Confirming

Qué es el confirming

Dentro del mundo de las empresas, uno de los conceptos, quizá menos conocido, es el del confirming. Se trata de una gestión de pagos entre clientes y proveedores pero, va mucho más allá.

Si quieres conocer qué es el confirming, cuáles son los tipos que existen, su funcionamiento y las ventajas y desventajas que tiene, aquí te hemos preparado una información práctica sobre ello.

Qué es el confirming

Según la RAE (Real Academia Española), el confirming se conceptualiza de la siguiente forma: «Contrato por el que una entidad financiera se compromete, a cambio de una contraprestación económica, a gestionar el pago de las deudas de un empresario».

En otras palabras, consiste en ofrecer un servicio por el cual se gestionan los pagos que tiene una empresa para con sus proveedores, pudiendo habilitar los pagos antes o en la fecha de vencimiento de las facturas que estos presentan.

Cómo funciona el confirming

Cómo funciona el confirming

El funcionamiento del confirming es bastante sencillo de explicar. Por un lado, tenemos a una entidad financiera (que suele ser la que gestiona esto). Esta toma la responsabilidad de realizar el pago de una serie de facturas emitidas por proveedores. Dicho pago puede realizarse antes de la fecha de vencimiento de la factura, o en esa fecha, y en este caso quien suele decidir es el proveedor (en base a lo que le convenga).

La factura, por tanto, debe remitírsela a la entidad financiera, mientras que el cliente debe tener la liquidez suficiente para hacerse cargo del importe de esas facturas. Ahora bien, también puede ocurrir que el cliente abone ese cantidad después de la fecha de vencimiento de la factura. Si eso ocurre, normalmente es la entidad financiera la que actúa como fuente de financiación para el cliente, pagando al proveedor y después recuperando ese dinero con el pago del cliente (y este asume entonces unos intereses y gastos).

Tipos de confirming

Tipos de confirming

Dentro del confirming, hay tres tipos que son los que existen, y cada uno de ellos tiene una forma de actuar que debes tener en cuenta. Estos son:

Con y sin anticipación de crédito

Son dos tipos dentro de un mismo grupo ya que se da un confirming sin anticipación, o uno con.

En el caso de anticipación, lo que hace es que los proveedores puedan recibir el pago antes de la fecha que de verdad se les exige, asumiendo así los intereses y los gastos. En otras palabras, hablaríamos de que se paga por algo antes de recibirlo, pero con la seguridad de que se va a recibir, por supuesto.

Cuando no hay una anticipación, entonces es que el pago de esos productos a los proveedores se va a llevar a cabo según la fecha de la factura en su vencimiento, es decir, cuando la factura deba pagarse, y no antes.

Confirming con y sin recurso

Otro tipo de confirming que tienes es el de con recurso o sin él. Es decir, si hay una seguridad de los proveedores de que van a cobrar su factura, pague o no el cliente (sería sin recurso); o bien si son los proveedores los que se harán cargo del impago si, cuando llega el vencimiento, el cliente no paga la factura.

Según la fecha de pago del cliente

En este caso, hablamos de un tipo de confirming basado en el momento en que se paga por parte del cliente. Y en este caso puede haber varios supuestos, como por ejemplo que lo haga antes de la fecha de pago exigible, que lo haga en su fecha exigible, o incluso que lo haga después, corriendo en este caso con los intereses y gastos que conlleve.

Confirming bancario o no bancario

Por último, tienes dos figuras diferentes, el confirming bancario y el no bancario.

¿Qué es el bancario? Es donde una entidad bancaria presta el servicio. Esta es la más habitual ya que es la que se utiliza en todas las formas anteriores.

¿Qué es uno no bancaria? Donde quien presta el servicio no es un banco. En este caso actúan empresas financieras pero que no son bancarias.

Las ventajas que te ofrece

Después de conocer lo que es el confirming, de cómo funciona y los tipos que existen, quizá aún estés pensando si es lo que te conviene. Y sí, podemos decir que tiene varias ventajas, tanto para los clientes como para los proveedores. Pero, ¿cuáles son estas? Te hablamos de ellas:

Ventajas del confirming para los clientes

En principio, una de las primeras ventajas que van a tener los clientes es, sin duda, el ahorro en los costes de administración de pagos. Es decir, que no vas a tener a una persona que se encargue de administrar los pagos, porque no es necesario. Además, al darle una opción de cobro seguro a los proveedores, les estarás dando seguridad y tu marca crecerá ya que querrá decir que eres serio.

Es más, evitas problemas con los pagos, y eso ayuda a que la relación con los proveedores sea mejor, porque saben que van a cobrar y que no va a pasar nada que pueda incidir en ello.

Para los proveedores

Una de las ventajas es el aumento de liquidez, además de no tener que hacer uso de las líneas de financiación (y con ello evitar problemas futuros). Además, pueden tener dos opciones, bien anticipar las facturas, o bien esperar a la fecha de pago.

Los inconvenientes del confirming

Los inconvenientes del confirming

Ahora bien, al igual que te hemos comentado acerca de las ventajas (y de lo bueno que es el confirming), no podemos evitar aclarar que no todo es bueno. Hay algunos inconvenientes que debes tenerlos en cuenta a la hora de pensar en esta forma de pago.

¿Y qué problemas puede dar el confirming? Igual que hemos hecho con las ventajas, te lo dividimos a continuación:

Para los clientes

En el caso de los clientes, apostar por el confirming hace que no puedan utilizarse otros métodos de pago. Además, es el propio cliente quien tiene que asumir toda la responsabilidad y el compromiso por haber decidido pedir el producto.

Para los proveedores

Los proveedores tienen un gran «peligro» con el confirming porque son ellos los que tienen que asumir el coste del anticipo y eso, a veces, sobre todo en ciertos productos, puede ser algo sumamente caro. Además, ya no es el que dice primero de cobrar; es el cliente quien da la orden de pago, no ellos.

Y, otro inconveniente más, es el hecho de que las operaciones de pago internacional, sobre todo cuando se opera en aquellas de la zona fuera del euro, no se aceptan.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.