Cómo devolver un recibo

El domiciliar algún pago a nuestras cuentas es un proceso que facilita bastante el proceso y el control de nuestros gastos por los diversos servicios contratados, sin embargo, existen algunas situaciones en las que esto puede resultar contradictorio debido a que quizá haya un pago que no deba o no queramos realizar, sin embargo, el sistema lo hará de manera automática. Y es en estos casos donde surge la duda de cómo podemos realizar el proceso para devolver un recibo de pago. Pero antes de entrar al proceso veamos algunos puntos importantes que debemos considerar y conocer.

Lo primero que tenemos que saber es en que situaciones podemos considerar que lo justo es devolver el recibo, y es que dependiendo de nuestra situación valdrá la pena el realiza más o menos tramites de los que analizaremos más adelante.

Por empresas que no cumplen

En la actualidad hay muchas empresas como lo son que ofrecen servicios de telefonía móvil, o las empresas que ofrecen servicios de internet que ofrecen a sus clientes varias condiciones u ofertas que resultan muy tentadoras, en las cuales el cliente puede darse de alta en las empresas de una manera muy sencilla; lamentablemente hay algunas empresas que en su publicidad engrandecen demasiado sus productos o servicios, y una vez que comenzamos a utilizarlos estos no son ni de lejos los que se nos prometió.

Y la peor parte es que muchas veces estas mismas empresas ponen muchas trabas para poder realizar la baja del servicio, esto lo aclaramos porque para muchas personas lo más sencillo es cancelar los pagos y solicitar la devolución del recibo, sin embargo, esto no es conveniente por algunas razones que se explicaran más adelante.

Porque nosotros no haremos uso de los servicios

En algunas ocasiones podemos tomar la decisión de ya no seguir consumiendo los servicios que las empresas ofrecen, ya sea porque el plazo del contrato expiro o bien porque hayamos encontrado una oferta mejor con algún otro proveedor. Sin embargo, durante el proceso es posible que se nos pase el tiempo y que se haya realizado algún cargo a nuestra cuenta bancaria. En estas situaciones también podemos solicitar la devolución del recibo.

Errores en el pago

Cómo devolver un recibo

En algunas situaciones existe un error en la referencia de pago a la que se estan cargando los recibos, en estas ocasiones también es importante realizar la devolución del recibo para poder rectificar la información.

Para poder identificar errores como estos es importante que estemos al pendiente de nuestro estado de cuenta en el banco, y es que si bien recibiremos la notificación por parte de la empresa que no ha recibido el pago, lo mejor es que con tiempo identifiquemos estos posibles errores.

Montos incorrectos

Otra de las situaciones en las que podemos tomar la decisión de devolver un recibo es cuando el monto que se cobró no es el indicado. Es muy importante que en todas las situaciones tengamos el buen habito de guardar los documentos que puedan servir como comprobantes de todos los trámites y acuerdos a los que llegamos con el proveedor de servicios.

Devolviendo el recibo

Lo primero que aclararemos es que cualquier usuario de un banco tiene el derecho de poder devolver un recibo si este no quiere pagarlo, pero existen dos situaciones en las que se pueden realizar los trámites para poder devolver el recibo.

El primero de los casos es cuando el motivo de la devolución es que se nos ha cargado o cobrado una cantidad incorrecta, que no coincide a las especificaciones de los contratos que firmamos, generalmente nuestras reclamaciones son cuando el cobro realizado es mayor al que se acordó, sin embargo, es muy importante que en caso de que el monto sea menor al acordado también resolvamos el asunto.

Anteriormente mencionábamos la importancia de guardar todos los documentos que tengan relación con el trámite de contratación, y es que en estos casos será muy importante que entreguemos el documento en el que se especifique el monto que acordamos en pagar para que así el banco pueda cotejar las cantidades y autoriza la devolución del recibo.

Esto último es muy recomendable porque hay ocasiones en las que la empresa puede llegar a considerar el pago como incompleto, y esto puede generar recargos para el siguiente pago. En algunas otras ocasiones esto puede ser alguna cláusula que se especifique en el contrato. Es por ello por lo que es de suma importancia que consideremos atender estas situaciones lo más pronto posible; si bien esto puede llegar a no ser causa de devolución de recibo es algo que se debe tener en cuenta.

