¿Cómo protegerse ante la inestabilidad de los mercados financieros?

Desde luego que el segundo trimestre del año no está siendo tranquilo para los pequeños y medianos inversores. España, Italia, Oriente Medio y Corea del Norte son algunos de los puntos geográficos que están añadiendo inestabilidad a los mercados financieros. Y muy concretamente a la bolsa que se está resintiendo de estos focos que no son nunca buenos para una rentabilidad de los ahorros. Aunque tampoco faltan voces autorizadas que aluden a que estamos asistiendo a un cambio de tendencia estructural en los mercados. Incluso desde los foros más alarmista se predice el peor de los escenarios para la Unión Europea.

En cualquier caso, es un momento para reflexionar que es lo que debes hacer con tu dinero a partir de estos momentos. Esta semana, el índice selectivo de la renta variable, el Ibex 35 ha desarrollado una importante caída del 2,49% y que le ha llevado hasta los 9.521,3 puntos. Se trata de su segundo mayor descenso del año, en donde todos los valores del selectivo español han terminado con caídas. Aunque en donde la incidencia ha sido más acusada es en el sector bancario ya que algunos bancos se han depreciado por encima del 5 %. Esto son palabras mayores en la bolsa, pero es lo que está ocurriendo en realidad con Banco Sabadell, Banco Santander o Bankia, por poner tan solo unos ejemplos de este preocupante escenario.

Otro de los mercados financieros que está saliendo muy parado de actual entorno coyuntural es el italiano. En este sentido, el FTSE retrocedía en torno al 3,5%, mientras que la renta variable transalpina se dejaba un poco más. Ante esta situación nos es extraño que los pequeños y medianos inversores estén empezando a estar preocupados sobre el estado de sus ahorros. Y con una pregunta muy relevante que es lo que debe hacer con su capital a partir de estos precisos momentos. Desde luego que disponen de herramientas financieras para que las pérdidas se instalen definitivamente en su cuenta de resultados. ¿Deseas conocer algunas de las más eficaces?

Inestabilidad: reducir posiciones

Esta debe ser sin lugar a dudas tu primera medida para preservar los ahorros y por encima de otras estrategias más complejas. Si estuvieses ganando dinero en la bolsa será la excusa perfecta para disfrutar de estas plusvalías en un momento tan oportuno como son las próximas vacaciones. En estos meses es mucho mejor estar en liquidez que con los riesgos que se derivan en estos momentos por parte de los mercados de renta variable. Desde que no compensa arriesgarse a través de unas operaciones con final muy incierto.

Otro escenario que puedes presentar a partir de ahora es que tus posiciones en la bolsa estén en pérdida. En cuyo caso, la solución será mucho más compleja. No obstante, puedes realizar ventas parciales para no ahondar más en las caídas. En bolsa siempre se dice que es preferible perder un euro que no cinco. Es el momento de aplicar esta máxima tan popular entre los inversores con mayor experiencia en esta clase de operaciones. Desde asumir que has hecho una mala operación y nada más. Ya habrá momento de que puedas compensar esta depreciación en tu capital personal. Más allá de otras consideraciones técnicas y hasta desde el punto de vista fundamental.

Buscar otras alternativas a la inversión

Otra de las soluciones ante este escenario tan complejo que están desarrollando las bolsas internacionales en estos precisos momentos es el de buscar opciones que rentabilicen tus ahorros. Desde luego que las hay aunque es cierto que pasan por acudir a mercados alternativos de lo que quizás no tienes experiencia para realizar cualquier clase de operaciones. En este sentido, los metales precisos es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Hasta el punto de que el oro se ha revalorizado en estos días bajo un porcentaje de dos dígitos. Los motivos hay que buscarlos en que los flujos monetarios de medio mundo buscan un refugio en donde guardar su patrimonio personal y familiar.

El gran inconveniente de este notable activo financiero es que es mucho más complicado abrir posiciones. Hasta el punto de que puedes verte obligado a realizar compras físicas de este metal precioso. En cualquier caso, puede merecer la pena pasar por este proceso porque su potencial de revalorización desde luego que es muy alto. Y en todos los casos, superior al que te ofrece la bolsa en estos momentos. A pesar de que algunos analistas de los mercados financieros consideran que a pesar de la situación, sigue habiendo un buen “value” de las compañías españolas que cotizan en la bolsa.

