¿Cómo afecta la decisión del Supremo en las hipotecas?

El Tribunal Supremo se reunirá en breve para tomar una decisión sobre quien correrá a cargo de abonar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas. Para que de esta forma, se conozca por fin si mantienen o no el nuevo criterio sobre si serán las entidades bancarias y no el usuario quien formalice este gasto al contratar este producto para la adquisición de una vivienda. Como dejó expreso una de las secciones de la sala el pasado en el mes de octubre. En cualquier caso, será una decisión de la que estarán muy pendientes los titulares de la hipoteca porque son muchos los euros que estén en juego en estos momentos.

Por lo pronto, el primer efecto de esta decisión es que se ha generado una cierta paralización en la comercialización de los créditos hipotecarios por parte de los bancos. Muchas de sus ofertas se han pospuesto a expensas de lo que pueda pasar en los órganos judiciales de nuestro país. En este sentido, es muy notable que estos productos han desaparecido momentáneamente de las webs de los bancos. De forma, que no se pueden suscribir las nuevas hipotecas durante el periodo de incertidumbre en que dure este proceso judicial.

La incertidumbre es el primer efecto que ha generado esta controvertida decisión ya que en estos momentos es muy complejo formalizar una hipoteca. Al menos canalizada por los medios tecnológicos. No obstante, esta decisión será más importante para los nuevos demandantes de una hipoteca ya que podrán variar sus condiciones en función de la decisión que vaya a tomar las autoridades judiciales. Mientras que  por el contrario, las personas que ya tengan contratadas un producto de estas características tendrán que esperar para que si finalmente tienen que devolverles el importe de este impuesto.

Hipotecas con intereses más altos

De cualquier forma, ya hay algunos bancos que han decidido elevar el precio o mejor dicho los intereses de sus créditos hipotecarios. Es decir, se han incrementado en unas cuantas décimas porcentuales con respecto a sus tarifas originales. Este hecho en la práctica supone que a partir de estos momentos habrá que realizar un mayor esfuerzo económico para contratar una hipoteca. De momento las alzas en los intereses de estos productos no son muy llamativas. Al generarse un aumento de un 0,10 % aproximadamente. Esto supondrá que habrá que pagar unos cuantos euros más en las cuotas mensuales de esta línea de crédito.

Hasta estos momentos había créditos hipotecarios con diferenciales que por primera vez estaban por debajo de niveles del 1 %. Aunque esta realidad habría que achacarla al abaratamiento en el precio del dinero y este es un escenario que ha cambiado de tendencia durante la segunda mitad del año. En cualquier caso hay una cosa segura que debes conocer los clientes y es que a partir de ahora ya no encontrarán diferenciales tan competitivos como los que había hasta estos momentos. Endeudarse no va a ser tan rentable como en estos pasados ejercicios y mucho menos en los próximos meses y sobre todo años.

Desaparecen las ofertas bancarias

Otro de los efectos de la decisión del Tribunal Supremo es que sus ofertas hipotecarias ya no están disponibles en el mercado, al menos durante un par de días o incluso semanas. Habrá que esperar a lo que dictaminan los órganos judiciales para constatar que va a pasar con este producto de primera necesidad para buena parte de las familias españolas. Por otra parte, también habrá que esperar a comprobar en qué condiciones se vuelven a comercializar las hipotecas a partir de tomar una decisión sobre el impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas.

Contratar una hipoteca durante estos días es mucho más complicado para los usuarios ante la indecisión jurídica que afecta al mercado hipotecario. Desde luego que las mejores ofertas ya son más complejas para suscribirlas y habrá que esperar unos días para tomar una decisión. Porque puede darse el caso de que incluso pueda darse una elevación en las comisiones que presenta este producto financiero. Más allá del tipo de interés en que sea comercializado por parte de las entidades de crédito. Los usuarios no tendrán más remedio que armarse de paciencia ante esta situación tan especial que se ha creado hace pocos días.