Ahora bien, si no se cumple con el requisito de que el monto cobrado y el acordado con la empresa no concuerden también podemos realizar la devolución del recibo, pero en esta situación existen algunas restricciones.

Uno de los requisitos indispensables con los que tenemos que cumplir es que es que el momento en que realicemos el tramite no sea posterior a 8 semanas de que se realizó la transferencia de dinero. Así que si estamos dentro del plazo es posible realizar el trámite de devolución.

El proceso de devolución

Cómo devolver un recibo

Este proceso se puede llevar a cabo de dos maneras diferentes, la primera es asistir a algunas de las sucursales físicas del banco, en esta situación el acercarnos con un ejecutivo de cuenta nos dará la facilidad de poder solucionar todas las dudas que tengamos al respecto, y de esta manera podremos realzar el tramite; ahora bien, es muy importante que al realizar estos trámites contemos con una copia de todos los documentos que nos solicitaran para realizar las reclamaciones y los tramites.

La otra opción con la que contamos es realizar la solicitud y el trámite por internet; si nos decidimos por esta opción tendremos que ingresar al portal de nuestro banco, una vez que estemos en su página principal hay que ingresar al apartado línea abierta. Una vez accediendo a este menú encontraremos varias opciones entre las que debemos escoger “recibos” que se encuentra dentro de la pestaña de “cuentas”.

Una vez que se ingresó a esa opción, se nos desplegara una lista en la que vienen incluidas las cuentas que tengamos; ahí se tiene que seleccionar el enlace que se titula “histórico”, este tiene que corresponder a la cuenta con la que deseemos realizar el trámite. Una vez seleccionado esta opción se desplegará el listado completo de las domiciliaciones.

En este punto debemos seleccionar la domiciliación de la cual deseamos devolver el recibo. Una vez que entramos a esa sección lo único que hay que hacer es dar clic en el enlace “devolver”. Y ese es todo el trámite que debemos realizar.

Dejar de pagar

Otra de las opciones que nos aparecerá es no pagar más, esto es para que ya no se realicen los cobros automáticos a nuestra cuenta. En este punto debemos aclarar lo siguiente, y es que habíamos mencionado que en algunas ocasiones las empresas recurren a artimañas para que el cliente contrate sus servicios de manera sencilla, pero hace difícil el proceso para dar de baja el servicio. En estos casos muchas personas, lo que suelen hacer es simplemente eliminar la domiciliación, pese a que el proceso correcto es realizar un burofax, que es un formato que se llena y se envía con la finalidad de dar de baja el servicio que ya no se requiere.

Esto suele causar que al usuario se le envié al RAI o ASNEF, y en la mayoría de luso casos esto pasa sin que se le notifique al usuario, por lo que puede llegar a causarle problemas con tramites consiguientes. Por ellos es recomendable que sin importar cuales sean las causas para dar de baja el servicio, lo hagamos con los tramites correctos.

Domiciliar los pagos

Cómo devolver un recibo

Como se mencionó al comienzo de este articulo el domiciliar algunos pagos a nuestras cuentas bancarias es un trámite que en verdad nos facilita bastante la vida, y es que es mucho más sencillo el poder controlar nuestros gastos, y nos facilita el proceso de realizar los pagos en establecimientos físicos o bien en ir a realizar los depósitos; sin embargo, antes de tomar la decisión de domiciliar el pago, es muy importante que consideremos si es esto necesario.

La razón por la que damos este consejo es que en muchas ocasiones el hecho de que todo el trámite del pago se haga en automático, es posible que perdamos el habito de revisar como van nuestras finanzas, y debido a ello también es posible que más adelante nos encontremos con alguna dificultad. Ejemplificando lo anterior se podría hablar de una situación hipotética en la que durante varios meses algún pago domiciliado haya aumentado sin que se nos avisara, así que, si no tenemos el hábito de revisar nuestro estado de cuenta, es posible que estemos pagando dinero de más.

Ahora bien, cuando se decida por domiciliar los pagos es sumamente recomendable que mantengamos un hábito para revisar el estado de cuenta, para facilitar esto podemos definir un horario en específico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *