¿Cómo afecta a los usuarios bancarios las medidas de alarma ante el coronavirus?

El estado de pánico por el que atraviesa la ciudadanía también está afectado a sus relaciones con el mundo del dinero. No solo en lo que respecta a sus inversiones, sino también a si podrán disponer de sus servicios habituales en las entidades de crédito. Una vez que se ha desarrollado por parte del gobierno español el decreto que debe determinar el ámbito territorial, los efectos y la duración del estado de alarma, que no puede exceder de 15 días, salvo con una autorización del Congreso de los Diputados. Esta disposición constitucional permite limitar la circulación de personas, requisar temporalmente bienes, intervenir industrias y limitar o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.

El estado de alarma está regulado en el artículo 116 de la Constitución y en una ley orgánica específica, la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de estados de alarma, excepción y sitio. Además, se ha puesto en marcha a partir del sábado del cierre, y en buena parte de las comunidades autónomas de nuestro país, de todos los establecimientos y comercios excepto los de alimentación y primera necesidad desde el pasado sábado. Pero que por el momento, no va a afectar a las sucursales bancarias, que en mayor o menor medida estarán abiertas de cara al público para que puedan realizar sus operaciones más habituales.

En este sentido, los usuarios bancarios no notarán en exceso una deficiencia en el servicio y van solo los inversores deberán estar pendientes de sus movimientos en los mercados financieros por si desean tomar una decisión de urgencia en estos momentos.  En donde podrán agilizar sus operaciones de compra y venta en los diferentes productos de inversión y ahorro a través de los canales online con los que venían contando hasta estos momentos. Tanto en lo que se refiere a la compra y venta de acciones en la bolsa de valores, como en la contratación de otros productos financieros, como fondos de inversión, depósitos a plazo, warrants y otro serie de modelos más sofisticados y con un volumen de negocio muy notable.

Coronavirus: los bancos abrirán

Los bancos seguirán operativos mientras dure el estado de alerta impulsado desde el ejecutivo nacional. En este sentido, hay que recalcar que todas las entidades que operan en España mantendrán abiertas las sucursales, a pesar del estado de alarma anunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez. Las entidades de crédito apuntan en sus comunicados de prensa que la labor que prestan está considerada como un servicio público esencial y que, al igual que ocurre en Italia, donde no se han cerrado oficinas, en España tampoco se hará. Desde este aspecto, los ciudadanos no notarán ninguna clase de cambio en sus relaciones diarias con las entidades financieras. Aunque puede darse que alguna sucursal esté cerrada como consecuencia de las bajas laborales que se puedan producir.

Desde este punto de vista, se podrá operar en los mercados de renta variable de forma igual que hasta ahora, también en lo que se refiere a las sucursales físicas de las entidades bancarias. Al igual que en lo que respecta a la contratación de los diferentes productos para el ahorro: imposiciones a plazo fijo, planes de ahorros, productos para la pensión, etc. Aunque desde el aspecto operativo se recomienda que sean utilizadas las herramientas online para conseguir una optimización de las operaciones y órdenes a los mercados financieros. Como por ejemplo, a través de los diferentes dispositivos tecnológicos: teléfonos móviles, tabletas u otros aparatos de similares características.

El Euríbor cae con fuerza

Los efectos de este escenario de emergencia nacional también ha llegado al segmento de los créditos hipotecarios. Porque en efecto, el coronavirus ha provocado una reacción también a la baja del euríbor, el principal indicador de las hipotecas en España. Hasta el punto de que este  índice de referencia ha empezado el mes de marzo con una fuerte caída y amenaza con batir de nuevo los mínimos históricos de agosto de 2019, cuando cerró en -0,356 %. Este nuevo escenario estaría anticipando una rebaja en la cuota que deben pagar los titulares de este producto financieros, al menos en lo que se refiere al corto plazo.

Pero por otra parte, no puede descararse que las condiciones en su contratación se endurezcan a partir de estos momentos por parte de las entidades emisoras de las hipotecas. En cualquier caso, se anulan las previsiones sobre su regreso al terreno positivo. En este sentido, los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que son del mes de diciembre ponen de manifiesto que para las hipotecas constituidas sobre el total de fincas en diciembre, el tipo de interés medio al inicio es del 2,46 % (un 1,4 % superior al de diciembre de 2018) y el plazo medio de 21 años. El 57,0 % de las hipotecas son a tipo de interés variable y el 43,0% a tipo fijo. El tipo de interés medio al inicio es del 2,14 % para las hipotecas a tipo variable (un 2,8 % menor que en diciembre de 2018) y del 3,00 % para las de tipo fijo (un 4,3 % más alto).

