¿Cómo complementar la jubilación?

Aunque seas una persona joven y dinámica no te conviene olvidar una correcta planificación de la jubilación y puedas disfrutar de un mayor poder adquisitivo en los años dorados. Por otra parte, también está la recomendación por parte de las autoridades políticas sobre la necesidad de contar con un complemento en el momento de la jubilación. Ante el riesgo de que el sistema público no pueda proporcionarte un salario lo suficientemente atractivo como para satisfacer tus necesidades más básicas. Es por tanto uno de los objetivos que te deberás plantear a partir de estos momentos.

Más allá de cuál pueda ser la pensión que vayas a cobrar cuando te jubiles, debes conocer que dispones de varias alternativas para ampliar estos ingresos regulares. A través de diferentes estrategias, algunas bien conocidas por tu parte, pero desde luego que otras te sorprenderán por su originalidad. En cualquier caso, es muy conveniente que las tengas en cuenta por si están adaptadas a tu perfil. Sea cual fuse la edad que tengas en estos momentos, para ir creando una bolsa de ahorro estable para encarar estos años de tu vida.

Buena parte de ellas proceden de la inversión en los mercados de renta variable, pero sin olvidarte en ningún momento de la fija. Para complementar tu pensión de la forma más satisfactoria posible como para salir victorioso de este complicado problema que tendrás en estos años de tu vida. Pero a partir de estos momentos dispondrá de varias estrategias para hacer efectiva este deseo tan importante que albergan buena parte de los contribuyentes en nuestro país. En donde se contemplan una de las pensiones más bajas de la zona euro.

Jubilaciones en España

Un dato que nos ha dejado el pasado año se basa en que un poco más de un 40 % de los trabajadores de nuestro país percibe un salario bruto anual inferior a 16.982 euros. Esta cantidad es la cuantía que el Estado abona a los jubilados del Régimen General. Así lo pone de manifiesto tras la reciente encuesta de Salarios del Empleo Principal, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, a finales de 2017, la pensión media en España se ha en 925,85 euros al mes, lo que representa un ligero incremento del 1,84 % con respecto al mismo periodo del año anterior.

De todas formas, se está generando un panorama muy curioso en los últimos años y que consiste en que cada vez sea mayor el número de los pensionistas que ingresan más que los trabajadores en activo. Este efecto puede provocar unos efectos no deseados para cuando te llegue el momento de la jubilación. Hasta el punto de que puedan bajar la cuantía al descender el número de cotizantes. Este es uno de los motivos que propicia que sea muy interesante que te asegures ya una fuente para complementar estos ingresos: ¿Deseas conocer cuáles son las más eficaces en estos momentos? Pues presta un poco de atención por si tienes recurrir a ellas a partir de estos momentos.

Fondos de inversión para la jubilación

Desde luego que es la forma más independiente para mejorar tu poder adquisitivo en los años dorados de tu retiro profesional. Este producto financiero te permite ir modelando poco a poco un ahorro para disfrutarlo en los años de retiro profesional. Con una mayor flexibilidad que a través de otros productos destinados a la inversión. Porque serás tú mismo quien seleccione las aportaciones monetarias que vayan todos los años a los fondos. Desde el momento en que consideres más oportuno iniciar esta operación para la jubilación y en función de tus necesidades reales de liquidez.

Una de sus ventajas más relevantes reside en el hecho de que puedes optar por la renta variable, fija o modelos alternativos. Para que de esta manera, puedas alcanzar unos u otros objetivos para ir creando un fondo para cuando llegue el momento del retiro en tu actividad laboral. No obstante, este es un diseño financiero que es especialmente aconsejable para que lo apliques a partir de 50 años. Con una cartera de activos financieros que podrá estar muy bien diversificada. Con la finalidad de protegerte de los escenarios más desfavorables para los mercados financieros. En donde hasta puede perder valor el fondo de inversión en donde hayas invertido tus ahorros.

Planes de jubilación

De todas formas, el producto más específico para afrontar la jubilación es sin lugar a dudas el plan de jubilación o pensión. Porque se trata fundamentalmente de un producto que tiene como meta generar un instrumento de ahorro o inversión que está dirigido a cubrir unas contingencias determinadas, de ahí su falta de liquidez, su principal diferencia entre otras, frente a otros productos financieros. Todos los años vas depositando una cantidad para cuando llegue el momento de la jubilación. En función de tu disponibilidad de tus recursos monetarios puedes ir agrandando esta bolsa de ahorro.

