¿Cómo operar en la bolsa española en los últimos días del año?

En estas últimas sesiones bursátiles el año los pequeños y medianos inversores pueden tener uno de los dos siguientes objetivos. Por un lado, mantener las plusvalías que han obtenido durante este ejercicio y tratar de que estas no se evaporen. Mientras que por otra parte, maquillar sus resultados en las operaciones en bolsa tras unos meses que desde luego no les han sido muy beneficiosos. En cualquiera de los casos, disponen de varias estrategias en la inversión que les puede ser muy útiles para encarar este último tramo del año que está a punto de finalizar.

Toda esta clase de actuaciones deben tomarse en uno de los momentos más problemáticos para los mercados de renta variable. Debido a que se enfrentan con un nuevo escenario recesivo en las economías internacionales y que llevará aparejado un cambio en el enfoque que le estabas dando a las operaciones en bolsa durante los últimos meses. Hasta el punto de que si es necesario no te quedará más opción que variar tu cartera de inversión. Para aproximarla más a la realidad de los mercados de renta variable ya que cualquier error puede llevarte a que al final tus cuentas bancarias se resientan en su saldo.

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta a partir de estos momentos es que el último tramo del año requiere de un tratamiento sensiblemente diferente respecto a los otros meses. No en vano, es uno de los periodos más alcistas del año y debes preparar tus estrategias en la inversión hacia esta importante variable en los mercados financieros. Hasta el punto de que deberás enfocarlas a conseguir las máximas plusvalías. Porque en efecto, ya habrá tiempo para que las correcciones sea el denominador común en las plazas en todo el mundo, como por ejemplo en el primer o segundo trimestre de cada año. Son factores que deberás tenerlo en la cabeza ante de tomar posiciones en la bolsa.

Es el momento del rally navideño

Si por algo se caracteriza este último tramo del año es porque se desarrolla el conocido y tan esperado por parte de los inversores rally de las fiestas navideñas. En donde las acciones suelen apreciarse en mayor o menor intensidad y que tantas y tantas alegrías proporcionan a los minoritas en la mayoría de los años. En este sentido, es un movimiento que suele emergen en los últimos días del año y que se suele extender hasta los primeros días de enero. No es seguro que se produzca todos los años, aunque en los últimos años casi siempre ha estado presente en las operaciones de los mercados de renta variable españoles.

Mientras que por otra parte, hay que indicar que pueden ser una oportunidad para conseguir los últimos beneficios del año. Con unos porcentajes que pueden ir desde un 3 % y hasta más del 10 % en los movimientos más agresivos en los mercados financieros. En donde son los valores más agresivos los que mejor comportamiento tienen en eso días y que pueden tener una divergencia superior al 3 % respecto al resto de valores. En cualquier caso, es uno de los factores que los pequeños y medianos inversores deben tener en cuenta en estos días postreros de cada ejercicio bursátil.

Reducir posiciones

En el caso de que el año haya sido muy positivo para los intereses de los pequeños y medianos inversores siempre queda el recurso de ir reduciendo las posiciones poco a poco. Es decir, si estás en plusvalías puedes vender parte de tus acciones para disfrutar de las ganancias generadas hasta este momento. Mientras que por otra parte, te quedarás con la otra mitad para puedas ampliar los beneficios, y en caso de que las cosas no se desarrollen como deseas estarás protegido por las ventas realizadas previamente. Se trata de una estrategia en la inversión que se ha formalizado con cierta frecuencia en los últimos años.

Se trata de una gestión en el dinero invertido en la bolsa que es mixto. Es cierto, mientras por un lado mantienes algunas de tus posiciones, en otro has finiquitado las posiciones. Puedes desarrollarlo siempre y cuando tu cuenta de resultados hasta estos momentos sea claramente positiva. Nunca en posiciones en los que estás perdiendo dinero en las operaciones impulsadas desde los mercados de renta variable. No en vano, es una fórmula para reducir los riesgos de una manera más original y sobre todo innovadora y que tiene por objetivo la preservación del capital en los últimos días del año.

