¿Cómo afecta la prima de riesgo a la bolsa?

La prima de riesgo es uno de parámetros más importantes para determinar la evolución de los mercados bursátiles. No en vano, los inversores lo miran todos los días para determinar las decisiones que van a tomar para rentabilizar sus ahorros. No obstante, en primer lugar será necesario conocer que es lo que quiere decir en realidad este importante término económico. Pues bien, la prima de riesgo es antes que nada que la diferencia entre el interés que se pide a la deuda emitida por un país cuyos activos tienen mayor riesgo respecto de otro libre de riesgo.

De todas formas y para comprendas mejor su significado real debes conocer que es esta clase de prima es más conocida entre buena parte de los inversores como el riesgo de un país. Porque en efecto, nada menos y nada más que mide los riesgos por los que puede pasar una nación, sea la que fuese. Y ha sido tan conocido por los sucesos que se ha desarrollado durante la reciente crisis económico, en donde todos los días lo primero que hacían todos los intermediarios financieros era constatar cuál era la prima de riesgo de España. Porque en buena parte, y en función de su evolución, la bolsa baja o subía con más o menos intensidad.

Una de las claves de la prima de riesgo es como se realiza su cálculo ya que a veces genere algún que otro problema para llegar al porcentaje de este importante dato económico. Pues bien, la prima de riesgo española, como la de otro cualquier país de nuestro entorno, se calcula restando del interés que se paga por los bonos a diez años españoles el interés que se paga por los bonos alemanes en puntos básicos. Porque en efecto, este bono germano es el punto de referencia para determinar cuál es su nivel en cada momento. Con una repercusión más bien diferente, en función de su evolución.

Vinculación con la deuda alemana

Para determinar cuál es la prima de riesgo es muy importante tener en cuenta que no solamente cuenta la debilidad de la deuda española si no también la pujanza de la deuda alemana. En esta actuación, es mucho el dinero que pasa de mano y muchos los beneficiados y los perjudicados. Es uno de los temas que hará que poner de manifiesto en este artículo. Porque puede ayudarte a tomar posiciones en uno u otro activo financiero. Hasta el punto de que puedes ganar mucho dinero, pero por las mismas razones dejarte excesivos euros por el camino. Es un tributo que hay que pagar a la prima de riesgo de un país, en este caso España.

Dentro de este escenario general, la prima de riesgo cotiza en los mercados financieros como si fuese un activo financiero ya que al fin y al cabo lo es. Con variaciones constantes todos los días y que al final determinan la rentabilidad de las inversiones. En este sentido, supone un mayor beneficio para el inversor a cambio de asumir mayor riesgo. Como verás, la palabra riesgo siempre está presente en todas sus actuaciones, como por otra parte es lógico de entender. Y en cierta forma, se ha instalado en el diccionario de buena parte de los pequeños y medianos inversores. De una u otra forma, como es natural y por otra parte comprensible.

Prima de riesgo: sus niveles

En estos momentos será completamente necesario conocer porque la prima de riesgo está en unos u otros niveles. Pues bien,  cuando se dice que la prima de riesgo en España está en niveles de los 100 puntos básicos quiere decir que no hay riesgo para la economía nacional. Es decir, es un escenario realmente favorable para la actividad económica. Con una repercusión muy clara sobre los mercados de renta variable al favorecer que las bolsas mantengan una tendencia alcista como consecuencia de este diagnóstico. En donde las compras se imponen con gran nitidez sobre las ventas. Es en definitiva una noticia que es muy bien acogida por todos los intermediarios económicos y entre ellos no podían faltar los inversores.

Por el contrario, cuando la prima de riesgo está desbocada, como por ejemplo por encima de los 400 puntos básicos tiene un significado completamente opuesto. Es en realidad el fruto de que los riesgos son muy altos y hay que hacer grandes esfuerzos para cambiar esta tendencia o ciclo económico. Como se puede comprender, los mercados financieros no toman muy positivamente este hecho y son frecuentes las caídas en las bolsas, incluso con una especial intensidad. Más o menos es el reflejo de lo que pasó España al inicio de la crisis económica, en torno a los años 2012 y 2013 en donde su prima de riesgo llegó a unos niveles realmente alarmantes.

