Cómo hacer un presupuesto

Cómo hacer presupuesto

Una de las mejores prácticas para mejorar la salud de nuestras finanzas personales es realizar un presupuesto. El tener un presupuesto es tan importante que, hasta las grandes empresas, así como los gobiernos planean su propio presupuesto; pero ¿Qué es? Y sobre todo ¿Cómo se hace? Este articulo tiene la finalidad de servir como una guía general sobre cómo se debe realizar un presupuesto personal, para que así nuestras finanzas mejoren.

¿Qué es y para que sirve?

Un presupuesto es un plan en el que se tienen registradas tanto nuestras entradas de dinero como nuestras salidas del mismo, de manera que como resultado nos da una planeación de hacia dónde deben dirigirse nuestros recursos económicos, y sobre todo nos ayuda a estar pendientes sobre si existen algunas fugas de capital o ciertos gastos que hacen que en ocasiones no podamos ahorrar o que inclusive nos falte dinero para poder cubrir los gastos semanales o quincenales.

El presupuesto tiene un registro de cada una de las ocasiones en las que existe salidas de dinero; la razón por la que hay que aclarar esto es porque cuando no consideramos todas nuestras salidas de efectivo suele haber duda sobre porque no nos alcanza el dinero al final del mes; y en muchas ocasiones es que el dinero sale en algunas botanas, en refrescos o en salidas con los amigos. Y si no existe una correcta planificación sobre esto será muy complicado que nuestras finanzas mejoren.

Cómo hacer presupuesto

Luego entonces el presupuesto nos ayuda a controlar nuestras entradas de dinero, así como también a controlar nuestros gastos; y por controlar nos referimos que mientras transcurre el mes ya sabremos en que podemos y en que no podemos gastar nuestro dinero. Pero no solo sirve para esto, un presupuesto también nos permitirá observar las deficiencias actuales de nuestro control del dinero para luego hacer una planeación para, por ejemplo, pagar deudas o bien para ahorrar para poder comprar esa casa o ese vehículo que tanto deseamos.

Ahora que sabemos que posibilidades nos ofrece el presupuesto viene la cuestión más importante ¿Cómo se hace? El siguiente apartado será el encargado de explicarnos como es que se debe realizar un presupuesto y como interpretarlo.

Haciendo el presupuesto

Según lo que analizamos en el apartado anterior el presupuesto se basa en dos cosas principales, las entradas de dinero, y las salidas de dinero. Así que para poder realizar nuestro presupuesto lo primero que necesitamos es hacer una lista con todas las entradas de dinero que estan planeadas, por ejemplo, si tenemos un sueldo de 1500 euros, y un ingreso por renta de 300 euros, los anotaremos para poder realizar la sumatoria final, que en este caso sería de 1800 euros. En caso de únicamente contar con un ingreso mensual fijo, nuestro salario, hay que considerarlo como lo que es, un único valor de entrada.

Cómo hacer presupuesto

Lo siguiente es hacer una lista con todas las salidas de dinero, o gastos planeados; para este paso debemos realizar lo siguiente. Primeramente se enlistan los gastos que sepamos que hay que cubrir durante el mes, aquí hay que incluir, por ejemplo, gastos como el pago de servicios de móvil, de internet, también tenemos que incluir pagos de créditos o de hipotecas; ahora viene una parte un poco más complicada, y es que hasta ahora los gastos son determinados, es decir que mes a mes hay que pagar una cantidad exacta de nuestros servicios o planes mientras que hay gastos que son menos exactos, como los gastos en alimentos o en gas para el carro.

Para los casos en los que no sepamos exactamente cuánto dinero vamos a gastar en neustra despensa lo que tenemos que hacer es calcular un aproximado de gasto que realizamos por semana, de esta manera podremos hacer un cálculo más exacto. Y para evitar que nuestro calculo haya sido menor de la cantidad real es conveniente que se a la cantidad que nos resultó se le agregue un 10%, de esta manera podremos absorber el gasto no planeado de una manera que no afecte el resto de nuestro presupuesto y que tampoco nos cambie mucho nuestra planificación de pagos programados.

Otro punto importante que considerar en nuestro presupuesto es el gasto por mantenimientos del hogar, o bien el cacho, así como también el pago de impuestos y los gastos por vestimenta; es importante que aunque no vayamos cada mes a comprar la misma cantidad de ropa que el anterior, se tenga determinada cantidad de dinero ya destinada específicamente a dicho objetivo, de manera que si este mes no nos gastamos todo el presupuesto de ropa, para el siguiente mes podamos o bien gastar el presupuesto de ese mes más el ahorro, o seguir ahorrando.

