¿Como realizar las compras en la bolsa ?

compras

Entrar correctamente en los mercados es uno de los objetivos de cualquier inversor y para ello deberá planificar una estrategia muy bien planificada en donde nada queda en manos de la imaginación. En donde la parte más relevante es realizar las compras en un escenario muy aconsejado a los intereses de los usuarios bursátiles. No en vano, con este sistema tendrás un largo recorrido que has conseguido para alcanzar tus metas más anheladas en el mundo del dinero y más concretamente en la bolsa.

El inversor minoritario deberá importar unas pautas sólidas para llevar a cabo su proceso de compras bien desarrollado. En este sentido les puede servir de gran ayuda las sencillas pautas que a continuación vamos a exponer y que se caracterizan porque son muy fáciles de seguir. Como por ejemplo, las que apuntamos a continuación de esta información.

En la actualidad hay algunos valores que están en esta situación, después de que el Ibex-35 se haya situado muy cerca del nivel en los 8.000 puntos. No en vano, es una de las opciones más claras que tienen para encarar esta toma de posiciones con un mayor optimismo. Por el contrario, inclinarse por valores que siguen en una tendencia bajista puede ofrecer serios peligros de que éstos se potencien durante las próximas sesiones bursátiles. Con el riesgo de que aumenten las minusvalías en tu cartera de valores o inversión.

Compras: en precio de soporte

soporte

A través de los gráficos se podrá comprobar los valores que están en esta situación, para posteriormente venderlos en zona de resistencia, o también en el caso de que se rompiese los soportes. Es una de las estrategias más sencillas que son utilizadas en bolsa, aunque para ello hay que llevar un seguimiento puntual de la evolución de las cotizaciones de los posibles candidatos que puedan formar parte de la cartera de valores.

Valores que han tocado fondo

Es uno de los escenarios ideales para cualquier inversor que tenga que hacer frente a las compras, aunque tiene el grave inconveniente de que es muy difícil para los ahorradores minoristas descubrir este punto exacto y, deben ser ayudados por los análisis que realizan los principales intermediarios o brokers financieros, que son publicados en los medios de comunicación especializados.

Entrada en los sectores más favorables

Otra opción ciertamente interesante consiste en apostar por valores que integren sectores bursátiles que cuentan con buenas expectativas de crecimiento para los próximos meses y, que pueden salir beneficiados de su evolución bursátil, incluso por encima de sus respectivos índices generales y de la media general.

Dirigirse a su análisis técnico y fundamental: es lo ofrecen las principales páginas webs especializadas y, aportan los datos primarios más esenciales para tomar posiciones en un determinado valor que presente unos buenos ratios bursátiles y empresariales. A pesar de que hay adeptos para cada uno de ellos, conjugar ambos análisis es el mejor pasaporte para realizar una buena compra.

Mayor potencial de revalorización

Esta estrategia consistiría en encontrar aquellos valores que están más alejados de su precio objetivo, y por tanto, tienen un mayor grado de revalorización. Se pueden encontrar compras que cotizan con un descuento de más del 20% o 30% sobre su precio asignado por los intermediarios financieros, aún a sabiendas de que en algunos casos nunca lleguen a ese precio o sean rebajados a la baja en próximas revisiones.

Recomendaciones de los brokers

brokers

Regularmente los intermediarios financieros fijan unos valores más aptos que otros para realizar sus compras, siendo una indicación muy seguida por gran parte de los inversores, aunque con el inconveniente de que en algunas ocasiones no se cumplan las previsiones por diferentes motivos. Cada broker confecciona una cartera de valores modelo que puede ser seguida por los inversores. Se puede también simular una cartera virtual a través de estos informes, de forma preventiva, antes de entrar en el mercado.

Apuestas más seguras

En este caso, para los inversores de perfil más defensivo la alternativa iría a través de los sectores o empresas que transmitan mayor seguridad, es decir, decantarse por los valores más conservadores: poco volátiles, fiables, estables en sus precios y que reparten dividendos anualmente. La elección de esta estrategia irá encaminada para tomas de posiciones hacia el medio o largo plazo, nunca para operaciones que se realizan en el mismo día o incluso de pocas semanas o meses.

Revisión de los índices

Para constatar el momento oportuno de la inversión no estaría de más analizar el estado general del índice en donde vayamos a tomar posiciones, sea nacional o internacional. Proporcionará una mayor garantía en cada apuesta bursátil, así como una herramienta de trabajo de gran utilidad para lograr nuestros objetivos.

