Comprar oro papel o virtual, ¿qué es?

En la inversión están incluidos muchos y diversa naturaleza activos financieros. Tantos que plantearían un sensible problema de decisión entre los pequeños y medianos inversores. Uno de esto es uno de los metales preciosos por excelencia como en el caso del oro. Pero conviene diferenciar entre los que el oro físico y el virtual o papel. Es precisamente este último del que vamos a tratar para ofrecerte otra idea sobre donde puedes invertir tus ahorros a partir de ahora. Pero en este caso a través de una propuesta muy especial, pero sobre original por los planteamientos de los movimientos de este metal en los mercados financieros.

Pues bien el oro papel o virtual es aquel que no tienes físicamente sino que los adquieres mediante contratados. En especial a través de los derivados y que están materializados por medio de diversos productos financieros. Algunos con los que estás familiarizados y otros puede que sea la primera vez que escuchas de sus existencia. Pero en cualquier caso, puede que los necesites en algún que otro momento de tu vida para rentabilizar el saldo de tu cuenta corriente. Sobre todo cuando el estado de los mercados financieros no sea el más favorable. Con descensos en su cotización o incluso algo peor como es un cambio de tendencia, pasando de alcista a bajista   en muy pocos días.

Para que estés en completa disposición de invertir tus ahorros en un producto tan característico como es este, nada mejor que sepas en qué consisten y como pueden abrir posiciones. No en vano, dispondrás a partir de estos momentos de un nuevo y potente instrumento para tomar posiciones en un metal precioso tan poco común como es el metal amarillo. En este sentido, no puedes olvidar que el oro se ha revalorizado durante este ejercicio en algo más del 40 %. Por encima de otros activos financieros de especial relevancia, y entre los que se incluyen los principales índices de la bolsa internacional. En donde a duras penas apenas ha superado niveles del 15 % en el mejor de los casos.

Importancia del oro

Para que los entiendas mejor, será muy importante que conozcas que a principios de los años 80, la onza de oro se pagaba a 850 dólares. El precio se hundió durante las dos décadas siguientes para situarse en 1999 en niveles de 250 dólares por onza y esto ha condicionado a las compañías mineras a la hora de hacer nuevas prospecciones. Desde el punto de vista de la oferta, en 2004, la producción ha disminuido un 4 %, el mayor descenso de los últimos 65 años. Esto justifica que las expectativas para el año 2010 prevean que la producción de oro se verá recortada en un 30 % y será un factor que tensione los precios. Es importante conocer que es una oferta muy inelástica. Se tarda entre 4 y 7 años para poder extraer oro una vez que se ha localizado geográficamente una mina.

Uno de los factores tradicionales que han generado las fuertes caídas en la cotización del oro han sido los Bancos Centrales. El porqué de este comportamiento se explica a partir de los altos tipos de interés con los que convivían. Puesto que la posesión de oro en sí misma no genera ningún tipo de retribución, los Banco Centrales durante la época de política monetaria restrictiva lo que hacían era vender o prestar oro a cambio de deuda de otros países. Los altos tipos de interés hacían que el coste de oportunidad de tener oro en las reservas fuera excesivo y por lo tanto los Bancos eran proclives a aumentar la oferta e inundar de oro el mercado.

Factores de riesgo

El sector de la joyería, aunque mantiene un peso representativo, parece estar estructuralmente en declive. La fabricación cayó fuertemente desde 1997 hasta 2002 aunque en los últimos años ha repuntado. ¿A qué se debe este último repunte? ¿Qué probabilidad tiene de ser algo consistente? Para responder a la pregunta es fundamental entender que durante los años 1997 hasta 2003 los demandantes de oro para uso lúdico fueron los países del primer mundo. La cierta saturación unida con el estallido de la burbuja tecnológica y la fragilidad de sus economías inhibieron la demanda.

En 2003 cambia la tendencia porque China, y en menor medida la India, empiezan a exportar masivamente. Estas divisas generan un efecto riqueza que dispara el consumo en estas zonas con tanta tradición. Hablando de tradiciones un ejemplo curioso lo encontramos en el ámbito religioso. Los Budas de Oro se confeccionan a través de hojas de oro que los fieles depositan para cubrir al Buda  y que tienen que reponer anualmente.