El Euríbor sube poco a poco

Otro de los aspectos a tener en cuenta en estos días es que el índice de referencia en el que se contratan las hipotecas a tipo variable ha generado la séptima subida consecutiva. Este es una mala noticia para todos los usuarios ya que repercutirá en al abono de sus cuotas mensuales. En la medida y proporción en que sean estas subidas en los mercados financieros. Desde este escenario general, la subida de la cuota podrá ser de entre 10 y 30 euros aproximadamente y en función del importe solicitado. Aunque lo peor para sus intereses es que la tendencia indica que seguirá subiendo durante los próximos meses.

A pesar de que el Euríbor sigue en niveles negativos, desde el año 2016, el punto de inflexión ya ha llegado. En estos momentos está situado en el – 0,145 %, el nivel más alto de los últimos nueve meses y en una clara tendencia a que siga bajando. Esto significa que se este efecto se va a trasladar a los usuarios que a partir de estos momentos tendrás unas cuotas mensuales más expansivas. De momento, su incremento no es muy significativo, pero puede serlo en un futuro no muy lejano si la evolución del índice de referencia europeo sigue de esta forma.

Riesgo de subidas más intensas

El mayor problema que tienen  en estos momentos los titulares de un crédito hipotecario es que el índice de referencia europeo pueda situarse en niveles positivos desde hace muchos años. Porque esta situación podría suponer diferencias en el pago de la hipoteca sean muy importantes y que en una demanda en torno a 200.000 euros podría suponer un gasto añadido muy cercano a 50 euros todos los meses. O incluso más a medida que la subida fuera progresiva a través de los meses. Este es un riesgo que tienen los usuarios por el hecho de suscribir una hipoteca a tipo variable.

Los créditos para la compra de una vivienda a tipo fijo, por el contrario, tienen la gran ventaja de que siempre se pagará la misma cuota mensual pase lo que pase en los mercados financieros. De esta manera gozarán de una mayor tranquilidad mientras dure el crédito hipotecario. Este es uno de los motivos por los que las hipotecas a tipo fijo han sido más demandadas por parte de los clientes, según los últimos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Hasta el punto de que han crecido por encima de las propias expectativas de las entidades bancarias.

Otra de las ventajas más relevantes por parte de las hipotecas a tipo fijo es que se constituyen sabiendo lo que hay que pagar en cada momento. Como consecuencia de esta especial característica, estarán en mejor disposición para planificar sus gastos y gestionar mejor su presupuesto personal  o familiar. A cambio de que no podrán beneficiarse de las bajadas en el precio del dinero, tal y como ha pasado en los anteriores años en que sí que ha sido muy rentable contratar una hipoteca a tipo variable.

Subida en las comisiones

La decisión que deberá tomar el Tribunal Supremo sobre quien correrá a cargo de abonar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas será muy importante también porque determinará que los bancos puedan elevar las comisiones de este producto financiero. Porque en efecto,  pueden subirlos en unas cuantas décimas porcentuales son respecto a sus tasas actuales. Este es un escenario que vienen advirtiendo buena parte de los analistas financieras ya que opinan que al final serán los propios clientes quienes tengan que asumir los gastos.

Por otra parte, esta alza en las comisiones de las hipotecas pueden establecerse en función de los criterios de cada entidad de crédito, en unos márgenes comerciales que oscilarán entre el 0,50 % y 2,00 % aproximadamente. En este sentido, hay que recordar que en estos momentos hay muchos de estos productos que están exentos de comisiones y otros gastos en su gestión. Pero como consecuencia de las buenas condiciones del mercado y por el hecho de que el tipo de interés estaba en uno niveles óptimos para aplicar esta rebaja tan sustancial.

Encarecimiento del dinero

De cualquier forma, hay una tendencia clara y es que el precio de los créditos hipotecarios va a ir subiendo poco a poco con el paso de los meses. En especial ante la previsible subida de tipos que se va a producir a partir del año que viene en la zona euro. Como consecuencia de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de elevarlo desde el 0 % en que están en estos momentos. Más allá de otra consideraciones técnicas que son inherentes a este producto bancario.

Esto supondrá que desde muy pronto los usuarios necesitarán mayores esfuerzos económicos para gestionar esta clase de productos. Ya nada volverá a ser como hasta ahora y los primeros pasos ya se están dando.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.