Diversificar todas las inversiones

De ninguna manera debes mantener todo tu capital disponible para la inversión en una misma cesta. Si no que por el contrario, la clave para evitar más riesgos reside en dirigirlos hacia diferentes productos financieros y hasta activos para la inversión. De esta forma, limitarás las pérdidas en el peor de los escenarios en los mercados financieros. Se trata de una estrategia que es muy fácil de llevar a cabo ya que tan solo tienes que repartirlo entre activos financieros que pueden funcionar en este estado coyuntural. Por supuesto que no exento de riesgos porque al fin y al cabo estamos hablando de dinero.

Desde esta perspectiva, una de las estrategias más eficaces las ofrecen los fondos de inversión. Pero siempre que combinen varios elementos o activos financieros con menos propensión a las bajadas. Además, pueden desarrollarse bajo una gestión activa que es la que propicia que los fondos puedan adaptarse a todos los escenarios económicos, incluso los más negativos. Hasta el punto de que puedes sacar un rendimiento desde estas posiciones. Con la ventaja de que hay muchos fondos de inversión de estas características. Desde los más diferentes formatos y gestoras que los confeccionan.

Cuentas de alta remuneración

Hay otra solución que nunca falla en los perfiles más defensivos o conservadores. Como es por ejemplo esta clase de cuentas que ofrecen una mayor rentabilidad a sus titulares. Con un retorno sobre los ahorros que se desenvuelve entre el 1 % y 2 %. Un porcentaje muy sugerente que nada tiene que ver con el rendimiento de las cuentas bancarias más tradicionales. Sin ningún requisito para que puedas acceder a estos productos destinados para el ahorro. No en vano, buena parte de las entidades bancaria ya dispones de una cuenta de estas características. Porque te aseguran un rendimiento fijo y garantizado todos los años. Pase lo que pase en los mercados financieros.

Esta clase de cuentas bancarias están abiertas a todos los perfiles de clientes, aunque en algunos casos es necesario que domicilies la nómina o ingresos regulares. Y en los modelos más exigentes hasta varios recibos domésticos (luz, agua, gas, etc.). Para que incluso puedas percibir una parte de estos gastos en el hogar por medio de devoluciones de hasta el 5 %. En cualquier caso, es uno de los únicos recursos que tienes en estos momentos para rentabilizar los ahorros. En un momento en que el precio del dinero está en niveles mínimos e históricos. Es decir, el precio del dinero es del 0 %, lo que proporciona mayor atractivo a las cuentas de alta remuneración.

Productos inversos en bolsa

Si las caídas en los mercados de renta variable se agudizan tendrás a disposición los denominados productos inversos. Se trata de modelos en los que podrás ganar más dinero a medida que las caídas sean más intensas. No obstante, es un producto de alto riesgo ya que puedes dejarte muchos euros en el camino. Además, son más adecuados para momentos muy puntuales nunca para desarrollarlos al medio y largo plazo. En donde con toda seguridad que perderás mucho dinero.

Estos movimientos puedes ejecutarlo desde la compra y venta de acciones en la bolsa a través de las denominadas ventas a crédito. A los fondos de inversión inversos que premian las caídas en los mercados financieros. Se pueden aplicar en la propia bolsa española o en otros índices bursátiles internacionales. Bajo una mecánica que es siempre la misma y se desarrolla con las misma pautas de operación. Se trata de unos productos que pueden ser muy rentables si se cumplen los escenarios deseados. Pero por el contrario, conllevan unos riesgos muy intensos que propician que no sean adecuados para todos los perfiles de los pequeños y medianos inversores.

También a través de los warrants puedes aplicar esta estrategia tan especial, aunque desde planteamientos muchos más agresivos que en los modelos anteriores. Además, puedes llevar estos movimientos a la baja en periodos de permanencia más cortos. Para que puedas resolver estas posiciones en un espacio de tiempo muy breve. Aunque están dirigidos para los inversores con mayor experiencia en esta clase de mercados financieros.

Al igual que otros productos, como pueden ser los derivados, estructurados y de similares características. Pero no son muy recomendados por los grandes riesgos que corres en su contratación. En donde tendrás que arriesgar tu dinero para conseguir tus objetivos deseados en el mundo de la inversión. Por encima de otras consideraciones técnicas que presenten los mercados financieros en esos precisos momentos. No lo olvides si quieres preservar tus ahorros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.