Recomendaciones de ESMA

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés), junto con las Autoridades Nacionales Competentes (ANCs), está siguiendo de cerca la situación a la vista del impacto continuado en los mercados financieros de la Unión Europea (UE) del brote de COVID-19. Tras un debate de la Junta de Supervisores en el que se han examinado la situación del mercado y las medidas de contingencia adoptadas por las entidades supervisadas, ESMA hace las siguientes recomendaciones a los participantes en los mercados financieros:

Planes de continuidad de negocio. Todos los participantes del mercado, incluyendo las infraestructuras, deben estar preparados para aplicar sus planes de contingencia, incluyendo la puesta en marcha de medidas de continuidad de negocio para garantizar la continuidad operativa de acuerdo con las obligaciones regulatorias.

Difusión de información al mercado. Los emisores de valores deben difundir sin demora cualquier información significativa sobre el impacto del COVID-19 en sus magnitudes económicas fundamentales, perspectivas o situación financiera, teniendo en cuenta las obligaciones de transparencia recogidas en el Reglamento de Abuso de Mercado.

Información financiera. Los emisores de valores deben informar con transparencia sobre los actuales y los potenciales impactos del COVID-19 en su informe anual correspondiente a 2019 si aún no se ha formulado o, en caso contrario, en sus informaciones periódicas intermedias, en la medida de lo posible basándose en un análisis tanto cualitativo como cuantitativo de la actividad de sus negocios, situación financiera y rendimiento económico.

Gestión de fondos. Los gestores de fondos deben continuar aplicando los requisitos relativos a gestión de riesgos y actuar en consecuencia. Como consecuencia de esta actuación, este organismo ha decidido continuar analizando la evolución de los mercados financieros en relación con la situación generada por el COVID-19 y está preparada para utilizar sus competencias de forma que se asegure el funcionamiento ordenado de los mercados, la estabilidad financiera y la protección de los inversores.

Suspendidas las ventas a corto

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por otra parte, ha acordado prohibir las ventas en corto durante la jornada de mañana viernes 13 de marzo sobre todas las acciones líquidas admitidas a negociación en las Bolsas de Valores Españolas cuyo precio ha caído en más de un 10 % durante la sesión de hoy 12 de marzo de 2020 y sobre todas las acciones ilíquidas (en los términos del Reglamento Delegado (UE) 918/2012) cuya caída ha sido superior al 20%.

Las 69 acciones afectadas se relacionan en el anexo de esta comunicación. La decisión se ha tomado de conformidad con el artículo 23 del Reglamento (UE) 236/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, que faculta a las autoridades nacionales competentes para restringir temporalmente las ventas en corto en el caso de una caída significativa en su precio. Dentro de las acciones afectadas están todos los valores que integran el índice selectivo de la renta variable de nuestro país, el Ibex 35. Además de los valores más líquidos y con un mayor grado de capitalización del Mercado Continuo de España. Con compañía, como por ejemplo Atresmedia, Ebro o Liberbank, entre algunas de las más relevantes.

Las divisas las menos afectadas

Ebury, la institución especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, señala que la huida generalizada hacia la seguridad provocada por el coronavirus ha impactado principalmente en los mercados emergentes, cuyas divisas se vendieron la semana pasada con fuerza frente a la mayoría de las monedas del G10. Entre las monedas beneficiadas se encuentra el euro, que terminó la semana muy alto frente a sus principales pares (con la excepción del yen).

“Este repunte -asegura Ebury- respalda la teoría de que la caída de euro  en febrero a mínimos interanuales se debió más a técnicas de dinamización del mercado -particularmente por el uso del euro como moneda de financiación para operaciones de ‘carry-trade’-, que a un deterioro del mismo. Estas operaciones, que se están llevando a cabo en mitad del pánico, están impulsando la moneda común”. Ebury cree poco probable que esta tendencia cambie por ahora, “por lo que el euro debería tener esta semana un desempeño acorde a los activos de riesgo”.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.