¿Cómo optimizar las operaciones de ventas en la bolsa?

Las operaciones que al final determinan el éxito o no en las inversiones en bolsa se materializa a través de las ventas. En donde será completamente necesario realizar un correcto ajuste en la salida de los mercados de renta variable. Porque puede generar que las plusvalías que tengas sean mayores o menores en ese momento tan importante en la inversión. Por este motivo tiene que ser una decisión muy meditada por parte de los pequeños y medianos inversores. Incluso aplazarla si los precios no fuesen los deseados o hubiese una incidencia de importancia en la configuración de los precios.

Las ventas en las operaciones en bolsa es la fase final del proceso de la inversión y por tanto no puedes tomar este movimiento a la ligera. O por el contrario, porque no se calcula muy bien el rendimiento de cada operación, aunque pueda cometerse algún que otro error en la estrategia. Por otra parte, otro de los aspecto de se deben de tener en cuenta es el plazo al que van dirigidas las inversiones. Es decir, si los periodos de permanencia son a corto, medio o largo. Al igual que valorar el precio en donde se han realizado las compras. Con el objetivo prioritario de optimizar la operación desde un parámetro que nos ofrece mucha fiabilidad al desarrollar la orden de venta.

Mientras que por otra parte, al realizar las ventas en las operaciones de venta no se deben de desarrollar bajo ningún componente psicológico. Es decir, no nos debemos llevar por las emociones ya que este es un factor que no compagina con el siempre complicado mundo del dinero. Tal y como ha pasado con cierta frecuencia en las operaciones de otras décadas y que tu mismo has podido poner en marcha en los últimos años. Porque al fin y al cabo una buena venta puede ser al final el éxito en tus operaciones en los mercados de renta variable. No en vano, es mucho el dinero que está en juego en esta clase de operaciones bursátiles. Y para lo cual vamos  a ofrecer una serie de consejos para optimizar estos mandatos en los mercados financieros.

Ventas en niveles de sobrecompra

Los niveles de sobrecompra es un pretexto ideal para deshacer las posiciones en los mercados de renta variable, tanto nacionales como fuera de nuestras fronteras. Debido a que son unos niveles en donde la presión vendedora empieza a emerger con mayor o menor intensidad. Mientras que por otra parte, es muy importante recalcar en el hecho de que siempre que se producen minusvalías es un fracaso en la estrategia del inversor, pero hay casos que se pueden evitar, o cuando menos minimizar, pero para ello es necesario tomar una serie de precauciones que varían en función del perfil de cada uno de ellos.

Para evitar operaciones no deseables es aconsejable que el inversor realice previamente un autodiagnóstico sobre sus necesidades reales de inversión, y así detectar si su perfil es agresivo o defensivo, y muy importante, la necesidad de liquidez que tendrá para el futuro. En ninguno de los casos se deben vender los títulos cuyos precios se encuentran en mínimos históricos, a pesar de que lo difícil es detectarlo, aunque el análisis técnico generalmente proporciona algunas “pistas” sobre los cambios de tendencia.

Aprovechar los huecos

De mayor credibilidad son otra serie de señales que indican el momento oportuno para comprar o vender en la bolsa. Una de estas señales son los huecos, que de forma general, suele definirse como el área o gama de precios en la cual no ha tenido lugar ninguna operación. Por ejemplo, en una tendencia alcista hablaríamos de que hay un hueco en un gráfico diario cuando el mínimo de la sombra inferior de un día estuviera por encima del máximo de la sombra del día anterior. En una tendencia bajista el máximo de la sombra de un día sería inferior al mínimo de la sombra del día anterior. En esta línea, para que se desarrollara un hueco alcista en un gráfico semanal o mensual sería necesario que el nivel más bajo registrado durante una semana o mes fuera más alto que el máximo alcanzado la semana o mes anterior respectivamente.

Pero también hay que advertir que hay otro tipo de huecos que aparecen entre el cierre y la apertura diaria, toda vez hay muchos de ellos se generan en el mismo día y, pasan inadvertidos para la mayoría de inversores. Estos huecos pueden tener una gran importancia técnica y proporcionar en muchas ocasiones mayor información que los otros huecos. En cualquiera de los casos, pueden aprovecharse estos huecos para materializar una venta en bolsa de la mejor forma posible y teniendo en cuenta lo que puede hacer en las próximas sesiones bursátiles. Al fin y al cabo de unos de los objetivos más deseados por buena parte de los pequeños y medianos inversores.

