¿Cómo encarar las inversiones a partir de este otoño?

No cabe duda de que las inversiones cambiarán sensiblemente a partir de este otoño. Uno de los motivos para explicar esta tendencia se debe a que desde el Banco Central Europeo (BCE) se va a dejar de estimular a los mercados financieros y esto se va a notar en la cotización de las acciones en bolsa. Quizás haya que esperar unos meses, pero se trata de una cuenta atrás que sin duda va a afectar a buena parte de los pequeños y medianos inversores. Es un primer factor que habrá que tener en cuenta a partir de estos precisos momentos.

Por otra parte, y por lo que respecta a la renta variable española, se están dando ya las primeras señales sobre una desaceleración de la economía nacional. Un hecho que también se trasladará a los mercados de renta variable. Con un previsible recorte en el precio de las acciones. Desde luego ya no es de esperar las grandes revalorizaciones producidas en los últimos años. Se trata de un periodo que ha pasado a la historia, al menos por el momento. En cualquier caso, es otro aspecto a considerar por parte de los inversores.

Como consecuencia de estas dos importantes tendencias económicas, los usuarios bursátiles no tendrán más remedio que cambiar su estrategia para rentabilizar sus ahorros. En unos casos, con leves variaciones en la cartera de valores, pero en otros, bajo un cambio radical en su dirección. Para no quedarse en fuera de juego no queda otra opción que ajustar estos movimientos. Para que esta tarea se realice correctamente es necesario te vamos a proporcionar alguna de las clases sobre por donde pueden dirigirse los mercados financieros a partir de estos momentos.

¿Cómo será este año para tu inversión?

Una estrategia para mejorar la rentabilidad de las inversiones se basa en elegir valores más conservadores en detrimento de las propuestas más agresivas. De esta forma, también estarás protegiendo con más éxito tu patrimonio personal o familiar. Desde este escenario, una de las mejores ideas se materializa a través de las compañías cotizadas que reparten dividendos entre sus accionistas. No en vano, el interés fijo y anual que proporcionan está en torno al 5 %. Bastante más que la ofrecida en estos momentos por la renta fija y que raramente excede de niveles del 1 %.

Por otra parte, hay que dirigirse valores procedentes de sectores más seguros y que cuentan con una gran rentabilidad en sus líneas de negocio. Un claro ejemplo de esta tendencia está representado por las eléctricas y negocio ligados a la energía básica. En este sentido, no cabe más remedio que dirigirse a valores en donde prime la seguridad por encima de otras consideraciones técnicas. Aunque esta estrategia pueda reportar que su rendimiento sea inferior en el plazo al que hemos dirigido la inversión. En los mercados financieros hay suficientes propuestas bursátiles que cumplen con esta característica tan especial.

Buscar modelos alternativos

En esta clase de escenarios siempre hay una opción con la que muy pocos inversores contabas desde un principio. Son precisamente estas apuestas las más rentables de todas, aunque no quedará más remedio que buscarlas con cierta perseverancia. En función de la evolución de los mercados financieros, puedes ser el petróleo, algún que otro metal precioso o incluso el mismísimo café. Como se suele decir en bolsa, siempre hay oportunidades de negocio incluso en los momentos más desfavorables para los mercados financieros. Desde luego que es así de sencillo y es algo con lo que debes de contar a partir de este otoño que acaba de comenzar.

Por otra parte, la búsqueda de un modelo de inversión alternativo puede ser mucho más rentable para tus intereses. Aunque a cambio de asumir más riesgos, por lo que es muy recomendable que optes por operaciones bursátiles de muy pequeña cuantía. Porque al fin y al cabo los intereses que puedas obtener pueden compensarte perfectamente. Incluso más que en una gran operación realizada bajo un importe de capital muy alto. No te quedará más remedio que hacer cálculos para constatar cual es el desvío que tienes que realizar desde tu cuenta corriente.

Sube la rentabilidad de los depósitos

Uno de los efectos más relevantes de la posible subida en el precio del dinero en la zona euro reside en el hecho de que la rentabilidad de los principales productos para el ahorro suba. Desde estos momentos te ofrecerán más dinero por el capital depositado. No será mucha la diferencia, pero sí al menos como para darte un pequeño capricho a partir del próximo año. En este sentido, los depósitos bancarios a plazo serán algunos de los más beneficiados al subir su tipo de interés en unas cuantas décimas porcentuales. Y como producto ganador de este escenario que se va a plasmar a partir de este otoño.