Empresas mineras centradas en el oro

Desde luego que será muy necesario que sepas que las empresas mineras centradas en el oro se clasifican bajo dos criterios. Por una parte, por su tamaño, y en dónde las de mayor riesgo lógicamente son las pequeñas. Mientras que por otra parte, también se da entre las productoras y explotadoras. Las explotadoras asumen el riesgo de la búsqueda y la excavación. Las otras, por el contrario, se centran en tratamiento y distribución.

También es muy relevante que tengas alguna idea sobre donde contratar este importante activo financiero en todo el mundo. Pues bien, para que no tengas ninguna clase de dudas será muy relevante que sepas que el principal mercado donde se negocia oro, la plata  y otros metales no preciosos (como el Aluminio, Cobre, Plomo, Niquel, Zinc o Estaño) es el COMEX. La excepción es el Platino ya que el principal mercado es el TOCOM (yen) y el NYMEX. En cualquiera de ellos puedes operar. Pero bajo unas comisiones en el mercado mucho más exigentes que a través de la compra y venta de acciones.

Aportar una mayor cultura financiera

Además, no puedes olvidar en ningún momento que necesitarás de unos mayores conocimientos financieros para operar con el metal amarillo. Sea cual fuese la modalidad que selecciones a partir de estos momentos. Desde esta perspectiva general, el mercado del oro está tremendamente influenciado por los flujos generados en los mercados de futuros. Mientras que la correlación para el crudo es del 40 % en el tema del oro el precio puede llegar a explicarse en un 80 % y 90 %. Este es un dato que deberás tener muy en cuenta si tu intención es tomar posiciones en los próximos días. Con toda seguridad que te generará una gran utilidad en las operaciones que vayas a realizar desde estos momentos.

Por otra parte, el oro genera una fuerte volatilidad en la conformación de sus precios. Desde este punto de vista no puede sorprenderte que la diferencia entre sus precios máximos y mínimos en una sola sesión de cotización pueda elevarse por encima de niveles del 20 %. Un factor que es más irrealizable en otros activos financieros. En especial en lo que se refiere a los mercados de renta variable, incluso en las sesiones con mayores oscilaciones en los precios.

Pues bien, este dato será de especial relieve en el preciso momento en que vayas a abrir posiciones en este metal precioso. Incluso por encima de otras consideraciones técnicas o incluso fundamentales. Porque no puedes olvidar que la inversión en oro es una de las características de todos y no todos los usuarios saben operar con semejantes propuesta. En cualquier caso, el oro es de las inversiones que están de moda por su actual evolución en los mercados.

Aportaciones del oro virtual

Desde luego que esta clase de inversión conlleva una serie de características que deberás tener muy en cuenta si te vas a tomar posiciones. No en vano, se trata de una opción muy innovadora ya hasta cierto punto novedosa que puede generarte alguna que otra sorpresa a partir de estos momentos. Y entre las que destacan las siguientes:
  • En ningún momento tendrás una rentabilidad fija y garantizada. Sino que por el contrario, dependerá de cómo evolucionen los mercados financieros. En este sentido, es lo más parecido a la compra y venta de acciones en la bolsa.
  • Se trata de una inversión especial que requiere de un mayor conocimiento por parte de los mercados financieros. Y más concretamente el relacionado con el metal amarillo. Para que puedas ajustar la entrada a los precios más aconsejados.
  • Estas operaciones no tienen nada que ver con el oro físico ya que parten de concepciones completamente diferentes. Y con una estrategia en la inversión que por supuesto nada tienen que ver  entre  sí. Hasta el punto de ser completamente  contrapuestas desde su origen.
  • Nunca tendrás posiciones físicas sobre este metal precioso. Sino que basarás la inversión sobre sus perspectivas de crecimiento. Como por ejemplo, sobre contratos de futuros o derivados. Con un alto potencial de revalorización. Aunque asumiendo muchos más riesgos que hasta estos momentos.
  • Buena parte de las propuestas las puedes materializar sobre productos como los fondos de inversión, ETF,s o incluso desde los modelos más agresivos que incluyen este activo financiero tan especial.
  • El oro papel o virtual no está destinado a todos los perfiles de inversores. Sino tan solo a todos los que presentan una amplia experiencia en esta clase de operaciones. Que por supuesto que no son virtuales en su concepción.


Categorías

Bolsa

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.