¿Cómo cotiza la ley de cambio climático en bolsa?

cambio climáticoUna de las medidas que están contempladas a través de la ley de cambio climático es la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en el año 2040. Esta propuesta gubernamental está recogida en un borrador de trabajo de esta normativa para mejorar el medio ambiente y con la que se planea rebajar un 20 % las emisiones de CO2 en 2030 y que al menos un 70 % de la electricidad sea renovable. Una de las consecuencias en su aplicación consistirá en la potenciación del coche eléctrico en detrimento de las energías más tradicionales.

«A partir del año 2040 no se permitirá la matriculación y venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono», apuntan las informaciones emitidas desde el Ministerio de Transición Ecológica. Hasta el punto de que uno de los planes más ambiciosos por parte del ejecutivo reside en impulsar progresivamente la instalación de un mínimo de 3.000 MW de potencia al año entre los años 2020 y 2030. En lo que es considerado con un plan de energía saludable de cara al largo plazo.

De todas formas, un programa de estas características lleva aparejado una serie de efectos muy directos sobre los mercados de renta variable. En donde sin lugar a dudas hay unos beneficiados y unos perjudicados de tales medidas y que puedes aprovechar en el momento de tomar posiciones en los mercados financieros. No obstante, sus efectos no los notarás en el corto plazo al menos en toda su intensidad. Serán principalmente los sectores vinculados con la energía, electricidad y sobre todo el petróleo los más afectados por las mencionadas medidas.

Ley de cambio climático

gasolinaDesde luego que esta no es una buena noticia para las empresas ligadas con el potente sector del petróleo. No en vano, los consumidores tendrán menos dependencia de esta activo financiero para coger su coche ya que esta ley lo que trata de conseguir es de incentivar el uso del coche eléctrico por encima de otras consideraciones más particulares. De hecho una de las noticias más relevantes que nos depara el nuevo año que acabamos de comenzar es que la empresa fabricante de coches Volvo ha anunciado que a partir de 2019 tan solo venderá coches eléctricos. Se trata de un cambio brusco en su línea de negocio, con amplias repercusiones en los mercados financieros.

Por otra parte, tampoco puede olvidarse que otro de los grandes del sector como es Toyota, ha anunciado hace pocos meses que dejará de vender vehículos diésel en Europa. Este factor conllevará que la comercialización de los coches eléctricos se incremente a partir de estos momentos. Aunque queda por resolver bajo que intensidad se realizará en los próximos meses o incluso años. En este sentido, las diversas empresas de electricidad están facilitando la labor al crear diferentes puntos de recarga para esta clase de vehículos que no contaminan el medio de ambiente.

Afectará al precio de las petroleras

Una primera consecuencia de la aplicación de la ley de cambio climático es que el beneficio en las petroleras sea menor que hasta estos momentos. Esto se trasladará en mayor o menor medida a que la valoración de sus precios se corrija en función de los recortes experimentados por este importante activo financiero. En los mercados financieros nacionales de renta variable el gran perjudicado de esta reciente medida será la petrolera Repsol que podrá reducir el nivel de sus precios al corto y medio plazo. Cuando en estos momentos su cotización está situada en una franja muy amplia que se mueve entre los 13 y 16 euros la acción. Pero al descender su consumo lógicamente sus beneficios decrecerían sustancialmente, incluso para situarse en unos niveles muy por debajo de los marcados en estos momentos.

Más compleja es la situación respecto a los mercados internacionales en donde la presencia de grandes multinacionales del petróleo es muy activa. Pero pueden acusar este duro golpe al sector con un ajuste en sus cotizaciones. Desde este escenario general, la medida más prudente para los pequeños y medianos inversores consistirá en no tomar posiciones en este sector. Hay otros con mejores perspectivas de crecimiento y a pesar de que el precio del crudo está en uno de los niveles más altos de los últimos años. En donde el precio de barril está muy próximo a  los 80 dólares el barril.