Efectos de una prima de riesgo alta

Es el momento de analizar sus repercusiones en la economía de un país y muy especialmente cuando este nivel de cotización es muy alto. Porque sus implicaciones son más relevantes de lo que te puedes creer desde un principio. Afectando directamente en el bolsillo de los propios consumidores. Pero ya es hora de que constates cuáles son sus efectos más importantes y como puedes notarlos a partir de estos momentos.
  • Un repunte considerable de la prima de riesgo sobre nuestro país también se refleja en la realidad más inmediata de las empresas. No en vano, implica un mayor coste de su financiación. Hasta el punto de que puede provocar que el paro se incremente al no poder asumir buena parte de su producción.
  • Uno de los efectos más directos de este escenario es que los intereses crecen considerablemente y como consecuencia de esta tendencia el estado deberá reservar mucho más dinero para poder pagarlos. Esto en la práctica significa que habrá menos dinero para gastos sociales, infraestructuras, tecnología y otra clase de servicios y prestaciones. No es el mejor de los escenarios, por tanto, para la mayoría de los ciudadanos ya que desde el estado se tenderá a una política económica basada fundamentalmente en el ahorro.
  • Desde luego que una elevación en la prima de riesgo no es buena noticia para el empleo, ni mucho menos. Porque en efecto, según cálculos realizados desde el sector bancario se indica que por cada 100 puntos básicos que sube la prima de riesgo, se dejan de crear cerca de 160.000 empleos en España. Se pone, por tanto, al poner de evidencia, de una clara relación entre una prima de riesgo alta y la generación de empleo en un país. Tal y como ha ocurrido en España durante los últimos años, en donde este parámetro económico ha pasado en unos años de 500 a menos de 100 puntos básicos como pasa en estos precisos momentos.

Menos créditos y más caros

Tampoco puede olvidarse otro hecho que tiene un importante reflejo en la sociedad y es el derivado por la necesidad para financiarse en los canales de comercialización habituales, en este sentido, las entidades bancarias tendrás que pagar más dinero por financiarse y este hecho se traslada inmediatamente al usuario. Esta realidad implica que la concesión de líneas de crédito se ralentiza y que las condiciones sean mucho peores que hasta ahora. Es decir, el cliente no tendrá más remedio que pagar unos intereses más altos para poder financiarse. Es decir, las dos partes del proceso saldrán claramente perjudicadas de esta tendencia en la prima de riesgo.

Por otra parte, también es muy relevante el hecho de que el consumo se ralentiza con gran intensidad. Hay menos dinero moviéndose y como consecuencia de ellos se perjudican las principales contantes económicas de un país. Hasta unos niveles que pueden llegar a ser muy peligrosos para todos. Es decir, menor crecimiento económico y más paro como algunas de las variables más importantes y que son notadas por buena parte de los agentes de la sociedad. Se trata de una espiral muy negativa que no tiene ningún punto positivo, tal y como te estamos indicando en este artículo.

El dinero busca otros mercados

Tampoco puede olvidarse que cuando se generan estos escenarios, el dinero cambia de manos. Esto quiere decir básicamente que los flujos de inversión tratan de buscar otros mercados financieros que les ofrezcan mayor seguridad y tranquilidad. Generalmente hacia plazas más estables, como por ejemplo la alemana o norteamericana. Es un reflejo de que el dinero en estos momentos no tiene patrias, sino que busca su propia rentabilidad, por encima de otras consideraciones técnicas. Y desde luego que en estos escenarios no es la mejor rentabilidad la que pueden encontrar.

Esta es otra motivación para que los grandes inversores se vayan con su dinero a otros mercados de renta variable. Con una presión vendedora sobre el precio de las acciones ya que la falta de compradores incide en que se produzca esta tendencia tan especial y que es identificada por los pequeños y medianos inversores. Porque no cabe duda de que podrá realizarse compras con precios más ajustados a la nueva realidad. Más allá de los posibles repuntes que se puedan dar en los mercados financieros nacionales, bajo una u otra intensidad. No en vano, es otro riesgo añadido que tienen los inversores.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.