Cómo invertir los ahorros

Cómo invertir los ahorros

Cuando ahorras, el primer sentimiento que pasa por tu cabeza es el de tranquilidad pues saber que, si pasa algo, tienes un colchón para poder hacer frente a los gastos imprevistos. Pero, cuando ese ahorro es significativo, tenerlo parado en el banco puede no ser la mejor opción. ¿Quieres saber cómo invertir los ahorros?

A continuación te vamos a dar algunas claves que pueden venirte bien para invertir los ahorros. Quizá no todos, pero al menos una parte de ellos para que te den más beneficios que estando parados en la cuenta del banco. ¿Vamos a ello?

Ideas para invertir los ahorros

Ideas para ganar beneficios

Antes de nada, debes saber que no conviene invertir todos los ahorros que tengas. Es decir, si has conseguido ahorrar 20000 euros, no conviene gastarlos todos en inversiones porque nunca sabes lo que puedes necesitar en un momento dado y hay algunas prácticas en las que no puedes recuperar el dinero tan fácilmente.

Por eso, los expertos recomiendan que, a la hora de invertir, sea en lo que sea, no se haga con el 100% del ahorro sino con una parte que puede ser entre el 40 y el 60-70%. El resto debe quedarse fijo como colchón ya que, si se sigue aumentando el ahorro, podrás ir destinando más dinero a esas inversiones.

En otras palabras, es mejor empezar poco a poco que de golpe y después necesitarlo.

Dicho todo esto, las mejores ideas que se nos han ocurrido para invertir los ahorros son:

Comprar una casa

invertir ahorros en una casa

Y quien dice una casa dice un local, oficina, etc. ¿Por qué esto? No te estamos diciendo que vayas a tener una segunda vivienda, o que te hagas autónomo y montes un negocio. Sino que lo prepares para alquilarlo.

De esta forma, recuperarás el dinero de la inversión mediante los alquileres. Te ponemos un ejemplo. Imagina que compras una casa por 100000 euros. Es posible que no tengas ese dinero ahorrado, así que la hipotecas, y cada mes has de pagar 300 euros de hipoteca. Pero alquilas la casa a una persona que te paga 800 euros al mes. Con ese dinero pagas la hipoteca y te queda limpio 500 euros más, lo que hace que vayas amortizando el gasto de haber comprado la casa.

Es algo que muchos hacen y que puede suponer una forma de ganar dinero de manera pasiva, porque simplemente alquilas algo que es tuyo. Eso sí, hay que tener cuidado a quién se le alquila para evitar desperfectos, robos y demás.

Cuentas remuneradas

En casi todos los bancos existe un tipo de cuenta que se le dice remunerada en el que, por dejar el dinero en esa cuenta (pudiendo sacar o ingresar sin ningún problema) se genera rentabilidad sin necesidad de correr riesgos.

Es cierto que esa rentabilidad es mucho menor que con otras opciones bancarias, pero también es más segura y lo mejor de todo es que puedes disponer de tu capital siempre que lo necesites sin que haya penalizaciones.

Depósitos bancarios

Otra de las opciones relacionada con los bancos son los depósitos bancarios. Esto es bastante más conocido y se refiere a destinar un dinero a una cuenta que no se puede tocar hasta que pasa el tiempo. A cambio, cuando llega esa fecha, se puede obtener el dinero más los intereses que se han generado en ese tiempo, aunque también está la opción de ir abonando esos intereses (aunque lo más adecuado sería que esos intereses se invirtieran para así ganar más al final).

Ahora bien, tanto esta forma de inversión como la anterior se ligan a los tipos de interés y si estos son muy bajos no merece la pena destinar los ahorros a estas dos ideas.

Planes de pensiones

Aquí depende de las condiciones que te dé tu banco. Si simplemente es guardar el dinero para tu jubilación, sin que este se mueva y quede parado, no te merecerá la pena porque con tenerlo en el banco ya lo tienes tú reservado para ese fin (salvo que no sepas ahorrar y te lo gastes todo, pero si has llegado a tener esos ahorros lo dudamos).

Pero puede ser que esos planes de pensiones sí tengan rentabilidad, es decir, que al cabo de los años te devuelvan ese dinero con intereses. Dependiendo de cuánto sea sí puedes verlo como una inversión a largo plazo y bastante atractiva, sobre todo si eres autónomo o no piensas que puedas llegar al mínimo para obtener una pensión contributiva.

donde invertir

Invertir en negocios

Es decir, convertirte en un Business Angel. Estas son figuras en las que ponen parte de capital y conocimientos en las empresas a cambio de una parte de sus beneficios.

Como esa figura puede ser demasiado desembolso, puedes optar por los crowdfunding, que son más baratos.

Crear un negocio

Si se te da bien algo, y crees que puede tener futuro, ¿por qué no crear un negocio familiar para ello? Ese ahorro que tienes puede servir para empezar un negocio, ya sea físico u online, y sacarlo adelante más fácilmente que si empezaras sin nada.

Eso sí, hay que tener cabeza ya que, si bien el primer año puedes no obtener beneficios, a partir del segundo sí deberían llegar, al menos para ir cubriendo la inversión que has realizado.

Fondos de inversión

Es otro de las formas de invertir los ahorros, muy conocida y utilizada. Como ventaja tienes que están exentos de impuestos, pero para ello hay que reinvertirlo o transferirlo a otro fondo, es decir, que los beneficios que obtienes no puedes disfrutarlos. Solo cuando liquides las participaciones tendrás que tributar por ellos.

Mercado de divisas

Otra de las opciones es a través de esto, aunque solo te lo recomendamos si tienes bastante formación y experiencia para operar porque tiene una alta volatilidad. Es decir, que lo mismo puedes ganar mucho, o perder todos tus ahorros.

Invertir tus ahorros en arte

Muchas personas son coleccionistas y aquello que compran tiene un valor que, en el futuro, es probable que suba. Es decir, que si te gastas 1000 euros, es posible que dentro de 20-30 años ese objeto pueda valer 4000 euros o más (o también mucho menos de lo que pagaste).

Pero es una forma de inversión tangible y que puedes disfrutar tú mismo durante un tiempo antes de venderlo. Eso sí, hay que procurar que esté en las mejores condiciones para conseguir más dinero por él.

Lo cierto es que hay muchas formas de invertir tus ahorros, todo dependerá de lo que quieras hacer con ellos y si te compensa más tenerlos como “ahorro encubierto” o bien utilizados para sacar algún beneficio a corto, medio y largo plazo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.