¿Cómo ahorrar dinero en las operaciones en bolsa?

Uno de los objetivos de cualquier inversor en bolsa, no es solo rentabilizar sus ahorros. Sino también optimizar sus operaciones al ahorrar dinero en las mismas. Se trata de una operación que puede llevarse a cabo a través de una serie de consejos que pueden adoptarse sin muchas dificultades a partir de estos momentos. En donde hay muchas estrategias para satisfacer esta necesidad que albergan buena parte de los usuarios bursátiles. En donde solo se necesitará una buena dosis de disciplina para poner en marcha esta clase de actuaciones que pueden llevar a que al final del año los inversores tengan mayor liquidez en su cuenta de ahorro.

Desde esta perspectiva en el mundo de la inversión estas acciones pasan necesariamente por la optimización de cada una de las fases de la que consta este proceso tan especial. Desde dirigirse los mercados de renta variable con las comisiones más competitiva a desarrollar compras y ventas de valores con un mejor ratio de eficiencia. En donde se pueden disminuir los costes de estas operaciones y hasta niveles que pueden llegar a sorprender a los propios pequeños y medianos inversores. Porque este es al fin y al cabo una de sus metas más relevantes al relacionarse con el complicado sector de la inversión.

Mientras que por otra parte, para ahorrar dinero es necesario tener un mayor seguimiento de los movimientos que vayas a realizar desde este preciso momento. Al igual que un perfecto conocimiento de las comisiones que implica operar en los mercados de renta variable, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Porque no se puede olvidar que puede haber divergencias de hasta el 30 %. Es decir, que  cuentas con un  gran potencial para ahorrar dinero en los movimientos en bolsa. Mucho más de lo que piensas desde un principio, tal y como vas a poder comprobar a continuación.

Ahorrar en bolsa: mercados nacionales

La primera regla para contener los gastos en los mercados de renta variable se basa en dirigir tus operaciones a los mercados financieros domésticos que son los que presentan las comisiones más bajas del mercado. Además incorporan a los valores con los que estás más habituado a llevar las operaciones de compra y venta de acciones y que te pueden llevar a reducir los gastos todos los  años. No de una forma muy potente, pero si que al menos eficaz y que te puede ayudar  a que el resultado final de tus operaciones sea mucho más rentable a partir de estos momentos. Por otra parte, realizado sin mucho esfuerzo a diferencias de otras estrategias de similares características.

Por otro lado, no puede olvidarse que este sistema en la reducción en los gastos no te va a suponer ningún problema para realizar las operaciones en bolsa. No en vano, los mercados financieros nacionales son en donde has operado hasta estos momentos. Hasta el punto de que no tendrás la necesidad de irte fuera de nuestras fronteras para rentabilizar el capital disponible. Al igual que el hecho de que tienen un mejor seguimiento en los medios de comunicación especializados en el mundo del dinero.

Agrupar las operaciones de compra

Por otra parte, otra estrategia que puedes llevar a cabo a partir de estos momentos es la que está vinculada con las propias características de las operaciones. Es decir, es mucho mejor realizar pocas operaciones en bolsa y de gran cuantía que muchas y de muy poca cuantía económica. Para que de esta forma, el propio inversor pueda reducir los gastos por esta clase de movimientos y que al final puede llevar a que el ahorro alcance niveles de hasta el 25 %. En especial, si se aprovechan las ofertas y promociones que vienen realizado los intermediarios financieros para sus comisiones de bolsa. Hasta el punto de que puede haber muchas divergencias de una a otra propuesta bancaria y que es el factor que propicia que se pueda ahorrar mucho dinero en cada una de las operaciones bursátiles.

Mientras que por otra parte, esta estrategia en la inversión genera que haya menos márgenes para equivocarte y por lo general basado en valores bursátiles mucho más sólidos y estables. Desde este escenario, es preferible realizar o llevar a cabo pocos y más rentables operaciones que muchas y a veces muy poco fundamentadas operaciones. Porque en efecto, este es uno de los errores que suelen cometer con mayor frecuencia los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que esta estrategia suele ser la fuente de sus pérdida en su cartera de valores. Tal y como con toda seguridad habrá sucedido en buena parte de las ocasiones en los últimos años.

