Compañías eléctricas vs valores del sector bancario

bancario

La decisión por parte del Banco Central Europeo (BCE) de retrasar la subida en los tipos de interés en la zona euro ha puesto en evidencia la divergencia en  la cotización de los valores del sector bancario y las compañías eléctricas. Hasta el punto que han marcado diferencias de más del 10 % en la conformación de sus precios y que pueden hacer que las inversiones sean rentables o no en ciertos momentos. En este sentido, puede decirte que los valores de estos sectores bursátiles son completamente diferentes y hay que analizar su comportamiento para realizar cualquier tipo de operaciones en los mercados de renta variable.

Una vez que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, apuntase a que no habría cambios en la política monetaria de la Unión Europea las reacciones de cada uno de estos sectores fueron completamente diferentes. Mientras que las entidades bancarias cotizadas en bolsa se dejaron entre el 4 % y 7 %, las eléctricas se apreciaron en torno al 2 %. No en vano, fueron muchos los inversores los que cambiaron de estrategia en su cartera de inversión. Como hacía muchos que no se ponía de manifiesto en los mercados de renta variable nacionales.

Dentro de este escenario general,  uno de los motivos para explicar estos movimientos en los mercados financieros es que los valores del sector eléctrico han ejercido como valores refugio ante este nuevo escenario monetario. Al tratarse de un segmento que es considerado como uno de los más defensivos de todos. En donde es muy habitual que ante las caídas en los índices bursátiles sus acciones de aprecian sensiblemente. Debido a que generan una mayor tranquilidad entre los pequeños y medianos inversores por las especiales características de estas empresas cotizadas.

Sector bancario: menos rentable

bancos

El derrumbe en la bolsa de los bancos durante la pasada semana se debió fundamentalmente a que con un escenario global con tipos de interés muy bajos como los actuales, sus beneficios s ralentizan. Es decir, no pueden mejorar sus beneficios empresariales ya que gana menos dinero por la contratación de cualquier línea de crédito: personales, destinados al consumo y por supuesto que también las hipotecas. Sus beneficios se resienten por el abaratamiento en el precio del dinero. En este sentido, no puede olvidarse que en estos momentos el tipo de interés en la zona euro es del 0 %, es decir sin valor ninguno.

Como consecuencia de este escenario, una subida de tipo por parte del Banco Central Europeo supondría que las entidades financieras podrían mejorar sus márgenes de intermediación y por tanto ampliar sus beneficios anuales. Pues bien, esto es algo que no se ha conseguido debido a la debilidad de la economía en el viejo continente, tal y como ha afirmado el máximo responsable del BCE, el italiano Mario Draghi. Va a esperar, por el momento, al próximo año para que se generen los primeros movimientos en el mercado monetario. Con un retraso sobre lo que se pensaba desde hace varios meses y esto ha afectado negativamente a los bancos.

Las eléctricas beneficiadas

luz

Un primer efecto que ha tenido tras las palabras del presidente del Banco Central Europeo es que buena parte del capital que estaba posicionado en los grupos financieros se ha desviado hacia las compañías eléctricas. Con una intensidad que no detectaba desde hacía muchos años y que a quedado plasmado a través de un volumen de negociación muy elevado y que da mayor veracidad al cambio en las carteras de inversión. Ahora queda por comprobar si este movimiento es tan solo al corto plazo o por el contrario se extiende en su plazo de permanencia. En cualquier caso, es el momento oportuno para variar las estrategias en la inversión porque no cabe duda de que es mucho el dinero que está en juego durante estas sesiones bursátiles.

Las compañías eléctricas se caracterizan fundamentalmente por su menor volatilidad. Es decir, presentan una diferencia entre sus precios máximos y mínimos que son muy llamativas. Con divergencias que pueden variar entre el 2 % y 3 %, lo que hace de estos valores muy propicios para las carteras más conservadoras o defensivas en el corto, medio y largo plazo. En donde son muchos los fondos que rotan sus posiciones ante este nuevo escenario que se ha generado tras la decisión por parte del Banco Central Europeo. Para buena parte de los analistas en los mercados de renta variable como inesperada.