Aumentará el negocio de las eléctricas

cochesPor el contrario una de las grandes beneficiadas de esta medida son las compañías del sector eléctrico que verán como aumenta su producción a partir de estos momentos. En especial en los plazos dirigidos al medio y largo y que se deberían ver reflejados en la cotización de sus precios. Esto es al menos en teoría ya que este factor depende de otras variantes que son muy relevantes para su conformación. En este sentido, no puede olvidarse que se va a  impulsar la instalación de un mínimo de 3.000 megavatios (MW) de potencia al año en instalaciones de producción eléctrica.

En España, las empresas que mejor encajarán esta medida sobre la protección del medio ambiente son Endesa, Iberdrola y la antigua Gas Natural. De momento, y a pesar del buen momento que están pasando por la renta variable, no están importando esta variación en sus modelos de negocio. Aunque todas ellas se encuentran en la zona alta de sus cotizaciones y algunas como Red Eléctrica Española incluso se ha situado en las últimas semanas en la figura de subida libre. Una de las ventajosas para los pequeños y medianos inversores ya que la corriente compradora se está imponiendo con una especial claridad sobre el papel y las ventas.

En el medio y largo plazo

De todas formas, estas medidas del gobierno debieran canalizar una corriente compradora dentro de unos años. Con lo que la inversión en las compañías eléctricas puede ser muy rentable a estos plazos de permanencia. Por otra parte, tampoco puede olvidarse que reparten un dividendo entre sus accionistas muy generoso. Con una rentabilidad fija y garantizad que oscila entre el 5 % y 7 %, en función de la compañía cotizada. Para conformar una renta fija dentro de la variable, independientemente de lo que pase en los mercados de renta variable. Algo que es muy beneficioso en los momentos de gran debilidad en los mercados financieros de renta variable.

De esta forma, una de las alternativas para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos está representada por las compañías eléctricas, que además presentan un modelo de negocio que siempre ha sido muy estable. Hasta el punto de ser consideradas como valor refugio en los momentos de mayor inestabilidad y volatilidad en las bolsas. Puedes conformar tu próxima cartera de inversión con algunos de estos valores bursátiles con el objetivo de obtener un rendimiento, eso sí no al corto plazo. Con un riesgo menos en las exposiciones desarrolladas a partir de las nuevas medidas por parte del gobierno de la nación.

Estrategias para llevar a cabo

Como consecuencia de este escenario que conlleva la puesta en marcha de la ley de cambio climático es la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en el año 2040, no quedará más remedio que variar las estrategias en la inversión. Sustituyendo a las compañías ligadas al crudo por las eléctricas y más allá de otras consideraciones técnicas y hasta también desde el punto de vista fundamental. Con la meta de que dentro de unos años puedas aumentar el capital que tienes invertido en la bolsa a partir de ahora. No en vano, este debe ser tu principal objetivo desde estos precisos momentos.

Otra meta en tus inversiones deberá ir dirigida a la eliminación de cualquier clase de riesgos en tus operaciones en bolsa y en este sentido nada mejor que alejarse de las petroleras. En especial en movimientos que van desarrollados a los plazos más largos. Pueden ser sustituidos por el sector de la electricidad que puede beneficiarse de este nuevo escenario en el medio ambiente. Por otra parte, también deberá tenerse en cuenta que el actual gobierno pretende modificar, con carácter excepcional, aspectos puntuales de la planificación de la red de transporte de electricidad. Esta será un nuevo incentivo para los intereses de las compañías eléctricas.

Instrumentos financieros

inversiónMientras que por otra parte, buena parte de las eléctricas no han recogido esta situación coyuntural no quiere decir que no lo vaya a hacer en los próximos años. Aunque la gran duda reside en que momento lo hará para estar posicionado y recoger el incremento en el precio de las acciones. Por su parte, desde la Administración General del Estado se apunta a que “no realizará nuevas inversiones en participaciones o instrumentos financieros cuya actividad incluya la explotación, extracción, refinado o procesado de combustibles fósiles”.

No en vano, de lo que esperan buena parte de los inversores es que estas medidas les ayuden a canalizar sus inversiones de una manera eficaz y conforme a sus intereses. Que es al fin y al cabo de lo que se trata en esta ocasión para mejorar sus posiciones en la renta variable en un plazo razonable.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.