Analicemos el presupuesto actual

Una vez que tenemos las dos cantidades principales, las entradas y el total de gastos, es importante que para interpretarlo comparemos dichas cantidades; existen 3 situaciones, la primera y la menos común es que nuestros ingresos superen a nuestros gastos, y cuando decimos que es la menos común nos referimos a las primeras veces en que hacemos nuestro presupuesto, pues la finalidad es que con el tiempo lleguemos a esta situación, para así poder ahorrar.

Cómo hacer presupuesto

La segunda situación es cuando nuestros ingresos igualan a nuestros gastos; esta situación es realmente bueno, sin embargo, no es la mejor, ya que la final del mes no tendremos nada para ahorrar. Y la última situación es cuando nuestros gastos superan a nuestros ingresos; esta es la más común, y la razón principal es que no tenemos prioridades.

La segunda cuestión en la que debemos fijarnos para poder interpretar nuestro presupuesto es en los pagos por deudas, ya que estos son los que suelen causar mayores problemas además de representar la mayor parte de los gastos en el presupuesto. Así que aquí tenemos un problema que resolver, las deudas.

La tercera cuestión que tenemos que tener en cuenta es ver si es que tenemos prioridades en el presupuesto, esto lo notaremos mediante comparar los gastos individuales con respecto al gasto total, de esta manera podremos saber a que aspectos se les está dando mayor presupuesto; y una vez que tengamos esto bien definido será importante que analicemos personalmente si las cantidades que representan el mayor porcentaje realmente son indispensables o si podemos disminuirlas, asunto que más adelante se tratara.

El presupuesto futuro

Ahora que tenemos una idea de los que gastamos y el dinero que hacemos mes a mes, y que hemos analizado nuestro presupuesto para poder fijar áreas de oportunidad y prioridades es de suma importancia que planeemos como es que queremos que se comporte nuestro presupuesto en el futuro para poder llegar a ahorrar.

Lo primero que tenemos que considerar son nuestras prioridades, para así mantener nuestros gastos innecesarios fuera de la planeación. Algunas de nuestras prioridades pueden ser las deudas y los gastos de renta o bien alimentos. Una vez que tenemos bien fijadas nuestras prioridades habrá que calcular el presupuesto futuro, y de esta manera podremos conseguir nuestro primer superávit. Ahora pasemos a un tema muy interesante, las deudas.

Cómo hacer presupuesto

Lo segundo que hay que solucionar es en las deudas que tenemos, es importante que al hacer el nuevo presupuesto mensual tengamos en mente que, si nosotros abonamos dinero al principal de nuestras deudas, los gastos mensuales disminuyan, además de que disminuirán la cantidad de intereses que tendremos que pagar. De esta manera hay que hacer una lista con todas las deudas, una vez que tenemos dicha lista es importante anotar las cantidades que se deben, el plazo en que deben cubrirse o liquidarse, y por último la tasa de interés. Como consejo las primeras deudas que tienen que liquidarse son las que tengan mayor tasa de interés.

Es decir que si tenemos tres deudas, la primera con un pago mensual de 5 euros a pagar durante 12 meses y con un tasa del 3%, la segunda con un pago mensual de 10 euros a pagar durante 8 meses con una tasa de 5%, y la tercera con un pago mensual de 12 euros a pagar a 24 meses y sin intereses; y nuestros ingresos son suficiente para cubrir las 3 deudas, y nos queda dinero extra, lo más aconsejable es abonar ese extra a la primera cuenta, que es la que tiene mayor tasa d interés. Una vez que esta esté liquidada abonaremos los 10 euros de la segunda deuda, más el dinero extra, y de esta manera podremos liquidar más fácilmente nuestra deuda y así mejorar nuestro presupuesto y nuestras finanzas.

Una vez que hemos solucionada o planeado el pago de nuestras deudas el siguiente punto importante a considerar son los gastos hormiga, aquellos que pasan casi desapercibidos, como lo son las propinas o los gastos ocasionales en botanas o en algún antojo como un helado. Controlar estos gastos es muy importante porque cuando sumamos todos estos pequemos gastos la cantidad resultante suele ser considerable; tomar en cuenta que disminuir y controlar mejor este tipo de gastos nos permitirá dar prioridad a algunos asuntos como lo es el pago de las deudas que tengamos.

Una vez que tenemos nuestro presupuesto planeado es importante que aprendamos a controlarlo, es decir que tenemos que cumplirlo para que podamos llegar a ahorrar y a disminuir nuestros gastos innecesarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *