¿Cómo puedes evitar las comisiones en las tarjetas bancarias?

Las tarjetas de crédito se constituyen en uno de los medios de pago preferidos por parte de los usuarios españoles. Así se pone de manifiesto según los datos ofrecidos por el Departamento de Sistemas de Pago del Banco de España, que constatan que en España hay contabilizadas 48,09 millones de estos plásticos. En donde no hay casi un usuario por encima de 18 años que no disponga de un medio de pago de estas características. Algo que habla de la relevancia que están tomando las tarjetas en la vida diaria de los ciudadanos.

Las tarjetas de crédito se han constituido en el principal punto de referencia para dotarse de unos de los instrumentos de financiación preferidos por los españoles para aplazar sus compras. Por medio de diferentes modalidades que vienen aplicando y que les permite a los usuarios para salir en más de un apuro. Bien mediante un abono total a fin de mes o hacerlo mediante el pago de cuotas mensuales fijas o de un porcentaje de la deuda. No en vano, la flexibilidad para gestionar este producto bancario es una de sus principales señas de identidad.

No obstante, las tarjetas no suelen salir gratis, sino que por el contrario conllevan una serie de comisiones y gastos en su gestión y mantenimiento que es el principal inconveniente para contratarlas. Tal y como puede que te haya pasado a ti mismo en algún que otro momento en tu vida. Este es el motivo por el cual buena parte de los usuarios tratan de anular o al menos reducir estos cargos bancarios. En este sentido, son muchas las estrategias que tienen para que al final no les genere ningún desembolso la contratación de este producto bancario tan presente en las operaciones de los clientes.

Tarjetas: vinculación con la nómina

Desde luego que uno de los sistemas más efectivos para conseguir este anhelado objetivo se basa en vincular la nómina o pensión a una cuenta bancaria. Generalmente esta idea está representada por las denominadas cuentas nómina y de las que casi todas las entidades financieras cuentan con un modelo de estas características. Ofrecen a sus titulares diversas ventajas y de toda naturaleza pero una de las más apreciables es precisamente esta. Con su formalización consigues tener una tarjeta de crédito o débito totalmente gratis. Sin que tengas que hacer frente a ningún gasto por su gestión o mantenimiento.

Buena parte de los clientes bancarios optan por este modelo de fidelización para tener sus plásticos. Porque es muy fácil de formalizarlo y además incluso puedes mejorar la rentabilidad de los ahorros guardados. Porque en efecto, proporcionan un tipo de interés que en las propuestas más agresivas puede llegar a niveles de hasta el 5 %. Algo inimaginable en estos momentos debido al abaratamiento en el precio del dinero por parte de las autoridades monetarias comunitarias. Y que ha llevado a que la rentabilidad media de estos productos financieros estén en torno al 0,10 %.

Para los clientes preferentes

Sin lugar que ser un buen cliente tiene sus ventajas y una de ellas es la eliminación de comisiones y gastos de gestión en las tarjetas de crédito y débito. En este caso, tan solo tendrás que negociar estas condiciones tan favorables para tus intereses. No en vano, esta clase de clientes no tienen ninguna clase de problemas para llegar a este punto de partida con su banco. Al igual que otra serie de prestaciones de las que adolecen algunas cuentas bancarias. Entre las que destacan la eliminación de todas las comisiones bancarias, el acceso a un tipo de interés más competitivo en la gran mayoría de líneas de crédito o incuso dotarte de un anticipo de la nómina.

Desde luego que uno de los grandes objetivos de las entidades financieras es premiar a sus mejores clientes. Y si estos tienen un saldo en la cuenta corriente muy potente, pues mucho mejor. Sus deseos serán satisfechos casi al instante y sin que tengas que aportar o suscribir otros productos financieros. Como por ejemplo, planes de pensiones, fondos de inversión o cualquier producto destinado para el ahorro. Además de partir de mejores posiciones para mejorar las condiciones de contratación de buena parte de los productos financieros. Si estás integrado en este grupo, enhorabuena, porque no pagarás ni un solo euro por la titularidad de tus tarjetas de crédito o débito.

