¿Cómo aprovechar la pujanza del turismo en la inversión?

El sector turístico español es el tercero más potente del mundo, solo por detrás de Estados Unidos y Francia. Este es un hecho que puedes aprovechar para rentabilizar los ahorros a través de los valores bursátiles de estas características. No obstante y a pesar de la relevancia de la industria turística nacional, tan solo cuatro compañías cotizan en el índice de referencia de la renta variable española, el Ibex 35: Amadeus, AENA, IAG y Sol Meliá. Aunque al menos para satisfacer la demanda de estos inversores tan especiales que desean invertir en el sector turístico por encima de todo.

El turismo es la primera industria de la economía española, pero a la vez un sector muy desaprovechado en bolsa por las pocas empresas que están representadas en el mercado continuo. Los Movimientos Turísticos en Fronteras (FRONTUR) durante el pasado año avalan la posición privilegiada del turismo español al poner de manifiesto que un total de 81,8 millones de turistas visitaron nuestro país durante este periodo.

Estos datos representan un incremento del 8,6 % con respecto al flujo turístico del año anterior. Hasta el punto de constituirse en la tercera potencia turística mundial, solo por detrás de Estados Unidos y Francia, con los datos actualizados de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Y todo ello a pesar de ponerse de manifiesto una cierta desaceleración en los flujos turísticos provenientes de fuera de nuestras fronteras, tal y como está pasando en los meses de verano: julio y verano. En donde se ha producido una caída de visitas de casi el 2 % con respecto al anterior ejercicio.

Turismo un sector muy estable

Estos datos coyunturales es un motivo adicional para que los inversores se interesen por este importante segmento profesional. No obstante, y a pesar de su especial incidencia en las cuentas públicas nacionales, no cuenta con un sector específico dentro de la renta variable española. Tal y como ocurre con la construcción, servicios financieros o tecnología y comunicaciones. Sino que por el contrario está englobado en los servicios de consumo, junto a medios de comunicación y cadenas de distribución alimentaria. Este es uno de los principales inconvenientes para identificar con meridiana nitidez a las empresas turísticas que pueden conformar la cartera de valores de los minoristas.

Se trata de un sector cuyas actividades empresariales están muy diversificadas y llega a afectar a alojamientos hoteleros, transportes aéreos, ocio y centrales de reserva. Cada uno de ellas tan solo cuenta con unos pocos representantes como para satisfacer una demanda en la inversión mayoritaria. Tampoco hay ninguna referencia de relevancia en el extranjero como para establecer una comparativa con otras compañías del sector. Pero aun así presentan una serie de características que son comunes a todas ellas. Vinculadas tradicionalmente con el flujo turístico, con las infraestructuras que aportan a los viajeros y por lo que respecta a España, con la oferta de “sol y playa” que es su activo más importante en relación a sus principales competidores.

Empresas cotizadas del sector

En estos momentos, apenas una decena de las cerca de 130 empresas que están integradas en el mercado continuo están dedicadas a esta actividad. Con tan solo cuatro representantes en el Ibex 35 (Amadeus, AENA, IAG y Sol Meliá). A diferencia de anteriores ejercicios, sus cotizaciones en lo que se lleva de año son inferiores a las generadas por el índice selectivo de la bolsa española (-0,67 %). En donde tan solo un valor del sector turístico muestra un mejor comportamiento, en concreto Amadeus que se deprecia levemente hasta el 0,35 %. Afectados en todos los casos por la caída histórica (5 %) de la bolsa de Estados Unidos.

Con líneas de negocio, incluso dentro del mismo segmento empresarial, tal y como ocurre con los dos únicos representantes de la hostelería, que representan nichos de negocio diferentes. Mientras que la cadena Sol Meliá basa su oferta principalmente en el segmento “sol y playa”, NH Hoteles se fundamenta en el turismo urbano y business travel.

Representantes de las aerolíneas

Por su parte, las líneas aéreas que cotizan en el mercado continuo español, IAG y eDreams, mantienen unas mismas constantes comerciales y en ambos casos el precio de sus acciones depende del nivel en el que se desenvuelve el precio del petróleo en los mercados financieros. Otras propuestas objeto de las operaciones de los inversores son Amadeus o Parques Reunidos, aunque desde planteamientos diferentes a las anteriores.