Tener en cuenta los horarios

Otra de las estrategias en la inversión pasa por analizar el horario de cada uno de los mercados de renta variable en donde se realizan las operaciones para rentabilizar los ahorros. En este sentido, cabe resaltar que el horario de mercados y la hora límite para recepción de órdenes para la misma sesión están sujetos a que exista sesión ese día en el mercado en cuestión. En caso contrario, las órdenes se tramitarán para la próxima sesión. Pero la gran ventaja de operar con estos mercados europeos –a diferencia de los americanos y asiáticos- es que tienen el mismo horario de cierre y apertura que el español.

Tan solo el portugués tiene un desfase de una hora con respecto al nuestro. Además ambos disponen de conexión automática y tienen un calendario bursátil prácticamente similar al que se aplica para las bolsas españolas, lo que en principio no supone ningún cambio en los hábitos para realizar las operaciones de compra y venta de acciones. Siendo uno de los parámetros para realizar con éxito las ventas en las operaciones en cualquier mercado de renta variable.

Buscar valores de gran calidad

En primer lugar es mucho mejor los denominados blue chips que los célebres chicharros. Hasta el punto de que la experiencia nos dice que es más difícil arruinarse en los valores de gran capitalización que en los llamados valores especulativos, que han sido la tumba para buena parte de los pequeños inversores en algún momento de su vida como inversor. Por otra parte, siempre es de gran utilidad buscar un grupo de gestores competentes que sepan administrar nuestro dinero a través de las inversiones en bolsa. En caso de que no se disponga de la suficiente experiencia es poco menos que obligado poner los ahorros en manos de un buen equipo gestor que pueda canalizar nuestros ahorros de forma satisfactoria y a través de un conocimiento profundo de los mercados financieros.

Otro consejo que puede ayudarnos a conseguir los objetivos más inmediatos es nunca ir contra la tendencia del mercado. En especial, en los períodos de recesión económica ya que puede suponer una apuesta clara para perder parte de nuestro patrimonio de manera irracional a través de una apuesta que nunca se debe desarrollar. por otro lado, también es muy aconsejable que la inversión se dirija al largo plazo: es la mejor forma para no sufrir serias preocupaciones en los peores momentos de la bolsa, ya que las posibles bajadas en su cotización puedan ser recuperadas, incluso que pasen a terreno de plusvalías a un plazo más largo de duración, que cuenta además con la ventaja de ser una opción más rentable desde el punto de vista fiscal.

Retirarse a tiempo es una victoria

No dudes bajo ningún aspecto que en muchas ocasiones los mercados de renta variable dan pequeños avisos que lo que pueda suceder en las próximas sesiones – en este caso a través de serias correcciones – que deben ser interpretadas con salidas masivas de los parquets bursátiles, si no se quiere incidir en los errores del pasado. Al igual que el hecho de invertir solo el dinero justo y no más ya que una de las claves de las malas operaciones bursátiles es que se invierte ahorros que seguramente se necesitarán en el corto plazo, generando un problema de liquidez que seguramente generará una mala venta de las acciones.

Otro de los puntos en donde hay que incidir ahora es el que tiene que ver con aprovechar los periodos expansivos en la economía internacional. Sobre este aspecto y para evitar aún más errores en las épocas de crisis es prioritario emplear una estrategia para mantenerse en liquidez en estos períodos bajistas para la renta variable. Primeramente porque nos evitará acumular pérdidas en la cartera de valores durante bastantes meses, y en segundo lugar, porque de esta manera se dispondrá del capital necesario para empezar a tomar posiciones en la bolsa cuando las condiciones del mercado mejoren, encontrándonos con valores con unos precios mucho más ajustados y un potencial de revalorización más atractivo.

Por tanto, ante la llegada de un período recesivo en las economías internacionales, no basta con no realizar compras, sino que es necesario también vender las que tengamos en cartera. Si son con plusvalías, mucho mejor para nuestros intereses, pero si no es así se podrían venderlas con pérdidas, especialmente si éstas no son muy acusadas y las puede asimilar el pequeño inversor.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.