¿Cómo rescatar un plan de pensiones?

El plan de pensiones se configura como uno de los productos financieros más relevantes para encarar el periodo de la jubilación. Porque desde luego que ayudará complementar los ingresos derivados del sistema público de pensiones. Para que de esta forma, los jubilados puedan disponer de unos ingresos más altos todos los meses en esta etapa tan importante de sus vidas. Por el contrario de lo que se piensa mayoritariamente, un plan de pensiones no tiene porqué basarse en la renta variable, si no que puede proceder también de la renta fija. Aunque en este caso, su rendimiento será sensiblemente menor.

El plan de pensiones es un producto destinado a los mayores y que se caracteriza fundamentalmente por tratarse de un producto de ahorro a largo plazo cuyo principal fin es el de generar un ahorro del que disponer en la jubilación en forma de unas cuantías que se percibirán de diferente forma, en función del programa que haya contratado el usuario. No en vano, no es un modelo de ahorro homogéneo, si no que por el contrario cuenta con diferentes formatos que están adaptados a las necesidades de la población.

En cualquier caso, hay una cosa segura y es que necesitarás planificar este modelo de ahorro con unos cuantos años de anticipación para que te ofrezca los servicios deseados. En donde a  medida que suscribas el plan de pensiones antes, mayores serán las cantidades que percibirás en el preciso momento de la jubilación. Se trata de un complemento monetario que puede ser muy interesante cuando la pensión que vas a cobrar en los años dorados no es excesivamente elevada o por el contrario no has cotizado los años necesarios como para contar con un respaldo económico en estos años tan importantes de tu vida.

Plan de pensiones: ¿cómo cobrarlos?

Uno de los aspectos más importantes de este producto financiero es el que tiene que ver con su cobro. Porque en efecto, el plan de pensiones se caracteriza objetivamente porque  puedan seguirse haciendo aportaciones a este producto financiero una vez jubilados. Una de sus características más importantes es que desde el momento en que se inicie el cobro del plan, las aportaciones no podrán ser rescatadas por la contingencia de jubilación. Tan solo se podrán rescatar para una necesidad muy concreta, como por ejemplo pueden ser las situaciones de dependencia o fallecimiento. Esta es una de las diferencia   con respecto a otros productos destinados a la jubilación.

Por otra parte, el plan de pensiones como tal contempla diferentes clases de rescates que deberás conocer para optimizar este modelo de ahorro en los años de la jubilación. Desde luego que no todos son iguales, ni tan siquiera parecidos y todo dependerá de las necesidades que tengas a partir de los 65 años o lo que es lo mismo, en el momento en que te llegue la jubilación. Para que de esta manera, puedas contemplar un incremento en los ingresos económicos que percibirás durante estos años tan especiales en tu vida: ¿Deseas conocer cuáles son los rescates que tienen habilitados estos productos tan definidos? Pues presta un poco de atención porque esta información podrá ser de gran utilidad para tus intereses personales.

Rescate en forma de capital

Es quizás el más habitual de todos y en cualquier caso una de las opciones que tendrás para percibir unos ingresos adicionales a partir de estos momentos. Pues bien, esta estrategia se basa en que recuperarás la totalidad de las aportaciones realizadas al plan de pensiones y su correspondiente rentabilidad de forma conjunta. Sin la necesidad de recibir unas aportaciones todos los meses. Con la sustancial diferencia que solamente tendrás que tributarlo una vez y en el preciso momento de formalizar el rescate. Se trata de una alternativa que puede ser muy ventajosa para disponer de un capital para satisfacer tus necesidades más inmediatas. Sin que sirva como complemento a la pensión.

El rescate en forma de capital puede ser muy beneficioso en algún que otro escenario y que estará delimitado por tus necesidades reales de liquidez. Para poner de manifiesto su conveniencia será necesario que analices hasta qué punto te conviene contratar esta modalidad dentro de lo que es un plan de pensiones. Porque debes conocer que desde el año 2015, el plazo máximo para solicitar la reducción es de 2 años desde que se produce la contingencia que da lugar al rescate. Este es un punto de referencia para constatar si te conviene esta modalidad en el plan de pensiones o quizás sea otra alternativa, tal y como te vamos a explicar a partir de estos momentos.