Es un sector en general que está muy vinculado al crecimiento económico. Mientras mayor sea el proceso expansivo en las economías, mejores resultados empresariales obtendrás las cotizadas. Para que de esta manera se traslade al precio de las acciones. Por otra parte, y como elemento negativo, destaca su mayor sensibilidad hacia los atentados terroristas que tienen lugar en alguna parte del planeta. No en vano, tiene una incidencia directa sobre los desplazamientos de los viajeros.

Atentados terroristas en Barcelona

Hasta el punto de que después de los atentados en Barcelona del pasado verano, fueron los valores turísticos los que lideraron las pérdidas en todas las bolsas europeas. En España, con caídas por encima de las generadas por el Ibex 35 (1 %). IAG, con depreciaciones del 3 %, y NH Hoteles y Sol Meliá, en torno al 2,5 %. Dejándose en pocas horas casi 300 millones de euros en los parqués bursátiles. Como el sector más perjudicado de estas actuaciones terroristas y por encima de otros valores de la renta variable nacional. Este este es uno de los graves peligros a los que se enfrenta el sector ya que es mucho más sensible a que las caídas se instalen con fuerza en las posiciones de los valores de estas características.

No en vano, cuando se produce alguna de estas graves incidencias lo más sensato que pueden hacer los pequeños y medianos inversores de alejarse (aunque sea momentáneamente) de estos valores. Porque suelen sufrir recortes en sus precios de una manera muy espectacular. Con bajadas de más del 5 % y que se mantienen mientras duran las incertidumbres. Es cierto que no solo corresponden a los valores del sector turístico, pero sí que es el más sensible para agudizarlas con respecto a su intensidad. Y ahora desgraciadamente estamos inmersos en un proceso de estas características, en donde en el momento menos esperado puede acontecer un atentado con estas señas de identidad.

Aportaciones de los valores turísticos

Esta clase de propuestas para invertir el dinero en la renta variable se caracteriza fundamentalmente porque dependen más que nunca del consumo. En este sentido, son muy parecidos a los valores cíclicos, que se comportan mejor en los periodos expansivos y peor en los recesivos. Es decir, tienes que saber operar con ellos para no llevarte alguna que otra sorpresa durante el curso bursátil. Por otra parte, son valores bursátiles con los que sus líneas de negocio estás más familiarizado, entre otras razones porque con toda su seguridad las estás utilizando tú mismo para pasar las vacaciones o sencillamente disfrutar de algún que otro viaje o desplazamiento.

También debes tener en cuenta a partir de ahora que los valores turísticos están más relacionados a España que a otro país internacional. Aunque sin que esté debidamente reflejado en el número de compañías cotizadas en la bolsa española. No en vano, todavía son muy pocas si se tiene en cuenta el peso que ejerce nuestro país dentro del sector turismo internacional. En donde incluso cuenta con las ferias del sector más representativas en todo el mundo. En este sentido, o puede olvidarse que el denominado sol y playa en España es considerado como un activo financiero. Algo que no ocurre, por ejemplo, en Eslovenia, Polonia o Suecia por citar tan solo algunos ejemplos.

¿Cómo operar con estos valores?

Otro de los aspectos a valorar es la operativa en esta clase de valores bursátiles. Pues bien, uno de los momentos más propicios para tomar posiciones es en los meses de verano. Precisamente porque es cuando más se agudizan los flujos turísticos y en donde las actividades de las empresas del sector son mayores. En teoría este hecho se debía materializar con una subida en los precios de las cotizaciones. Aunque desde luego no siempre es así, ni mucho menos. Porque también dependen de otros factores muy relevantes y que por supuesto deben tenerse en cuenta a partir de estos momentos. En especial, cuando las empresas turísticas son tan pocas en la actual oferta que ofrece la renta variable nacional.

Desde este escenario general, otro factor en el que hay que detenerse es en el referido al pago de dividendo por parte de estas empresas. Son muy pocas las que se encargan de repartirlo y con una rentabilidad muy pequeña que raramente excede del 4 %. Por debajo del presentado por otros sectores de la renta variable nacional. Desde esta perspectiva, los dividendos turísticos no son muy rentables y mucho menos rentables para los inversores. Por otra parte, uno de los mejores atractivos para tomar posiciones en estas compañías es la estabilidad que representa el turismo en la economía española. Aunque no se ha notado excesivamente en una importante apreciación en el precio de estos valores. En teoría este hecho se debía materializar con una subida en los precios de las cotizaciones.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.