Realizar compras más agresivas

Otro de los modelos de inversión que puedes emplear en los últimos días del año es desarrollar compras agresivas para aprovecharte de la posible alcista en los mercados financieros. No obstante, esta estrategia en la inversión conlleva más riesgos que en las restantes si al final no se producen estos movimientos al alza. En este sentido, es muy útil el hecho de que esta estrategia puede ser muy útil para cuando la recuperación en los mercados de renta variable sea toda una realidad. Entre otras razones porque el potencial de revalorización será mucho más alto que en otros escenarios que puedan plantearse a partir de estos momentos.

Como habrás visto esta clase de operaciones tienen su practicidad, más en los periodos de mayor permanencia que en los cortos. Por lo tanto, van dirigidos a pequeños y medianos inversores de un perfil más defensivo. En donde prevalece la defensa del capital por encima de otras consideraciones mucho más agresivas desde cualquier clase de planteamiento en la inversión. En todos los casos, será una opción más que tengas para encarar los últimos días de este año en curso. Aunque en este caso, con unas operaciones que generan más riesgos que en las restantes y que se derivan por esta clase de compras de acciones que proponemos.

Dejar correr las ganancias

Otra de las estrategias que podemos usar en estos días es dejar las posiciones ganadoras mientras no hay señales claras de venta. En este sentido, es muy importante que cuando se está en un valor alcista la mejor estrategia para sacar mayor rentabilidad a la apuesta bursátil es dejarlo correr en su cotización y, así obtener las más amplias plusvalías hasta que la empresa cotizada en bolsa de los primeros síntomas de agotamiento en su tendencia. En esta operativa es fácil el hecho de entrar, solamente hay que detectar que el valor en cuestión se encuentra en un proceso de alzas, pero con mayores dificultades para dejar las posiciones y aprovechar en toda su intensidad el proceso alcista, ya que estadísticamente es prácticamente imposible abarcar  todo el proceso en el que una señal que invitaría a vender los títulos sería cuando cotice en posiciones cercanas a una resistencia.

Mientras que por otra parte, también una señal de ventas con fuerte volumen de contratación podría ser el momento para abandonar la inversión y recoger las plusvalías acumuladas. Hay que reseñar que todo proceso alcista, al igual que los bajistas, tienen una fecha de caducidad, más o menos prolongada en el tiempo, que en muchas de las ocasiones supone el principal problema para los pequeños y medianos inversores, el saber detectar el momento del cambio de tendencia. En cualquiera de los casos, este sistema es muy útil para mejorar las posiciones en estos días e incluso aprovecharnos del rally de Navidad que se produce en estos días.

Otra de las alternativas que tienes a mano si las cosas no son tan positivas como esperas en estos momentos es aprovechar los rebotes para realizar las operaciones en bolsa. Desde este planteamiento tan particular, los rebotes son unos movimientos muy característicos en la bolsa y se producen con una gran frecuencia. Por este motivo debes aprovecharlos sobre todo para deshacer posiciones en los escenarios más adversos en los mercados de renta variable.

Operar con las resistencias

Las últimas subidas en las compañías españolas que cotizan en la bolsa española han propiciado que muchas de ellas se hayan situado muy cerca de sus niveles de resistencia. Como consecuencia de estas actuaciones, lo más prudente sea esperar a comprobar si definitivamente los rompen para tomar posiciones en algunos de estos valores durante los próximos meses. De no ser de esta manera, no quedará más solución que esperar nuevos recortes en su cotización que pudiese llevar a sus precios de nuevo a los niveles de soporte, y que de no romperlos, serian señales para comprar acciones para conformar una cartera de valores de cara al medio y sobre todo largo plazo.

En uno u otro caso, se pueden asistir a sesiones bursátiles en donde la volatilidad sea la nota predominante en sus cotizaciones, con mucha variación en la evolución de sus precios. Tal y como viene sucediendo en las últimas sesiones de los mercados de renta variable, lo que puede propiciar a ser más sensible hacia las operaciones en el mismo día (intradia) para rentabilizar los ahorros con mayor eficacia. De todas formas, esta estrategia esta solamente dirigida a los inversores con mayor experiencia para que puedan conseguir importantes plusvalías en tan solo unas pocas horas. Sin esperar a otra clase de vencimientos más longevos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.