Ofertas para nuevos clientes

Este sistema de contratación es otra opción que dispones en estos momentos para estar exento de comisiones y gastos en las tarjetas de crédito o débito contratadas. Hasta el punto de que es un gancho utilizado por las entidades financieras para captar el ahorro de los clientes. Al igual que sucede en los otros modelos expuestos anteriormente, en este se comercializan otras prestaciones que pueden ser muy ventajosas para ti a partir de estos momentos. Como la posibilidad de suscribir un depósito a plazo con mayor rentabilidad que hasta ahora. Con un retorno medio sobre los ahorros del 1,50 %.

Esta clase de cuentas se caracteriza fundamentalmente por su flexibilidad al estar confeccionadas para toda clase de perfiles. Desde los usuarios con mayor edad a los segmentos más jóvenes de la población. No hay limitaciones, si no que por el contrario, algunas de sus ventajas tienen un vencimiento previamente fijado. Es el caso de las imposiciones a plazo y que te ofrecen una rentabilidad más amplia solamente por un periodo de tiempo. Generalmente en torno a 6 o 12 meses y solo para un tramo del ahorro. Puede que sea una de las mejores opciones para incrementar tus posiciones desde estos momentos.

Cuentas en formato online

Si algo distingue a las cuentas corrientes que se formalizan por Internet es que te permiten mejorar las condiciones de este producto financieros. Debido a los menores gastos que tienen que soportar las entidades financieras. Como consecuencia de esta actuación con toda seguridad que te librarás de las comisiones a partir de estos momentos. Con la ventaja de que puede abrir este formato de comercialización cómodamente desde tu casa o desde el lugar que estés, como por ejemplo en el destino de las vacaciones. Además, siempre disponen de unas pocas décimas más en la remuneración desde el primer euro.

Las cuentas online, por otra parte, son muy fáciles de contratar y frecuentemente están repletas de ofertas y promociones que te ayudarán a mantener unas excelentes relaciones con tu banco de siempre. Son un producto que está presente en las ofertas de todas las entidades bancarias para que puedas gestionar tú dinero incluso desde el móvil u otros soportes tecnológicos. Se trata de un producto claramente al alza que es accesible para todos los usuarios. No en vano, solamente necesitarás tener un aparato de estas características desde el cuál puedas operar con el banco que desees.

Desde nuevas plataformas financieras

Uno de los últimos recursos que tienes a partir de ahora es dirigirte a la nueva banca tecnológica y satisfacer estos deseos. Porque en efecto, desde el primer momento todas las cuentas están habilitadas con esta importante prestación. En donde puedes elegir cuál es la tarjeta que deseas que esté exenta de comisiones y otros gastos en la gestión. Si el plástico de crédito o por el contrario en formato a débito, siempre en función de tus necesidades reales. Además, puede beneficiarse tu familia de esta estrategia comercial al disponer de una tarjeta adicional para un familiar del titular de esa cuenta.

En cualquier caso, este es un sistema utilizado por los usuarios más jóvenes para conseguir su primera tarjeta de crédito o débito. Debido a las especiales características de esta clase de cuentas bancarias. En todos los casos, su formalización se canaliza por medio de los nuevos formatos tecnológicos. Un factor que limita su entrada a los clientes de mayor edad y que tienen una mayor dificultad para manejarse con estos soportes de la información. De cualquier forma, es otra opción muy interesante para proteger tus intereses en cualquier escenario que se presente ahora mismo.

Operaciones desde las tarjetas

En otro orden de cosas, es muy conveniente que sepas que desde este medio de pago universal estarás en mejores condiciones para operar con tu banco. Puedes retirar dinero desde los cajeros automáticos a cualquier hora del día, realizar ingresos o domiciliar los principales recibos domésticos (agua, luz, gas, etc.). Por otra parte, podrás realizar el pago de tus compras en todos los establecimientos comerciales. Con la opción de aplazar los pagos en varios meses, incluso son intereses a través de diferentes modalidades en los plásticos. Para que de esta manera, puedas llegar en mejor posición a final de mes.

Otra de las ventajas de este medio de pago reside en el hecho de que podrás dotarte de liquidez en el momento en que tú mismo quieras. Incluso con el acceso a una serie de promociones y ofertas que te permitirán tener descuentos y bonificaciones en las compras realizadas. O para realizar las reservas en tus viajes de vacaciones (alojamientos hoteleros o alquiler de automóviles, entre algunos de los servicios más relevantes. En definitiva, una amplia gama de servicios que pueden venirte muy bien en tu vida diaria.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.