Estrategias que deben evitarse: Por el contrario existen una serie de pautas, que por su dudosa efectividad, nunca deben emplearse a la hora de canalizar una inversión en la renta variable y, que en buena medida perjudican los intereses de los pequeños y medianos inversores. Por tanto es aconsejable tener presente estas actuaciones para no caer en ellas y, que no puedan lastrar la rentabilidad de nuestra inversión. Supondrá efectivamente un ahorro en toda toma de posiciones que hagan los usuarios bursátiles.

  • Comprar por comprar, es decir, seleccionar un valor independientemente del aspecto técnico o fundamental que tenga en esos momentos. Conduce en la mayoría de los casos a efectos no deseados.
  • Tener la predisposición de abrir posiciones en valores con alto poder especulativo con la falsa creencia de que se podrá obtener plusvalías más fácilmente. Son de alto riesgo y el inversor debe saber los peligros en que incurre apostando por ellos.
  • Entrar en el mercado en períodos bajistas en donde el precio de compra puede tardar mucho tiempo en alcanzarse. Es lo que vulgarmente se dice quedar “enganchado”.
  • Dejarse llevar por recomendaciones poco objetivas o interesadas que pueden desorientar al inversor en su estrategia de entrar en los mercados bursátiles.
  • Tomar posiciones cuando un valor ha realizado casi en su totalidad su proceso alcista, ya que lo único que le quedará es regresar a posiciones vendedores después de haberse revalorizado durante un período más o menos prolongado.
  • Invertir en valores que se encuentren en un proceso bajista totalmente nítido, con la creencia de que su recuperación sea pronto. A no ser que el mercado ofrezca señales claras de compra es mejor abstenerse de ellos.

Y, especial cuidado a los valores que son objeto de movimientos corporativos, rumores o cambios en su accionariado ya que si igualmente pueden revalorizarse en pocas sesiones bursátiles, también las caídas pueden ser pronunciadas y en pocas sesiones bajar fuertemente en su cotización, estando destinadas estas estrategias a los inversores más avezados que tienen la experiencia de invertir en esta clase de valores por conocer adecuadamente su comportamiento.

¿Qué hacer con las minusvalías?

valores

El peor de los escenarios que se te puede presentar en la renta variable es que estés en situación de minusvalías. No en vano, significará que el valor de tu patrimonio personal valdrá menos. Pero a pesar de todo, dispones de varias estrategias para solucionar este grave problema que tienes en estos momentos. Porque en efecto, a través de tus líneas de actuación estarán en condiciones de limitar las pérdidas. Hasta el punto que puedas invertir tus relaciones con los mercados financieros. ¿Deseas conocer cuáles son algunos planteamientos que puedes utilizar a partir de estos momentos?

Minusvalías: aprovechar los rebotes. Para deshacer las posiciones puedes aprovechar los rebotes que se generen en los mercados financieros para deshacer posiciones. Al menos te servirá para vender las acciones con un mejor precio e iniciar otras operaciones en diferentes valores. Para que de esta forma, neutralices las minusvalías que has desarrollado. Además, te permitirá salir de unas posiciones muy problemáticas para tus intereses como pequeño y mediano inversor.

Cambiar el plazo de la inversión

Otra estrategia que puedes utilizar es variar tu plazo de permanencia. Pasando  de corto a medio o largo plazo. Su objetivo consistirá en que los precios de las acciones puedan recuperar los niveles en donde abriste posiciones. Se trata de un proceso bien sencillo y que estarás en condiciones de importarlo en cualquier momento. Con un poco de suerte, después de varios años en su cotización  podrás al fin vender las acciones con plusvalías. Quizás no sean muy extensas, pero al menos no perderás dinero en los mercados financieros. Como principal inconveniente, el hecho que pueda discurrir mucho tiempo hasta que cierres tus posiciones. Porque es un movimiento que puede dilatarse durante muchos años. Incluso más de los que inicialmente imaginas desde tus planteamientos originales.

Compensar las pérdidas

Un movimiento muy original que está a tu disposición es la utilización de los dividendos para equilibrar las minusvalías. No en vano, cada año estarás cobrando un rendimiento fijo y garantizado y que puede elevarse hasta el 10 %. Independientemente de cuál sea la evolución de sus precios en los mercados financieros. Hasta el punto que puede generarse un escenario que te sea rentable y a pesar de la pérdida de valor de tu cartera de inversión. De todas formas, debes emplear la estrategia a medio y largo plazo para que sea completamente efectiva para defender tus intereses.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.