Cambiar la cartera de inversión

Son varias las estrategias que pueden adoptar los pequeños y medianos inversores ante esta nueva situación en los tipos de interés. Es decir, que se mantienen en el 0 %, como viene sucediendo desde el año 2013 para tratar de revitalizar la economía en los países del viejo continente. En este sentido, un primer paso que deben dar los inversores minoristas es desviar parte de las inversiones desde las posiciones abiertas en las entidades financieras hacia las compañías eléctricas. Tanto en lo que se refiere a la compra y venta de acciones en los mercados de renta variable como en los fondos de inversión o incluso también en los cotizados.

Esta estrategia se puede realizar de forma agresiva o llevada a cabo con moderación en función del perfil que presenten los pequeños y medianos inversores. Desde este escenario general, puede esperarse a comprobar cuál es la evolución de estos sectores bursátiles durante esta semana para tomar una decisión definitiva sobre la composición de la próxima cartera de valores. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Con el único objetivo de no equivocarse en la estrategia que los inversores van a llevar a cabo a partir de este momento.

Valoración de eléctricas en máximos

El mayor problema para ejecuta esta estrategia en la inversión residen en el hecho de que el precio en las compañías eléctricas están muy altos y con el riesgo de sufrir serias correcciones en los próximos meses. En este sentido, no puede olvidarse que muchas de estas empresas están en situación de máximos históricos. Al igual que en subida libre lo que significa que ya no tienen resistencias de cierta relevancia por delante. Pero en cualquier momento, la tendencia puede cambiar ya que en los mercados de renta variable nada sube o baja eternamente, tal y como sabe muy bien los inversores con mayor experiencia en las operaciones para rentabilizar sus ahorros.

Por otra parte, un sistema muy eficaz para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos e decantarse por los valores del sector eléctrico durante la primera parte de este año. Además, con un rendimiento por dividendo muy elevado, oscilando entre el 5 % y 7 % a través de un  pago fijo y garantizado todos los años. Uno de los más relevantes de los mercados de renta variable nacionales en estos momentos. Pero a medio y largo plazo esta puede ser una inversión menos rentable que la basada en las entidades bancarias. No en vano, su potencial de revalorización no es tan elevado.

Cartera en el segundo trimestre

cartera

Será en la segunda mitad de este año en la que habrá que volver la vista a los bancos. O al menos cuando haya signos sobre una elevación en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo. Entre otras razones, porque a pesar de todo, cuentan con un potencial en su revalorización que es muy elevado. En algunas propuestas bursátiles incluso por encima del 30 % como consecuencia de las bajadas en la configuración de sus precios que se han producido en los últimos doce meses. Desde esta perspectiva, invertir en el sector bancario puede ser una operación muy rentable si los movimientos se dirigen al largo plazo.

Mientras que por el contrario, en el momento en que el BCE anuncie una subida en el precio del dinero no cabe duda de que los bancos subirán con una gran fuerza e intensidad. No menos importante es que habrá que estar preparado para cuando todo esto suceda y previsiblemente tendrá lugar a mediados del próximo año, según ha puesto de manifiesto en sus declaraciones el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. Ahora la cuestión consistirá en estar preparados ante este importante cambio de tendencia en la política monetaria comunitaria. Para que los inversores no se encuentren con el pie cambiado, tal y como ha pasado en muchas ocasiones.

De todas formas, y tras realizar este análisis, está muy clara la divergencia que existe entre los valores del sector bancario y eléctrico. Mucha más de las que pueden creer buena parte de los pequeños y medianos inversores. Y una diferencia que puede suponer muchos euros en la cuenta de resultados realizada tras los movimientos en los mercados de renta variable. En donde no habrá más remedio que estar en el sector adecuado en el momento justo, que es al fin y al cabo el deseo de buena parte de los usuarios bursátiles. Para que de esta forma, pueda seguir creciendo el saldo de su cuenta de ahorro a partir de estos precisos momentos. Mucha más de las que pueden creer buena parte de los pequeños y medianos inversores.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.