Rescate en forma de renta

Es otra de las opciones a las que puedes acogerte dentro de este producto financiero tan especial. Se caracteriza porque percibirás un capital de forma periódica, tal y como fuese una renta mensual o anual. Por otra parte, no dudes de que estás ante una renta vitalicia que recibirás de forma regular hasta que el momento de fallecimiento. Sea cual fuese la pensión pública que cobres en ese momento. Ya que este factor no incidirá en nada para el cobro de esta dinero que proviene de tu plan de pensiones. Si no que es completamente independiente en su naturaleza y por tanto conviene que lo conozcas en estos momentos.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en el rescate en forma de renta es que este sistema de cobro puede ayudarte a planificar mejor tu presupuesto en los años en que estés jubilado. Por encima de otros sistemas habilitados en el plan de pensiones. No es ni mejor ni peor que otros, sino que dependerá de tus necesidades reales en estos años tan importantes de tu vida. Más allá de otras consideraciones personales y hasta desde el punto de vista familiar, tal y como comprenderás rápidamente.

Rescate mixto

Puede que sea uno de los más innovadores de todos por sus especiales características. No en vano, estamos hablando de una clase de rescate que combina las dos modalidades mencionadas anteriormente. Hasta hace unos años no estaba en vigor, pero la practicidad en esta clase de productos financieros ha llevado a que se hayan confeccionado nuevos formato en el rescate como es este en concreto. El rescate mixto permite recibir un parte a través de una renta regular todos los meses. Pero en este caso, apoyado por un capital fijo en un momento de tu vida. De esta forma, estarás en condiciones de combinar los dos sistemas de reparte de una manera equilibrada.

Por otra parte, uno de las características del denominado rescate mixto es que te puedes adaptar a varias situaciones en tu vida personal y hasta el punto de que son muchos los usuarios que se decantan por este modelo de pago como fórmula para asegurarse unos ingresos durante la etapa de la jubilación. Pudiendo, en cualquier caso, incidir más en uno que otro sistema si este es realmente tu deseo para preservar los ingresos en esta etapa de tu vida.  En cualquier caso, no tendrás más remedio que advertirlo a la entidad financiera en donde has contratado el plan de rescate para tu jubilación.

Rescate de dinero flexible

Por último, y como no podía ser menos, también dispones de esta innovadora modalidad en el cobro de dinero a partir de los 65 años. Es muy fácil de entender, a pesar de sus pocos años de vida en los mercados financieros, ya que eres tú mismo quien decide libremente las fechas y cuantías de los cobros. Sin que cuentes con una periodicidad determinada, tal y como paso en los modelos de ahorro explicados anteriormente. No en vano, si por algo se caracterizan estos planes de pensiones es por su total flexibilidad. De ahí su denominación y están destinados para un perfil de cliente que aporta unos ingresos económicos más elevados. Y hasta con una pensión público más elevada y que puede amoldarse a nuevas situaciones en sus cuentas personales.

Desde luego que este formato de reparto está más personalizado y requiere de un completo análisis de tus necesidades, pero también de los ingresos anuales que vayas a desarrollar en estos años tan importantes de tu vida. Como habrás podido comprobar son muchas las opciones que tienes para cobrar el plan de pensiones a partir de estos momentos. En donde tan solo tendrás que ejecutar una decisión que estará basada en tus planteamientos personales o familiares que tenga en estos años.

Por otra parte, conviene recordar que la fiscalidad del rescate del plan de pensiones estará relacionada con la forma de cobro elegida. Porque en cada caso tendrá un tratamiento diferente y que también deberás analizar para pagar menos dinero por este concepto. Porque el plan de pensiones conlleva un abono tributario como consecuencia de tu capacidad de ahorro y que es muy parecido a otras clases de productos destinados para el ahorro y la inversión. Hasta el punto que en algunas situaciones te puede ser muy rentable la contratación de uno de estos productos financieros. Más allá de la rentabilidad que puede producirte durante los próximos años. Siendo otro de los objetivos que debes plantearte a partir de estos momentos, tal y como sabrás por otros amigos que estén tu misma situación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.