un soplo de aire cuando estás muy agobiado, pero a veces conviene pensar si es la mejor opción o no. Y es que antes de nada conviene saber qué ingresos y gastos tienes para determinar si hay alguna forma de ahorrar para no tener que pedir algo que puede ahogarte más aún a final de mes.

Para que te hagas una idea, no es aconsejable pedir un préstamo para hacer compras compulsivas, para pagar otro préstamo, para vacaciones… Además, si ya tienes un préstamo, no conviene solicitar otro y mucho menos uno cuando no sabes cómo vas a devolverlo.

Revisa bien el importe que vas a solicitar así como el tiempo para devolverlo y los intereses

Cuando vayas a pedir un préstamo, es importante conocer cuál es el importe que de verdad necesitas, y el tiempo que tendrías para devolverlo.

Ten en cuenta que si pides devolverlo en el mayor tiempo posible, para la cuota sea más pequeña, vas a pagar muchos más intereses que si lo pagas en poco tiempo. Y si pones que lo vas a devolver en poco es posible que algunos imprevistos te hagan fallar en el pago de las cuotas.

Así que, para evitar estos problemas, debes determinar el tiempo adecuado (y la cuota adecuada) para ti.

Los temidos intereses

Si bien antes los hemos mencionado, no hemos dicho nada porque es aquí donde vamos a hacer un inciso importante. Todos los préstamos, online o en bancos, tienen intereses. Y cada uno puede ser diferente.

Es verdad que los préstamos online nos llaman más porque son más rápidos y podemos tener el dinero antes, pero sus intereses a veces son más altos que en los bancos (también hay iguales o más bajos que estos).

Los intereses son lo que tienes que pagar de más por prestarte el dinero. Y como a nadie nos gusta tener que pagar de más, no vendría mal que, antes de firmar, revisaras bien lo que vas a tener que pagar de total para ver si te compensa o no.

Compara préstamos

Un montón de dinero

Relacionado con lo anterior, te recomendamos que, a la hora de solicitar un préstamo online, antes de nada compares entre las distintas entidades y empresas para ver cuál de ellas puede ser la mejor elección.

Eso sí, no te quedes solo en comparar las condiciones del préstamo, también deberías hacer una búsqueda para valorar las distintas empresas, si son fiables, opiniones que tienen otros que ya las han usado, etc.

Agota otras soluciones

Sabemos que un préstamo online es mucho más fácil de conseguir, ya que muchos no te piden aval, tienen flexibilidad y casi se adaptan a ti. Pero cuando se está necesitado de dinero de verdad, antes de recurrir a ellos podría ser mejor opción agotar otras soluciones.

Por ejemplo, podrías pedir dinero prestado a familiares o amigos, o vender algo que se tenga y no haga falta. El objetivo es no endeudarse más ya que, al final, aunque no se pida aval, estás poniendo en riesgo el patrimonio que puedas tener, por poco que sea.

Lee el contrato

Una vez la empresa acepta concederte el préstamo te enviará un contrato para que lo firmes. Pues bien, te recomendamos que, antes de hacerlo, lo leas varias veces, anotando aquellos puntos, frases o fragmentos que no termines de entender o que sean ambiguos. De esta forma te asegurarás de que todo queda claro.

De hecho, si hay algo de lo que no te fías es mejor hablarlo con esa empresa y, en caso contrario, no firmar nada.

En concreto, donde más hincapié debes hacer en en la parte de las condiciones de pago, de impago y de demora. Ahí es donde puedes encontrarte con comisiones extras o condiciones que no te esperabas (y una vez firmado no podrás echarte para atrás o alegar que no lo leíste porque tu firma está ahí).

No uses todo el dinero del préstamo

Dinero y un reloj

Determinar un ahorro previo, incluso del préstamo, te ayudará a tener más tiempo para devolverlo. Y es que si te aseguras que el primer o primeros meses vas a tener dinero para cumplir con las cuotas te dará más tranquilidad y también oportunidades para que tu economía cambie y consigas hacer frente a las deudas.

Cuidado con los préstamos que parecen ideales

No decimos que no los haya, seguro que sí. Pero a veces, cuando algo es tan bonito, tiene una letra pequeña oculta de la que solo te das cuenta cuando ya estás atado.

Por eso, es importante tomar la decisión con la cabeza fría y pensando muy bien lo que se va a hacer y cómo para evitar sorpresas que hagan que tu situación empeore.

Pedir un préstamo online no es malo. Se puede hacer. Pero debe primar en todo momento la sensatez. Si realmente lo necesitas y eres capaz de devolverlo sin que haya problemas, entonces no pasará nada. Pero si estás en la cuerda floja, por mucho que esto te ayude a tener un colchón, este se acabará y al final se convertirá en otra carga más que podría romper por completo tu “sostén”.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.