Optar por las ofertas de los bancos

Este es otro de los sistemas que pueden generar mayor liquidez a la cuenta de ahorro de los pequeños y medianos inversores debido a que reduce sensiblemente el coste de las operaciones en los mercados financieros, tanto nacionales como fuera de nuestras fronteras. Cada vez son más frecuentes las ofertas y promociones que viene realizando las entidades de crédito para movimientos intradia o desarrollados en la misma sesión bursátil. En donde los usuarios se pueden ahorrar casi la mitad de las comisiones a través de las tarifas más agresivas y que harán que al final del año tengan más dinero en la cuentas de su banco de siempre.

Desde este punto de vista, el éxito en este tipo de operaciones reside en la virtud de comprar y vender títulos en una misma sesión bursátil. Cuando se encuentren cotizando en los precios mínimos y máximos respectivamente, con el objetivo prioritario de obtener ganancias mínimas aunque muy frecuentes. Esto es algo que normalmente sucede en los períodos alcistas, de ahí la precaución que debe tomarse con las operaciones intradia. En especial, si los pequeños y medianos inversores no cuentan con un alto nivel de aprendizaje en esta clase de operaciones en los mercados de renta variable. Tanto en las plazas nacionales como fuera de nuestras fronteras.

Ajustar los precios en intradia

Antes de canalizar una orden de compra o venta, lea detenidamente su contenido y asegúrese de que todos los aspectos que usted desea incorporar han sido correctamente recogidos: precio, volumen, plazo de vigencia, etc., así como de que dispone de los títulos o el efectivo necesario. Asimismo deberá informarse sobre las condiciones y supuestos de revocación de las órdenes de valores previamente. Ello le concederá una mayor capacidad de actuación en caso necesario, especialmente en las operaciones realizadas durante la misma sesión bursátil.

Otro punto que deberá tener presente es que la operativa en mercados de valores extranjeros puede presentar ciertas particularidades con respecto a la nacional. Para ello deberá informarse antes de dar una orden de las características de esos mercados, de las implicaciones en materia fiscal y del importe de las comisiones asociadas a la operación. Pero en cualquier caso, si se sabe ajustar muy bien los precios de entrada y bajada en los valores bursátiles no cabe duda de que puede ser otra fuente para ahorrarse mucho dinero en esta clase movimientos.

Evitar promediar en bolsa

Bajo ningún aspecto debes promediar en las operaciones en los mercados de renta variable porque lo más probable es que se acentúen tus pérdidas en cada una de estas operaciones. Además, es una fuente de gastos que te puede elevar considerablemente el desembolso en comisiones y otros gastos que tienen esta clase de movimientos. Hasta el punto de podrá doblar o incluso triplicar el dinero que tendrás que destinar a estos trámites en la compra y venta de acciones en la bolsa. De una forma innecesaria ya que generalmente cuando promedias en bolsa es a través de valores que están inmersos en un canal bajista muy pronunciado.

A través de esta estrategia bursátil el inversor persigue limitar las pérdidas que pudiera tener. Pero de hecho esta operación se realiza cuando el valor de una compañía se encuentra en tendencia bajista, produciendo –en la mayoría de las ocasiones- mayores pérdidas en la inversión, de ahí su peligro. Con el inconveniente de que te gastarás mucho más dinero en la gestión de tu cartera en la inversión. Es una disfunción que al fin y al cabo debes evitar a toda costa porque se trata de uno de los movimientos más peligrosos que puedes realizar en el sector de la inversión. Y fuente de que al final tengas unas pérdidas muy altas en cada una de las operaciones abiertas en los mercados financieros.

Por otra parte, hay que incidir en que uno de los principales inconvenientes de utilizar esta estrategia bursátil, es que a la larga, el inversor tendrá que hacer frente a un mayor desembolso económico en concepto de comisiones por el mayor número de operaciones realizadas, y que puede elevarla al triple de la cantidad inicialmente presupuestada. No quedará más remedio que aceptar el error y, si se quiere, abrir posiciones en otras compañías que no se encuentren en la misma situación. En donde es muy importante saber controlar el efecto psicológico de comprar más barato y que al final no te puede servir para limitar las pérdidas, tal y como es el deseo de los usuarios bursátiles.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.