Por otra parte, una de las características más relevantes de los planes de jubilación reside en el hecho de que puede disminuirte la base imponible de la declaración de la renta y, por tanto, reducir el importe de los impuestos. Como consecuencia de esta estrategia podrás pagar menos dinero por este impuesto o por el contrario incrementar la devolución  que te deberán aportar todos los años. Al igual que puedes realizar alguna clase de rescates puntuales antes de tu jubilación. Siempre y cuando se den algunas de las siguientes situaciones: incapacidad laboral, enfermedad grave, situación de dependencia, fallecimiento del titular, desempleo de larga duración,

Rentas fijas por medio de dividendos

Esta es una alternativa más original y que puede proporcionarte unos ingresos anuales de hasta el 8 %. De una forma completamente garantizada, independientemente de cuál sea la evolución de los valores bursátiles en los mercados de renta variable. Porque no dudes que los dividendos son una estrategia para disponer de uno fondos adicionales para el momento de la vejez. Con la ventaja añadida de que podrás rentabilizar los ahorros a través de la cotización de los valores. Se trata de un sistema al que acuden buena parte de los pequeños y medianos inversores. En especial, por la facilidad para optar por esta clase de rentas regulares todos los años.

Además, dispones de una amplia variedad de propuestas si te decantas por los dividendos. Hasta el punto de una amplia mayoría de las empresas que cotizan en bolsa reparten esta remuneración entre sus accionistas están integradas en el índice selectivo de la renta variable española. Generando un retorno a los ahorros que oscila entre el 3 % y 8 %. Con un ingreso fijo y garantizado todos los años. En donde puedes cobrarlo a través de distintas periodicidades: trimestral, semestral o anualmente. De todas formas, es el sector eléctrico el más generoso para ofrecer esta rentabilidad por acción. Con valores tan potentes como Iberdrola, Red Eléctrica Española, Endesa o Enagás, entre algunos de los más relevantes.

Planes de pensiones asegurados

También conocidos como PPA se trata de una alternativa que puede satisfacer los deseos de los ahorradores más conservadores. Por una razón muy sencilla de explicar y que se debe a que garantizan una rentabilidad por el capital. Esta es la principal diferencia que aporta con respecto a los planes de pensiones tradicionales. Porque por otra parte, este producto mantiene las mismas ventajas fiscales que estos. Es una manera para disponer de una renta segura en el preciso momento de la jubilación.

Dentro de este grupo también destacan los denominados PIAS. En este caso se trata de una mezcla entre los planes de pensiones y los seguros de ahorro. En cualquier caso, te aseguran una renta vitalicia que puede ayudarte a complementar la pensión de una manera satisfactoria conforme a tus intereses personales. Más allá de la rentabilidad que genera este producto y que no es de las más altas en el mercado. Por otra parte, siempre podrás realizar rescates puntuales antes de los diez años. Pero con un pequeño inconveniente como es que no disfrutarás de sus beneficios fiscales.

Seguros de ahorro

Por último está este producto financiero que está enfocado para generar una renta de ahorro durante estos años de tu vida. Aunque es de los modelos que muestra un tipo de interés menor y que está destinado también a un perfil de inversor más bien defensivo. En donde prevalece la seguridad por encima de otras consideraciones más agresivas. No en vano, se basa en que dispondrás de esta liquidez después de unos años de haberlos conformado. No inmediatamente y que en cualquier caso dependerá del ahorros acumulado en este producto para la inversión de los pensionistas.

En cualquier caso, y después de haberte expuesto estas opciones para los años dorados, lo más aconsejable es que analices cuál es tu situación real y sobre todo las necesidades que tendrás a partir de esos momentos tan especiales en tu vida. Para que de esta forma, puedas elegir el formato de ahorro que mejor se amolde a tus circunstancias personales. Y que en caso, será un producto diferente, aunque con un denominador común a todos ellos. No es otro que la posibilidad de que tengas una renta fija a partir de la jubilación.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Economía en general

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.