Puede ser la ocasión para ser un poco más conservador en tus posiciones y volver de nuevo a las imposiciones a plazo. En especial si vienen acompañadas de unas generosas oferta y promociones bancarias. Como por ejemplo, las destinadas a nuevos clientes de la entidad bancaria. Por otra parte, tampoco puedes olvidarte que desde este periodo el ahorro estará más beneficiado que la propia inversión. Todo lo contrario de lo que ocurría hasta estos momentos. Pues puede que sea el momento para variar tu estrategia en la inversión y ser tan inmovilista como eras hasta ahora. Porque al fin y al cabo de lo que se trata es de rentabilizar el dinero. Nada más ni nada menos.

Aprovechar descensos de los valores

Otro sistema de inversión se basa en detectar las oportunidades de negocio pero dentro de los propios mercados bursátiles. Aunque te parezca un tanto extraño y puede que hasta con un mensaje claramente contradictorio. Pues bien, este escenario provocará que estés en completa disposición de comprar las acciones de un valor a un precio mucho más bajo. Como consecuencia de esta operación, no cabe duda de que la rentabilidad de la operación bursátil será mucho mayor que hasta ahora. Quizás en esa compañía cotizada que tanto te gustaba, pero que no te decidiste a comprar porque te pareció que sus precios estaban demasiados altos.

No obstante, esta estrategia en la inversión tiene un factor negativo y es que no puedes llevarla a cabo en el más corto plazo. Si no que por el contrario, está destinada a períodos de permanencia más elevados y generalmente del gusto de los usuarios más conservadores o tradicionales. En este sentido, puede interpretarse como una nueva oportunidad que te ofrecen los mercados financieros para que puedas volver al mundo de la renta variable en general.

Contratar productos inversos

Aunque de forma aún más limitada también es una ocasión única para volver a los productos inversos. Es decir, aquellos que generan sus plusvalías en los movimientos bajistas de los mercados financieros. Con unas ganancias que pueden ser más generosas si se cumple esta condición. Pero también a costa de asumir mayores riesgos en las operaciones debido a la complejidad de estos movimientos. Porque si no son favorables es realmente cierto que puedes dejarte muchos, quizás excesivos, euros en cada una de las operaciones que se rigen bajo esta característica tan especial para ciertos inversores.

Por otra parte, se conforma como una peculiar estrategia para protegerse de las posiciones abiertas en los mercados de renta variable. Porque en efecto, desde luego que ayudará a que las pérdidas en bolsa no sean tan pronunciadas a partir de este otoño que acabamos de comenzar. Mientras que otra de sus características más relevantes reside en el hecho de que los productos inversos son muy válidos para los cambios de ciclo y por encima de otras opciones en la inversión particular.

Formalizar productos coyunturales

Como última estrategia en la inversión destaca la contratación de modelos de inversión que dependan de las nuevas condiciones de los mercados financieros. Son para poco tiempo pero desde luego que muy óptimos para rentabilizar los ahorros bajo una mayor eficacia desde todos los puntos de vista. No obstante, este modelo de inversión está reservado a los perfiles de inversión más agresivas y que puedes arriesgar en sus posiciones. Si este es tu caso, no lo dudas, porque el interés que puedes obtener es más que estimable, aunque asumiendo lógicamente más riesgos que desde otras posiciones más asumibles por parte de la mayoría de los usuarios.

Desde estos modelos de inversión es mucho más fácil conseguir tus objetivos más prioritarios, pero sin lugar a dudas que no quedará más remedio que desarrollar un seguimiento en la inversión mucho más constante. Por si en cualquier momento tienes que deshacer posiciones para evitar una importante pérdida en el capital invertido. No en vano, es una situación que debes prever con la contratación de esta clase de productos financieros. Porque es cierto que puedes ganar mucho dinero, pero por la misma razón dejarte excesivos euros por el camino. Hasta el punto de que no todos los inversores pueden soportar este escenario más complejo que se te puede presentar en cualquier momento. Porque es la peculiaridad más importante de esta clase de productos destinados para la inversión.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.